Mundo

Gobierno interino de Afganistán usó látigos contra mujeres que protestaron

Gobierno interino talibán usó látigos contra mujeres que protestaron

Gobierno interino talibán usó látigos contra mujeres que protestaron

Soldados talibanes utilizaron látigos y ramas contra un grupo de mujeres que protestaron en Kabul este miércoles contra el gobierno interino de solo hombres en Afganistán.

Por Erick Peraza

08/09/2021 02:30

Videos e imágenes recibidos por CNN muestran a mujeres cantando ‘larga vida a las mujeres de Afganistán’ con algunas de sus pancartas declarando ‘ningún gobierno puede negar la presencia de mujeres’ y ‘cantaré libertad una y otra vez’. Otras sostuvieron la imagen de una oficial de policía embarazada que fue asesinada en la provincia de Ghor hace unos días. El régimen Talibán dijo a CNN que no estuvieron involucrados en su muerte, sin embargo han lanzado una investigación. De acuerdo a testigos un número de reporteros fue también agredido por cubrir la demostración.

Este es tan solo el más reciente caso de activistas femeninas lanzando un atrevido reto público al dominio talibán. Mujeres en hijabs se unieron a las protestas en Kabul del martes, las más grandes desde que el grupo tomó poder el mes pasado. Un pequeño grupo de las manifestantes tomó también las calles de la capital afgana durante el fin de semana para demandar igualdad de derechos, una de las al menos tres pequeñas protestas a lo largo del país la semana pasada.

Una de las mujeres en la protesta de este miércoles dijo: ‘nos hemos reunido aquí para protesta el reciente anuncio de un gobierno en donde no hay representación de las mujeres al interior.

La manifestante dijo que algunas de las protestantes fueron ‘golpeadas con látigos mientras nos dijeron que fuéramos a nuestras casas y reconociéramos y aceptáramos el Emirato. ¿Por qué debemos de aceptar el Emirato mientras no se nos ha dado inclusión o derechos?’.

Mientras habló, sostuvo un póster que decía: ‘un gabinete sin mujeres es perdedor, un perdedor’.

La mujer dijo que una cantidad de reporteros que cubrían la protesta fueron detenidos por lo que exigió su liberación. ‘Todos aquellos hombres que estuvieron presentes haciendo su trabajo como periodistas fueron detenidos. ¿Por qué y qué tanto tiempo tendremos que aguantar esto?’.

Otra mujer en la protesta dijo que el Talibán ha ‘probado que no puede cambiar’ añadiendo: ‘estamos clamando por la comunidad internacional, especialmente aquellos de durante los últimos 20 años intentaron proveer a las mujeres de derechos, ¿dónde están esos defensores de los derechos de las mujeres hoy?’.

Las mujeres aseguraron que el Talibán golpeó a jóvenes que presenciaron la protesta. Una dijo que un joven ‘de 16 años que había salido de su hogar para ir a la escuela, fue arrestado y golpeado, dejándole cicatrices en todo el cuerpo. Escapó pero dos o tres talibanes corrían tras él’.

El editor del medio en línea de noticias EtilaatRoz, Elyas Nawandish, publicó fotografía en Twitter mostrando las heridas de dos de sus periodistas.

Escribió: ‘Taqi Daryabi y Neamat Naqdi, dos reporteros de @Etilaatroz fueron golpeados severamente tras ser arrestados por el Talibán. Los reporteros dicen que cada uno fue llevado a diferentes cuartos donde fueron golpeados por el Talbán. Los periodistas fueron llevados al hospital para ser tratados’.

Marcus Yam, un periodista con Los Angeles Times que cubría la protesta dijo en Twitter: ‘mientras que algunos intentaron agarrarme, había un talibán que intervino constantemente  y en algún punto exclamó ‘extranjero’. Estaban otros alrededor con sus látigos listos’.

Las protestas de mujeres que fueron dispersadas con gases y tiros tuvieron lugar en Dasht-i-Barchi, un área de Kabul mayormente habitada por personas del grupo étnico minoritario Shia Hazara, un grupo conocido por ser un objetivo del Talibán en el pasado.

Las recientes demostraciones llegaron un día después de que el Talibán actuara severamente contra grupos de manifestantes que marcharon en Kabul el martes.

‘Amenaza a la estabilidad’

Ninguna mujer, miembro de minorías religiosas o del gobierno anterior de Afganistán fueron seleccionados para cargos en el gabinete o como asesores en el gobierno interino que fue anunciado el martes pese a que crece la presión a los talibanes sobre los derechos de las mujeres.

Esto ocurrió a pesar de las promesas del Talibán de un gobierno inclusivo con un dominio islámico más moderado que el que estuvo en el poder hace dos décadas.

‘Estamos representando a todo Afganistán, y hablamos al nivel de toda Afganistán y nuestra lucha estuvo basada en todo Afganistán. No somos personas de una tribu o etnia, tampoco creemos en esto’ dijo el martes durante una conferencia de prensa sobre el gobierno interino el portavoz del Talibán, Zabihullah Mujahid.

Fawzia Kofi, una ex negociadora de paz y activista de los derechos de las mujeres, acusó al Talibán de ir en contra de lo que habían prometido, haciendo referencia a una reunión con una importante figura del régimen.

‘Cuando conocí (por primera vez) al Talibán, Shabudin Dilawar habló sobre su versión de los derechos islámicos para las mujeres diciendo que no había barrera para que alguna mujer se convirtiera en ministra o primera ministra, por lo que ahora actuán al contrario. ¿Fue solo para obtener apoyo político’ tuiteó.

