Secciones
Ex guardia nazi de las SS, condenado por el Holocausto de Alemania a los 93 años
Mundo

Ex guardia nazi de las SS, condenado por el Holocausto de Alemania a los 93 años

Con 93 años de edad un ex guardia de campo de concentración nazi de las SS fue declarado culpable sobre el Holocausto en un tribunal de Alemania.

por LaVerdad

Ex guardia nazi de las SS, condenado por el Holocausto de Alemania a los 93 años

Ex guardia nazi de las SS, condenado por el Holocausto de Alemania a los 93 años

Bruno D. había sido acusado de formar parte de 5 mil 230 asesinatos en el campo de concentración nazi de Stutthof, donde algunas de las víctimas fueron ejecutadas, otras murieron por enfermedad. Unos 40 sobrevivientes y familiares de los fallecidos actuaron como demandantes.

El juez reconoció la voluntad del ex guardia de las SS de participar en el juicio y escuchar el testimonio de las víctimas, pero dijo que se negó a reconocer su propia culpa hasta el final. "Te viste como un observador", dijo.

Juicio de un ex guardia nazi

El juicio que duró nueve meses presentó una especie de espectáculo surrealista para empezar se celebró en un tribunal de delincuentes juveniles ya que Bruno D. tenía 17 años cuando comenzó su servicio de un año como guardia en el campo de concentración de Stutthof en agosto de 1944 y porque los 76 años intermedios no fueron legalmente relevantes.

El Holocausto fue el genocidio llevado a cabo por el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich sobre los judíos y otros pueblos entre los años 1933 y 1945.
En este tiempo, además de los judíos otros que eran "indeseables" fueron los homosexuales, los testigos de Jehová, los minusválidos y disidentes y los opositores políticos de varias nacionalidades.

Ahora bien, no existe un estatuto de limitaciones sobre el asesinato en Alemania, pero ser guardia en un campo de concentración es suficiente para el enjuiciamiento, gracias a un precedente establecido en el caso de John Demjanjuk en 2011.

El acusado "proporcionó la definición misma de accesorio para el asesinato", dijo el fiscal Lars Mahnke.

Los guardias como Bruno D. sabían lo que estaba sucediendo, tenían contacto con los prisioneros cuando estaban en servicio fuera del campo, e impidieron activamente su fuga, de los campos de concentración nazi, argumentaron los fiscales.

"Cuando eres parte de la maquinaria de asesinatos en masa, no es suficiente mirar hacia otro lado", dijo Mahnke. El propio Bruno D. dijo que sabía que había cámaras de gas en el campamento.

La defensa se basó en la poca importancia de Bruno D. en el sistema de campos de concentración. En su resumen del lunes, el abogado Stefan Waterkamp argumentó que el simple hecho de ser un guardia de las SS nunca antes había sido un delito en Alemania, y que estar de pie en una torre de vigilancia no tenía relación con las 5 mil 230 muertes dentro del campo.

Estos y todos los otros delitos, dijo Waterkamp, fueron llevados a cabo por el llamado "campamento SS", un pequeño núcleo de personal que tenía acceso a los prisioneros.

El propio Bruno D. también habló durante el juicio. "Hoy me gustaría disculparme con aquellos que pasaron por este infierno de locura y sus familiares, algo así nunca se puede repetir", dijo en su declaración final el lunes.

Condiciones en Stutthof

En enero, Johan Solberg, un ex prisionero Stutthof de Noruega de 97 años de edad, testificó en Hamburgo que había presenciado once ejecuciones personalmente, incluido el ahorcamiento de niños, y observaba a unos 100 prisioneros al día, en su mayoría judíos, ser enviados a la cámaras de gas.

El campo de concentración de Stutthof fue el primero en ser establecido por el régimen nazi fuera de las fronteras de Alemania, y uno de los últimos en ser liberado. Situado cerca de Sztutowo, un pequeño pueblo a unas 20 millas al este de Gdansk, al norte de Polonia, ya funcionaba como un campo de prisioneros un día después de la invasión de Polonia.

El Holocausto dejó una ola de muerte en menos de 10 años que duró la Alemania Nazi.
Los sobrevivientes asistieron a la conmemoración para conmemorar los 75 años desde la liberación del campo de Stutthof en mayo de 1945.

En los próximos seis años, se cree que entre 63 mil y 65 mil personas, incluidos 28 mil judíos, perdieron la vida en Stutthof, ya sea por epidemias, condiciones de trabajo brutales, falta de atención médica o ejecuciones y asesinatos.

Las cámaras de gas se utilizaron en el campo después de 1944, y muchos más prisioneros perdieron la vida durante las marchas de la muerte hacia el final de la guerra.

¿Último juicio nazi?

Aunque todavía hay otras investigaciones en curso, la edad del personal de otros campos de concentración aún con vida significa que es probable que el jueves sea el último día en que un tribunal alemán emita un veredicto sobre un autor del Holocausto.

Otro ex guardia de Stutthof, Johann R., de 95 años, fue considerado demasiado enfermo para ser juzgado en febrero de 2019, tres meses después de su juicio. Del mismo modo, el juicio del ex médico de Auschwitz Hubert Z. fue suspendido en Neubrandenburg en 2017, cuando tenía 96 años, después de que le diagnosticaron demencia.

Las dos últimas condenas por el Holocausto en Alemania tienen lugar hace más de tres años: en julio de 2015, el "tenedor de libros de Auschwitz" Oskar Gröning fue sentenciado a cuatro años de prisión por 300 mil cargos de accesorio de asesinato por un tribunal en Lüneburg. En junio de 2016, un tribunal de Detmold condenó a Reinhold Hanning, un ex guardia de las SS en Auschwitz, por 170 mil cargos de accesorio de asesinato, aunque murió antes de que se pudiera considerar su apelación.

Te puede interesar: El enigma Viral de los nazis y el ocultismo

Polonia llevó a cabo sus propios juicios de Stutthof a fines de la década de 1940 y condenó a unos 78 guardias, algunos de los cuales fueron ejecutados.

Temas

Comentarios