Secciones
Mundo

Estatua de Hachiko estrena chaleco de Marina en honor a Frida

por La Verdad

Agencias / Diario La Verdad México, D.F.- Estatua de Hachiko estrena chaleco de Marina en honor a Frida

Gracias a los rescatistas japoneses en la Ciudad de México, la perrita Frida ganó popularidad en el país asiático por lo que le rindieron homenaje en uno de los sitios más emblemáticos.

CIUDAD DE MÉXICO

Los perritos rescatistas se convirtieron en un símbolo de esperanza en la Ciudad de México, Puebla y Morelos, donde el pasado martes 19 de septiembre un sismo de magnitud 7.1 derrumbó varios edificios y comunidades.

Tal vez uno de los perritos más famosos es Frida, una labrador retriever, que se ha ganado el corazón de los mexicanos, pero, también de la comunidad internacional. Durante estos días, los rescatistas japoneses conocieron a ‘Frida’ a quien apodaron ‘Marina-Chan’, ya que en su chaleco tenía el nombre ‘Marina’ y ‘Chan’ es un sufijo que se añade después del nombre para expresar cariño y confianza. A través de redes sociales se dio a conocer que la fama de ‘Frida’ o ‘Marina-Chan’ llegó hasta tierras niponas, y decidieron rendirle homenaje en la estatua de Hachiko, uno de los sitios más emblemáticos de Japón. ‘Hachiko conoce al perro rescatista Frida. El 9/19 ocurrió un gran terremoto en México. Frida es un símbolo de solidaridad en México y el equipo de rescate de emergencia de Japón fue enviado a México. Gracias por su apoyo a Japón’, escribieron en redes, acompañados de una fotografía del famoso perro con un chaleco que dice ‘Marina, además de indicaciones de cómo donar. https://twitter.com/WorldMeetsJapan/status/912546458678714368 Hachi es uno de los perros más famosos del mundo, ya que esperó durante 10 años el regreso de su dueño en la estación de tren de Shibuya, después que este muriera intempestivamente. https://twitter.com/wagashidagashi/status/912540089955213318

Hachiko: La historia...

El can japonés, que se hizo famoso por haber esperado durante 10 años a su amo en la estación de tren de Shibuya,fue recordado hoy en el país nipón y por miles de usuarios en las redes sociales al cumplirse 93 años de su nacimiento. El can de raza akita se hizo famoso por haber esperado durante 10 años, en la estación de tren de Shibuya, el regreso de su amo, quien murió de un paro cardíaco mientras daba clases en la Universidad de Tokio. Hachiko, acompañaba todos los días al profesor a la estación para despedir su partida hacia su centro de labor, y tras la muerte de este, siguió esperándolo en el mismo lugar. Tras morir en la estación, el cuerpo del can fue disecado y guardado en el Museo de Ciencias Naturales del distrito de Ueno. En 1947, se fundó otra estatua de bronce para conmemorar su memorable delidad. La historia conmovió a Japón y al mundo, e incluso fue llevada al cine en 1987 y luego en 2008 con el título “Hachi: A dog story”. Usuarios de los redes sociales, lo recuerdan hoy y aplauden su lealtad.    

Comentarios

Te puede interesar