Secciones
Incendio que dejó 12 mil refugiados sin hogar comenzó por un cajero automático
Mundo

Incendio que dejó 12 mil refugiados sin hogar comenzó por un cajero automático

El bloqueo del único cajero automático disponible para miles de personas escaló hasta el incendio en el campo de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos, Grecia.

por LaVerdad

Incendio que dejó 12 mil refugiados sin hogar comenzó por un cajero automático

Incendio que dejó 12 mil refugiados sin hogar comenzó por un cajero automático

El incendio que comenzó la noche del martes y terminó con el hogar de 10,000 refugiados de Moria en la isla de Lesbos, en Grecia, inició debido a la prohibición de las autoridades griegas para que los refugiados utilizaran el único cajero automático de la zona, de donde sacaban dinero para comer.

Los miles de afganos que perdieron el único espacio que tenían para resguardarse no tenían intenciones de iniciar el incendio, sin embargo los pequeños fuegos encendidos por manifestantes frustrados por el trato indigno que recibían se extendieron rápidamente a las instalaciones repletas de gente, envolviéndolas en llamas por completo.

El cajero automático bloqueado por COVID-19

Con la llegada del COVID-19, los funcionarios griegos apresuraron la cuarentena y el aislamiento impuesto en el campo alejó a los residentes del único cajero automático que les servía a todos, la única instalación bancaria que tenían.

El campamento fue instalado hace 5 años para albergar a 3 mil personas, pero hasta el miércoles era ocupado por más de 12 mil
El campamento fue instalado hace 5 años para albergar a 3 mil personas que huyen de la guerra, pero hasta el miércoles era ocupado por más de 12 mil

Luego de que 35 refugiados dieron positivo a COVID-19 provocó el cierre de las instalaciones, fueron impuestas restricciones sobre quiénes podían recibir las raciones de comida familiares y esto empujó la ya precaria situación alimentaria en el campo.

El cajero automático era la única forma en que los residentes de Moria podían retirar o recibir dinero, ya que el campamento se encuentra a poca distancia del pueblo más cercano. Tareas tan simples, como obtener comida, jabón o pañales, de repente se volvieron muy difíciles y el campamento se volvió dependiente de un sistema oficial de distribución defectuoso.

La gente empezó a entrar en pánico ante la falta de dinero para comprar comida. Familias hambrientas con bebés que necesitaban leche desencadenaron protestas que se volvieron comunes entre las miles de personas permanecían atrapadas en el campamento, queriendo presionar a las autoridades para que reabrieran el banco.

Algunos jóvenes comenzaron a encender pequeñas hogueras en protesta. Algunos de ellos no tienen padres ni familia que los controlen. Moria se encuentra entre olivos y una ladera azotada por el viento, y el viento rápidamente llevó las llamas a las carpas compuestas por tubos y plástico.

El fuego se propagó a los recipientes de gas propano que la mayoría de las familias usan para cocinar.
El fuego se propagó a los recipientes de gas propano que la mayoría de las familias usan para cocinar.

En la lucha por albergar a más de 10,000 personas se quedaron sin hogar repentinamente tras el incendio, en muchos casos durmiendo en el campo y en los bordes de las carreteras, Grecia anunció que se construiría una nueva instalación y que los refugiados serían alojados en transbordadores y barcos navales enviados al lugar.

Te puede interesar:Rescatan a cientos de refugiados rohingya tras 2 meses perdidos en el mar

Los residentes de la isla se han quejado durante meses sobre la instalación. Se les dijo que sería temporal hace más de cinco años. Esta semana participaron en una serie de bloqueos y enfrentamientos con la policía antidisturbios enviada desde Atenas para evitar cualquier otra solución "temporal".

Temas

Comentarios