Secciones
FBI arresta a fugitivo, ahora un anciano, tras 46 años prófugo
Mundo

FBI arresta a fugitivo, ahora un anciano, tras 46 años prófugo

El FBI arrestó a un fugitivo de 77 años que se escondía en Nuevo México después de escapar de una prisión de Colorado hace 46 años.

por LaVerdad

FBI arresta a fugitivo, ahora un anciano, tras 46 años prófugo

FBI arresta a fugitivo, ahora un anciano, tras 46 años prófugo

Un fugitivo que ha sido buscado por el FBI desde la década de 1970 fue arrestado el 5 de agosto, después de que pasará casi cinco décadas después de que escapara de una prisión de Colorado..

Luis Archuleta, de 77 años, ha sido noticia de hoy, cuando el FBI dijo que tras pasar los últimos 46 años viviendo en Española, Nuevo México, como prófugo de la justicia luego de escapar de una cárcel en Colorado, usando el alias "Ramón Montoya".

De acuerdo con el reporte oficial, Archuleta fue condenado en 1973 por disparar contra un oficial de policía de Denver. Dicho oficial sobrevivió y pasó las últimas cuatro décadas rastreando a Archuleta, antes de finalmente obtener la información que lo llevó a la casa de Archuleta.

Daril Cinquanta fue atacado por Archuleta cuando era solo un oficial de policía novato en 1971.
Cinquanta dijo que nunca dejó de buscar a Archuleta después de que el atacante escapó.

Luis Archuleta escapó dos veces de prisión

Daril Cinquanta era solo un oficial de policía novato en 1971 cuando se encontró por primera vez con Archuleta, y este le disparó en el estómago después de escapar de una prisión de California; luego al ser condenado por el tiroteo, Archuleta escapó nuevamente de una prisión de Colorado en 1974 y desapareció.

Documentos de la corte federal alegan que Archuleta escapó en 1974 después de que él y varios otros reclusos fueron trasladados a citas médicas en un hospital de Colorado. Archuleta obtuvo permiso para usar el baño mientras esperaba su cita, luego, cuando un oficial de correccionales ingresó al baño, se encontraba cara a cara con Archuleta, quien "apuntaba con un revólver de punta chata calibre .38".

Archuleta obligó al guardia a quitarle las manos y las piernas, luego, con la ayuda de otro recluso, ató y amordazó a dos de los guardias y huyó del hospital en un sedán marrón robado.

"He estado haciendo llamadas telefónicas todo este tiempo a familiares, amigos, conocidos. He estado llamando a la gente", dijo Cinquanta. "Por supuesto, me he encontrado con muros de piedra, pero el 24 de junio recibí una llamada de una persona con la que había hablado anteriormente".

Ese informante llevó a Cinquanta a darse cuenta de que Archuleta había estado usando el nombre de Ramón Montoya, e incluso había sido arrestado con ese nombre en 2011 por un cargo de conducir ebrio.

Para Cinquanta es muy satisfactorio haberlo conseguido, por lo que señala que tiene el derecho de alardear por lo que ha conseguido. Pero ahora Cinquanta pasó la pista de su fuente al FBI, que arrestó a Archuleta y verificó su identidad examinando sus tatuajes.

Te puede interesar: Jake Paul: La mansión del youtuber fue allanada por el FBI

"Este arresto debería enviar una señal clara a los delincuentes violentos en todas partes: el FBI lo encontrará, sin importar cuánto tiempo tome o qué tan lejos corra, y lo llevaremos ante la justicia", Michael Schneider, el agente especial a cargo del FBI en Denver.

Temas

Comentarios