Mundo

Indigentes torturan al hombre que les dio asilo, le quemaron las mejillas

Indigentes torturan al hombre que les dio asilo, le quemaron las mejillas

Dos indigentes torturaron sádicamente a un hombre, le presionaron un hierro caliente en la cara y le rompieron las rodillas con un martillo.

Por Yulsi Magaña

16/12/2020 03:44

La Verdad Noticias Informa sobre la tortura que infringió una pareja de indigentes drogadictos, contra el hombre que les abrió la puerta de su hogar su más que brutal, los peritos la describen como una retorcida manera de dañar.

Michael Rowbotham, de 44, y Natalie Wightman, de 39 años, le ataron las manos y pies con un cinturón, luego con una plancha de ropa hirviendo le presionaron la cara, después usaron un martillo para quebrar sus rodillas al hombre.

La tortura que sufrió no acabó allí, ya que usaron un mechero para quemarle los pies y no conforme con haber dejado completamente herido, los drogadictos le cortaron las espinillas con un cuchillo para al final encerrarlo en un armario de almacenamiento durante una hora.

El Tribunal de la corona de Manchester Minshull Street escuchó cuando la víctima relató que pensaba que iba a morir después de haber sido torturado. En su testimonio la víctima dijo que había permitido que Rowbotham y su novia Wightman se quedaran en su apartamento después de conocer a la pareja en enero de 2019.

La víctima de los drogadictos sufrió tres cortes en la pierna que eran tan profundos que requirieron cirugía.

La víctima y los torturadores se drogaban

La noche del 13 de febrero de 2019, los tres habían estado en el piso y habían comprado heroína por valor de 200 libras, dijo el fiscal Duncan Wilcox a la corte, pero a las 10 de la noche, Rowbotham y Wightman entraron en el dormitorio y, a su regreso, comenzaron a acusar a la víctima de robar sus drogas y fue cuando la tortura inició.

El tribunal escuchó cómo en algún momento durante el asalto, Wightman sostuvo un hierro candente contra la mejilla del hombre, que luego usó para quemar la parte superior de la pierna derecha.

La víctima dijo al tribunal que le había confesado a sus torturadores que le había robado sus drogas no porque lo hubiera hecho sino porque tenía miedo de morir, por lo que cuando Rowbotham y Wightman dormían, el hombre huyó de su apartamento y trató de buscar ayuda en una tienda cercana.

Apenas podía caminar debido al dolor en las piernas, pero la víctima fue trasladada al Hospital Tameside donde fue atendida por quemaduras en la planta de los pies, cortes en el pie, cortes en la rodilla, quemaduras en la pierna y una quemadura grave en la mejilla.

El abogado defensor de Rowbotham, dijo que una operación donde le extrajeron 90 por ciento del colón de su cliente le provocó un mal estado mental. Wightman estaba en rehabilitación.

En una declaración de la víctima leída en el tribunal, que actúan como un recordatorio constante de su terrible experiencia.

El hombre dijo: "Mi cabeza se ha ido por completo. Tengo miedo de salir de mi puerta principal. Estoy preocupado por las repercusiones de hablar con la policía".

"Tengo cicatrices permanentes en mi cuerpo y tengo una cicatriz en mi cara que veo cada vez que me miro en el espejo. No me merecía nada de esto. No tenían hogar y les dejé quedarse en mi piso y esto es cómo me pagaron ".

Rowbotham, de Wilmslow Road, Fallowfield fue encarcelado durante nueve años después de admitir un delito de encarcelamiento falso y heridas en la sección 18 con la intención de causar daños corporales graves.

Wightman, sin domicilio fijo, fue encarcelado durante siete años y medio después de declararse culpable de los mismos delitos.

Te puede interesar: Estudiante palestina liberada de la cárcel israelí narra las torturas que sufrió

Ambos, según escuchó el tribunal, tienen un gran número de condenas previas por delitos menores relacionados con su adicción a las drogas de clase A.

¿Sabes cuándo podrás vacunarte contra el COVID-19? Síguenos en Google News y mantente informado.