Mundo

Expertos desmienten que las vacunas contra COVID-19 causen infertilidad

Expertos desmienten que las vacunas contra COVID-19 causen infertilidad

Los científicos han desacreditado las afirmaciones en redes sociales de que la vacuna contra COVID-19 puede hacer que las mujeres sean infértiles

Por Elizabeth Trujillo

14/05/2021 10:09

No, la vacuna contra COVID-19 no causa infertilidad. Eso es un mito que ha circulado en redes sociales que los expertos están desmintiendo, como te compatimos en La Verdad Noticias.

"No hay evidencia de que la vacuna contra COVID-19 pueda provocar la pérdida de la fertilidad", dice Jessica Shepherd, obstetra-ginecóloga de la Universidad de Illinois en Chicago.

"Si bien la fertilidad no se estudió específicamente en los ensayos clínicos de la vacuna, no se ha informado pérdida de fertilidad entre los participantes del ensayo o entre los millones que las han recibido desde su autorización, y no aparecieron signos de infertilidad en los estudios con animales".

A un año de la pandemia, vacunas contra coronavirus son lanzadas al mercado

Es inteligente tener preguntas sobre la atención médica y leer antes de decidir qué poner en su cuerpo, pero no hay razón para pensar que la vacuna contra COVID-19 pueda causar infertilidad.

"Tres de las principales organizaciones profesionales centradas en el embarazo y la fertilidad (la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos y la Sociedad de Medicina Materno Fetal) recomiendan que las personas embarazadas se vacunen”.

Y aún así, el mito de que las vacunas contra COVID-19 causan infertilidad en las mujeres ha estado circulando en las redes sociales. Tal vez sea porque este año ha sido tan aterrador que somos más susceptibles al miedo.

Tal vez sea porque las redes sociales, junto con cosas encantadoras como fotos de perros y reseñas de maquillaje, son excelentes para difundir información errónea. Por alguna razón, incluso algunas personas que normalmente creen en la ciencia y escuchan a los médicos lo creen.

¿De dónde salió mito sobre vacunas contra COVID-19?

Vacunas contra COVID-19 no afectan el embarazo

Es posible que haya visto publicaciones en las redes sociales que afirman que, dado que las vacunas de ARNm COVID (Pfizer y Moderna) le enseñan al cuerpo a combatir las proteínas de pico.

Y dado que las proteínas de pico también están involucradas en la gestación, la vacuna podría causar problemas con el embarazo. Eso no es cierto. Como explica el CDC, existe algo llamado "proteínas de pico" en la superficie del virus COVID-19.

La vacuna de ARNm funciona porque "da instrucciones a nuestras células para que produzcan una pieza inofensiva" de esas proteínas. Cuando nuestro sistema inmunológico reconoce la versión inofensiva de la proteína de pico, desarrolla una respuesta inmunológica que nos protege del coronavirus.

Posteriormente, nuestras células rompen rápidamente las proteínas, que es un proceso natural que hacen las células con las proteínas. Aunque el nombre ARNm suena a ADN, la vacuna no interactúa con el ADN.

"Las dos proteínas de pico son completamente diferentes y distintas, y recibir la vacuna COVID-19 no afectará la fertilidad de las mujeres que buscan quedar embarazadas, incluso a través de métodos de fertilización in vitro".

Esto, según Lisa Maragakis, MD, directora senior de infección prevención en Johns Hopkins, y Gabor Kelen, MD, director de la Oficina de Preparación y Respuesta a Eventos Críticos en Johns Hopkins.

También hay afirmaciones de que las personas que han recibido la vacuna pueden "eliminar" las proteínas de los picos. Estas afirmaciones suenan a ciencia. Pero están inventados.

"Esta es una conspiración que se ha creado para debilitar la confianza en una serie de vacunas que se ha demostrado en ensayos clínicos que son seguras y efectivas", dijo Christopher Zahn, vicepresidente de actividades de práctica en el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogo.

¿Cuáles son los datos sobre esto?

Vacunas contra COVID-19 son seguras, dicen expertos

Ningún ensayo de vacunas utilizó voluntarias embarazadas. Pero, como señala Shepherd, "los datos preliminares sobre las vacunas contra COVID-19 y el embarazo han demostrado la seguridad de las vacunas Pfizer / BioNTech y Moderna en más de 30.000 pacientes con embarazos".

Ella está hablando del estudio revisado por pares publicado en el New England Journal of Medicine en abril, que analizó datos de 35,691 participantes embarazadas, de 16 a 54 años, que ahora han recibido una vacuna de ARNm COVID.

El estudio no encontró ninguna "señal de seguridad obvia", lo que significa que no hubo patrones de reacciones adversas a la vacuna. Y Maragakis y Kelen señalan que durante los ensayos de la vacuna Pfizer, 23 voluntarias quedaron embarazadas y ninguna de las participantes experimentó un aborto espontáneo.

Hay otra desinformación circulando: algunas personas están preocupadas de que la vacuna contra COVID-19 contenga partículas de virus que podrían transmitirse al feto. Pero la Dra. Ilona T. Goldfarb de Harvard Medical, señala que "las vacunas de ARNm no contienen partículas de virus".

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.