Mundo

Hallan restos del submarino desaparecido en Indonesia; llevaba a 53 personas

Encontraron los restos del submarino desaparecido; no hay esperanza de rescate

Se cree que el submarino desaparecido de la Armada de Indonesia se agrietó por la presión que ejercía la profundidad; los cuerpos de los tripulantes aun están desaparecidos.

Por Naye Valdez

24/04/2021 07:10

Los escombros de un submarino desaparecido de la Armada de Indonesia que perdió contacto la semana pasada con 53 personas a bordo se encontraron en las profundidades del Mar de Bali, lo que confirma los temores de que el buque se hundiera y se agrietara, dijo el sábado el jefe de personal de la Armada.

El submarino, el KRI Nanggala-402, desapareció la madrugada del miércoles 21 de abril frente a la isla indonesia de Bali mientras realizaba simulacros de torpedos. Las señales de emergencia enviadas a la embarcación después de que no pudo establecer contacto quedaron sin respuesta.

Los escombros descubiertos el sábado incluían elementos del interior del submarino desaparecido: esponjas, partes de esteras de oración musulmanas, botellas de grasa utilizadas para lubricar periscopios. No se han encontrado los cuerpos de los miembros de la tripulación, dijo el jefe de personal, almirante Yudo Margono.

El submarino desaparecido de Indonesia no aguantó la presión

El buque estaba a una profundidad de 850 metros

El Nanggala fue construido para soportar una presión de hasta 500 metros de profundidad, pero el sonar parecía indicar que el buque se hundió a una profundidad de unos 850 metros, muy por debajo de lo que se conoce como "profundidad de aplastamiento". A esa profundidad, es casi seguro que incluso el casco de acero de un submarino se fracturaría por la presión.

Equipos de búsqueda de varios países, junto con la Armada de Indonesia, habían estado buscando en las aguas al norte de Bali durante días. El tiempo era esencial, porque el aire respirable del buque habría estado en peligro de agotarse el sábado por la mañana.

El Nanggala, construido para acomodar a 34 miembros de la tripulación, transportaba a 53 personas cuando desapareció, según la Marina. No es raro que haya más personas a bordo durante los simulacros, a diferencia de un despliegue más prolongado.

Construido en Alemania en 1977, el Nanggala fue reacondicionado en Corea del Sur en 2012. Algunos de los escombros encontrados el sábado tenían escritura coreana, lo que confirma que las piezas eran del submarino desaparecido.

Otros elementos que se localizaron incluyeron parte de un tubo de torpedo y la envoltura de un tubo más frío. Los escombros se encontraron flotando a un par de millas de donde la nave descendió el miércoles para iniciar el simulacro de torpedo.

El submarino desaparecido de indonesia no explotó, se agrietó

Se cree que el casco del submarino se agrietó

El almirante Yudo dijo que el estado de los escombros indicaba que el submarino no había explotado, como ha ocurrido en otros incidentes fatales de submarinos. En cambio, el submarino se agrietó, dijo, lo que sería consistente con la tremenda presión ejercida a tales profundidades.

Si bien el mar de Bali tiene partes relativamente poco profundas, también hay trincheras que cavan profundamente en la tierra.

El almirante Yudo dijo que no estaba claro qué había causado que el submarino se hundiera en primer lugar. Pero los expertos navales dijeron que era probable que la embarcación hubiera descendido brusca y rápidamente, dado que no respondió a los pings del sonar ni dio ninguna otra indicación de su paradero.

Aproximadamente a las 3 am del miércoles, el Nanggala solicitó permiso para descender y comenzar el ejercicio de lanzamiento de torpedos. Se concedió el permiso, y esa fue la última comunicación con el submarino.

Una de las personas a bordo del Nanggala en su último viaje fue el coronel Harry Setyawan, comandante de la flota de submarinos de cinco buques de Indonesia. Un graduado superior de su clase de la academia naval, el coronel Harry comenzó su carrera en submarinos a bordo del Nanggala.

Mientras esperaban noticias de su destino, su hijo mayor, Sheeva Naufal Zidane, dijo que quería seguir los pasos de su padre como marinero de submarinos.

“Desde que era niño, quería estar en un submarino, porque mi padre es genial”, dijo luego que fueran hallados los restos del submarino desaparecido de Indonesia

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.