Secciones
Iglesia rusa expulsa al controversial sacerdote que negaba el coronavirus
Mundo

Iglesia rusa expulsa al controversial sacerdote que negaba el coronavirus

El controversial sacerdote de Rusia, Sergiy, que se hace llamar Nikolai Romanov y que negaba el coronavirus ha sido expulsado de la Iglesia Ortodoxa

por LaVerdad

Iglesia rusa expulsa al controversial sacerdote que negaba el coronavirus

Iglesia rusa expulsa al controversial sacerdote que negaba el coronavirus

Un tribunal de la Iglesia Ortodoxa Rusa expulsó al clérigo Sergiy, que se hace llamar Nikolai Romanov, que negaba el coronavirus del sacerdocio después de tomar el control de un convento.

El padre Sergiy, se hizo cargo del convento de Sredneuralsk, cerca de Ekaterimburgo en los Urales, el 16 de junio e incluso puso guardias armados allí. Ahora la corte de la Iglesia de Ekaterimburgo descubrió que había violado las reglas monásticas.

El padre Sergiy ha condenado el cierre de iglesias en el encierro del coronavirus y ha llamado a la crisis de Covid-19 "una pseudo-pandemia" y maldijo a quienes ordenaron que se detuvieran los servicios de la iglesia por motivos de salud.

El sacerdote Sergiy pasó 13 años en prisión.
El sacerdote de Rusia, Sergiy, ha cambiado su nombre a Nikolai Romanov, en honor del zar Nicolás II.

Abuso infantil liderado por el padre Sergiy

Ha habido quejas de abuso infantil en el convento bajo el liderazgo del padre Sergiy, y el tribunal de la Iglesia solicitó una investigación exhaustiva de las denuncias por parte de las autoridades rusas, mientras que la Iglesia también está llevando a cabo su propia investigación.

Los testigos que se quedaron en el convento entre 2001 y 2020 describieron la violencia física y psicológica hacia los niños como una rutina allí, ya que fueron abofeteados o golpeados por delitos menores. Por ejemplo, si una niña se quitaba el pañuelo en la cabeza mientras transportaba un saco de papas temprano en la mañana, o si un niño corría por el bosque hacia la ciudad para comprar chocolate.

Afirmaron que algunas de las monjas consideraban que administrar palizas era tan rutinario como cuidar a los caballos o trabajar en el refectorio, por su parte el padre Sergiy ha declarado que las autoridades de la iglesia "tendrán que asaltar el monasterio" si quieren que se vaya.

El controvertido clérigo no pudo predicar en abril y se negó a asistir a las sesiones de la corte. También se sabe que el controversial sacerdote ayudó a fundar el Convento Sredneuralsk a principios de la década de 2000, y cientos de simpatizantes se han congregado allí a lo largo de los años para escuchar sus sermones.

Las autoridades rusas cerraron iglesias a los fieles el 13 de abril en medio de la pandemia en curso, y solo las reabrieron el mes pasado.

¿Quién es el padre Sergiy?

Un ex policía, que pasó 13 años en una colonia de prisión por asesinato, aunque sus partidarios niegan que este sea el caso, pero fue puesto en libertad a fines de la década de 1990.

Legalmente, el sacerdote de Rusia ha cambiado su nombre a Nikolai Romanov, en honor del zar Nicolás II. Se creía que el ex emperador y su familia habían sido enterrados fuera de Ekaterimburgo después de sus asesinatos en 1918, cerca del sitio Sredneuralsk, y el Padre Sergiy es visto como el mascarón de proa del movimiento sombrío "adorador del zar" dentro de la Iglesia.

Te puede interesar: Iglesia ortodoxa rusa deja de bendecir armamento de destrucción masiva

El P. Sergiy ha hecho numerosas afirmaciones controvertidas en el pasado, incluida la sugerencia de que el Anticristo pronto se levantará en Rusia como contraparte del presidente Vladimir Putin. Ha criticado las leyes contra la violencia doméstica y los sermones antisemitas.

Temas

Comentarios