Secciones
Mundo

Encuentran a una mujer momificada después de cinco años

por La Verdad

Agencias / Diario La Verdad España.- A Rosario le murió la madre a finales de 2011 y enseguida esos vecinos del edificio con los que solo cruzaba un hola, un adiós, dejaron de verla. Nadie la echó demasiado de menos porque pasaba por la vida de puntillas y no se relacionaba más que con Jesusa, su progenitora.

llevaba muerta "al menos cuatro años"

El lunes 3 de julio a la una de la tarde, la Guardia Civil entró en su piso de alquiler, el 2ºC, y se encontró el cuerpo momificado tendido en el suelo, entre el pasillo y la cocina. Por la correspondencia acumulada en el buzón y la conserjería los agentes calcularon que llevaba muerta "al menos cuatro años". Pero Emilia, la vecina del 3ºD que el día del hallazgo había presentado una denuncia por su desaparición está segura de que Rosario murió hace cinco, a principios de 2012, tras los pasos de su madre. Jamás olió en el descansillo escasamente ventilado de este gran edificio dormitorio del municipio de Culleredo, a las afueras de A Coruña. Y el casero tampoco se enteró porque no era un ser humano, sino una gran empresa. Según fuentes relacionadas con el caso, Rosario, que a veces hacía sustituciones en la Xunta pero no tenía trabajo fijo, siguió pagando sin falta de la cuenta de su madre la renta mensual, unos 400 euros, hasta hace tan solo un par de meses.

convivió muerta sigilosamente durante un lustro con los cerca de 130 inquilinos.

Este dato no ha sido confirmado por la compañía arrendadora, que prefiere guardar silencio. Cuando llegó la Guardia Civil, a la difunta ya le habían cortado el agua y la luz por impago, pero en el gigante inmobiliario Testa, desde principios de año firma propietaria de este inmueble dedicado al alquiler, no habían saltado las alarmas. Rosario habitaba en el olvido, y su muerte convivió sigilosamente durante un lustro con los cerca de 130 inquilinos. Esta historia de cuerpos que se secan en un mundo que les hace vacío, sin que ni siquiera el penetrante olor a carne podrida que lo impregna todo pueda llegar en estos casos a delatar su presencia, se repite varias veces cada año en España.

OTROS CASOS

Entre otros, en 2016 una mujer que iba a ser desahuciada fue hallada en estado de momificación natural en el chalé que ocupaba en Llíria (Valencia). Algunos de los animales que cuidaba también aparecieron muertos cuando el juzgado autorizó que la echaran por morosa. En 2015 en Requena (también en Valencia), un padre que vivía distanciado de sus hijos, un hombre y una mujer, se topó sus dos cadáveres momificados cuando al fin se decidió a ir a visitarlos al adosado de la urbanización en la que residían. Llevaban unos nueve meses fallecidos. En 2014, en Palma, unos niños que estaban jugando descubrieron el cuerpo reseco de un hombre en una casa abandonada junto a la Audiencia Provincial

Comentarios