El Frente Nacional de Resistencia en Afganistán, un grupo anti Talibán que ha combatido la ofensiva de los talibanes en el valle del Panjshir, llamó al gabinete ‘ilegal’ y ‘una amenaza para la estabilidad y seguridad de Afganistán, la región y el mundo’.

‘El FNR cree que el establecimiento de un gobierno democrático, legal y legítimo solo puede ser alcanzado a través de la voluntad y voto de la gente en una elección general que sea también aceptable para la comunidad internacional’.

De acuerdo a fotos y vídeos compartidos en redes sociales, los activistas que marcharon el martes lanzaron consignas en apoyo a la resistencia en Panjshir realzando cánticos contra Paquistán, a quienes ven como interfiriendo en asuntos afganos.

La resistencia al nuevo régimen talibán continúa en el valle del Panjshir.

Testigos estimaron que entre los manifestantes se encontraban alrededor de 300 a 500 personas, muchas de las cuales fueron mujeres vistiendo hijab. El Talibán respondió con disparos, detenciones y golpizas.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional tuiteó que eran ‘profundamente preocupantes los reportes del uso de violencia contra manifestantes pacíficos y reporteros en Kabul por parte del Talibán’.

Human Rights Watch tuiteó: ‘En una indicación más de que los nuevos gobernantes de Afganistán no tolerarán manifestaciones pacíficas el Talibán usó de nuevo la fuerza para dispersar una protesta de cientos de mujeres afganas pidiendo por sus derechos este día’.

Preocupación sobre falta de inclusión

El descontento sobre la composición del gobierno interino ha sido manifestado tanto como por los vecinos de Afganistán como los poderes globales. El Talibán no ha dado indicación de qué tanto tiempo permanecerá en funciones el gobierno interno. El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamkhani, dijo que ‘ignorar la necesidad de establecer un gobierno inclusivo’ fue una de las preocupaciones más grandes en un tuit del miércoles según reportó la agencia iraní de noticias IRNA.

El ministro de Relaciones Exteriores de Paquistán, Shah Mahmood Qureshi, dijo que su país espera ‘ que la situación política se estabilice lo más pronto posible a la normalidad’.

Hablando a líderes regionales en Islamabad ese miércoles Qureshi dijo que las prioridades de los vecinos de Afganistán incluyen apoyar a los afganos y aceptar la importante de una reconciliación nacional de las etnias del país.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin dijo que su país estaba dispuesto a mantener en contacto con el nuevo liderazgo afgano pero indicó que los derechos de las minorías deben ser respetados.

‘Esperamos que el nuevo régimen afgano, durante el periodo del gobierno interino, escuche las opiniones de todos los partidos y grupos étnicos, y que responda a las expectativas del pueblo afgano y de la comunidad internacional’, dijo de acuerdo a Reuters. ‘Notamos que el Talibán enfatizó que todas las personas se beneficiarían con el nuevo régimen’.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo este miércoles que las acciones del Talibán no fueron causa de optimismo para su país que analiza como ayudar a la gente de Afganistán durante la escasez de alimentos y la amenaza de un colapso económico.

‘Estamos preparados para proveer ayuda humanitaria a través de la ONU, y solo continuaremos el diálogo con el Talibán para que gente bajo nuestra responsabilidad logre salir del país’, aseguró.

‘Cualquier otro contacto, sin embargo, dependerá del comportamiento del Talibán. El anuncio de un gobierno de transición sin la participación de otros grupos así como la violencia contra manifestantes y periodistas en Kabul como señales que no son causa de optimismo’.

Maas habló antes de una reunión con su contraparte estadounidense, el Secretario de Estado Antony Blinken, en la base aérea Ramstein de Alemania, donde miles de personas que han huido de Afganistán llegaron a través de una operación masiva de Estados Unidos el mes pasado.

El Departamento de Estado de Estados Unidos afirmó el martes su ‘preocupación por las afiliaciones y antecedentes’ de algunos de los miembros del gobierno interino. ‘Notamos que la lista anunciada consiste de exclusivamente de individuos que son miembros del Talibán o a sus asociados cercanos así como la falta de mujeres’ dijo un portavoz.

Mientras que este ha sido presentado como un gobierno interino el portavoz aseguró  que ‘juzgarán al Talibán por sus acciones y no por sus palabras. Hemos hecho clara nuestra expectativa de que el pueblo afgano merece un gobierno inclusivo’.

Peter Stano dijo en un comunicado enviado a CNN que tras un análisis inicial de los nombramientos ‘no parece una formación inclusiva y representativa en términos de la riqueza étnica y diversidad religiosa de Afganistán que esperaban ver y que el Talibán prometió durante las últimas semanas.

Mientras tanto el exiliado presidente de Afganistán, Mohammad Ashraf Ghani dijo el miércoles que abandonar Kabul mientras los talibanes entraban a la ciudad el 15 de agosto fue ‘la decisión más difícil de su vida pero fue la única manera de evitar la violencia y salvar a Kabul y sus 6 millones de habitantes’ publicó Ghani en su cuenta oficial de Twitter.

En el comunicado, Ghani rechazó también como ‘sin argumentos’ los señalamientos de que se llevó consigo millones de dólares pertenecientes al pueblo afgano. ‘Estos cargos son completa y categóricamente falsos, en La Verdad Noticias seguiremos la situación en Afganistán.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Lee también