Mundo

Frank Broda: el sobrino gay del primer ministro del país más homófobo de Europa

Frank Broda: el sobrino gay del primer ministro del país más homófobo de Europa

Frank Broda: el sobrino gay del primer ministro del país más homófobo de Europa

El activismo LGBT de Frank Broda es mencionado alrededor del mundo por la franqueza con la que a su corta edad es capaz de manifestarse en contra de la homofobia en la política de Polonia.

Por Raúl Luna

24/02/2021 06:17

Franek Broda se define a sí mismo como un hombre gay, tiene 18 años y ha llamado la atención de Polonia, el país más homofóbico de Europa, por ser el sobrino del primer ministro ultra conservador Mateusz Morawiecki. Esta es su historia.

Broda también se considera un luchador por los derechos LGBT, una peculiaridad en un país en el que incluso la relación con los padres puede ser difícil una vez que una persona decide expresar una orientación o identidad sexual distinta a la heterosexualidad.

Durante una entrevista para el medio polaco Wiadomosci, el joven activista cuenta que, tras llegar a un consenso con sus padres, le fue posible mudarse solo a un apartamento que ellos rentaron para él.

“Me han pedido más de una vez que no hable de ellos. Me las arreglo de alguna manera. No me llevo bien políticamente con ellos de todos modos”, dijo Borda al medio polaco, y reconoció que desde niño ha sido “rebelde”.

La lucha de Franek contra la homofobia

Franek es hijo de la hermana del primer ministro, Anna Morawiecka, y se hizo famoso en junio de 2020 por su reacción a los comentarios de un diputado de derecha conservadora, Jacek Zalka, quien dijo en televisión nacional que la gente “LGBT no son personas”.

"Señor diputado. Soy un hombre y no me avergüenzo de ello, pero usted debería hacerlo. Es una vergüenza. ¿Y esta gente va a gobernarnos? , escribió el activista en su cuenta de Facebook, y agregó una fotografía del diputado enmarcado en los colores del arcoiris LGBT.

Hablando de política, Franek afirmó que no hay un solo partido en Polonia que sea el ideal, aunque manifestó su apoyo a la izquierda y al partido liberal Nowoczesna, que en polaco significa “Moderno”, y que fue fundado en mayo de 2015.

Otra de sus más importantes demostraciones contra la homofobia fue la protesta contra el canal de televisión estatal TVP, que realizó en el mercado de Wroclaw acusando a la televisora de no ser para toda la gente en Polonia y en cambio ser solo un mecanismo de propaganda para el partido que actualmente el país, el de su tío el primer ministro.

La protesta “En defensa de la democracia” se realizó en enero y su objetivo era visibilizar que el presidente de la TVP, Jacek Kurski, llevaba a cabo una campaña electoral permanente para promover el partido Prawo i Sprawiedliwość (PiS), o “Ley y Justicia” en polaco, de fuerte ideología católica, conservadora y proteccionista.

Contra la política conservadora en Polonia

Bajo el gobierno de Ley y Justicia (PiS en polaco), las personas LGBT han sido demonizadas y discriminadas, como parte de una guerra cultural tóxica más amplia. Franek se declara totalmente en contra de esta ideología, según pudo averiguar La Verdad Noticias.

Es por eso que sorprende tanto que, con apenas 17 años, el sobrino del primer ministro se haya convertido en un firme opositor del régimen de su tío y ya exigía que la gente que no coincidía con la forma de pensar de la televisora y del primer ministro tuvieran la posibilidad de levantar la voz.

En agosto de 2020, decenas de activistas LGBT polacos fueron detenidos durante las manifestaciones contra las políticas anti diversidad del gobierno.

“La situación ideal sería que Ley y Justicia introdujera una ley que permitiera solo a quienes quieran pagar en TVP, y no tener que cargar a todos con la financiación de la propaganda partidaria”, dijo el joven activista, citado por el medio Fakt.

Poco después, Franek ya había hecho una histórica y escandalosa aparición en la portada de la revista Replika, la más popular en Polonia en difusión de contenido sobre la comunidad LGBT. Le faltaban tres semanas de cumplir 18 años.

Por el respeto y la humanidad

En entrevista con el portal Vice, Franek habló sobre el modo en que su activismo es visto en Polonia, su relación con activistas LGBT mayores que él y cómo para la gran mayoría de personas en el país es más fácil ser irrespetuosos contra la comunidad y hacia el prójimo en general.

“La razón principal de mi activismo es la falta de respeto humano simple a los demás”, dijo el joven a Vice.

Para él, luchar por la igualdad y la inclusión en el gobierno significa más que salir a las calles a participar en manifestaciones y lanzar consignas contra la administración de Morawiecki. Se trata de una forma de vida, presente en todas sus relaciones y conversaciones personales.

Aunque admite que su conocimiento no es tan grande en algunas disciplinas fundamentales para el activismo, como derecho y economía, Broda se siente bien recibido por otros luchadores y siempre está preparándose con lecturas sobre temas de actualidad.

Sobre ser sobrino del primer ministro

El joven afirma que cuando se enteró de que su tío se convertiría en el primer ministro de Polonia, supo inmediatamente que se trataba de una “maldición” que todo el mundo lo viera como un familiar con privilegios.

“Sería una bendición si quisiera aprovechar eso de alguna manera”, dijo Franek a Vice.

En cuanto a sus experiencias en el mundo real como sobrino de Morawiecki, cuenta que es muy poco común que las personas en la calle lo reconozcan como tal, aunque critica sus políticas de manera abierta y pública separando el puesto político de la relación de consanguinidad.

Franek decide salir a la calle con los labios pintados para expresar su identidad. (Instagram)

Broda cree que los medios de comunicación amarillistas en su país utilizan el fenómeno de su relación familiar con el primer ministro para crear titulares que hacen parecer que está en contra de todo lo que su tío hace, como si estuviera constantemente desafiándolo, solo para obtener clics.

Pero para él, el activismo LGBT va incluso más allá de su figura ya reconocida en toda Polonia, por lo que ni siquiera considera la posibilidad de mudarse a otro país de la Unión Europea con más libertades para las personas como él, pues anhela tener una pareja.

“Aquí nací, aquí tengo amigos, aquí conocí a jóvenes que lloraban en mi hombro asustados de ser ellos mismos”, dijo Franek, agregando que si se queda en Polonia es por aquellas personas que no tienen la posibilidad de huir de la realidad homofóbica. Su misión, dice, es marcar la diferencia desde adentro.

Lo que Franek Broda quiere para su país

En 2019, Broda se pronunció en contra de las restricciones contra la educación sexual en el país, y propuso pensar en un proyecto de educación sexual confiable y sin que se le imponga la ideología ni la influencia religiosa, pero no habría que prohibir ni la religión ni la libertad sobre la sexualidad.

“Si queremos que nuestros hijos se guíen por valores religiosos, no veo esto como un problema”, afirmó Broda.

 “Cada padre puede enviar a su hijo a la educación religiosa, donde un sacerdote o catequista puede incluso hablar sobre el pecado asociado con el aborto. Pero cada joven debe saber qué es la anticoncepción y qué hará si tiene una sola opción”.

Según el activista, debido a la personalidad homofóbica de Polonia y el gobierno de su tío, así como del presidente hacen imposible que las personas puedan vivir sin miedo a expresarse como lo que son.

Broda ha dicho que él mismo ha sido intimidado y agredido por hombres en la calle y en el transporte público por usar los colores de la bandera LGBT. Cuando se le preguntó cuál sería su deseo si pudiera elegir uno, sería que Polonia finalmente cambiara.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en TikTok para mantenerte informado.