Mundo

Hallan vida debajo del hielo de la Antártida “que no debería estar ahí”

Hallan vida debajo del hielo de la Antártida “que no debería estar ahí”

El hallazgo sorprendió a los biólogos del British Antarctic Survey, pues se desconocía que pudiera existir vida pegada a las placas de hielo de la Antártida a cientos de metros de la luz solar.

Por Raúl Luna

16/04/2021 04:40

Biólogos del British Antarctic Survey hallaron vida debajo de una plataforma de hielo en la Antártida, cuya existencia y supervivencia desafía el modo en que se cree que los organismos pueden vivir lejos de la luz solar.

James Smith y Paul Anker del British Antarctic Survey perforaron la plataforma de hielo Filchner-Ronne de 900 metros de espesor y dejaron caer una cámara por el agujero en busca de barro en el lecho marino. 

Para su sorpresa, el experimento reveló una roca rodeada de animales. Las imágenes parecen mostrar 16 esponjas, acompañadas de 22 animales no identificados que podrían incluir percebes. Es la primera vez que se encuentra vida inmóvil como estas criaturas debajo de una capa de hielo antártica.

"Hay todo tipo de razones por las que no deberían estar allí", dice Huw Griffiths del British Antarctic Survey, quien analizó las imágenes. Él piensa que los animales, que probablemente se alimentan por filtración, sobreviven con los nutrientes transportados en el agua a -2 ° C.

Vida bajo el hielo antártico

Las placas de hielo antártico cubren más de 1.5 millones de kilómetros cuadrados del continente, pero la ciencia solo ha logrado estudiar un área que se aproxima al tamaño de una cancha de tenis, según pudo enterarse La Verdad Noticias.

El enigma es que las especies están muy lejos de fuentes obvias de nutrientes, dado que la roca se encuentra a 260 kilómetros del mar abierto en el frente de la plataforma de hielo Filchner-Ronne donde los organismos fotosintéticos pueden sobrevivir.

Esta es la zona de la Antártida donde se dio el hallazgo.

“Este descubrimiento es uno de esos afortunados accidentes que empuja las ideas en una dirección muy diferente y nos muestra que la vida marina antártica es increíblemente especial y está sorprendentemente adaptada al mundo helado, dijo el doctor Griffiths.

Aún no está claro si los animales que viven abrazados a las rocas son desconocidos para la ciencia, cuánto tiempo viven y con qué frecuencia se alimentan, pero Griffiths cree que las esponjas obtienen su alimento desde más lejos, dado que la fuente de luz solar ascendente más cercana parece estar a 600 kilómetros de distancia.

"Hemos descubierto que este no es un cementerio donde algunas cosas se aferran, es más complicado de lo que pensamos", dice Griffiths. A medida que las capas de hielo de la Antártida colapsan en un mundo que se calienta, las especies animales como las que se encuentran en la roca pueden resultar incapaces de responder a los cambios rápidos.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.