Secciones
Embajador belga incluye tratado del rey Carlos II en el debate pesquero de la UE
Mundo

Embajador belga incluye tratado del rey Carlos II en el debate pesquero de la UE

Buscando ganar un debate sobre las demandas de captura en las aguas después del Brexit, el embajador de Bélgica citó un tratado del rey Carlos II de hace 350 años.

por LaVerdad

Embajador belga incluye tratado del rey Carlos II en el debate pesquero de la UE

Embajador belga incluye tratado del rey Carlos II en el debate pesquero de la UE

En medio del debate entre los embajadores de la Unión Europea en Bruselas debatían, el miércoles, el tema del acceso futuro de las flotas pesqueras europeas en Bruselas, el representante del gobierno belga, Willem van de Voorde, hizo una intervención notable.

Y es que el embajador citó un tratado firmado hace unos 350 años hecho por el rey Carlos II que concedía a 50 pescadores flamencos de Brujas “derechos eternos” sobre las aguas de pesca inglesas. Cuando se otorgó la Privilegie der Visscherie en 1666, Brujas formaba parte de los Países Bajos del Sur, controlada por España.

La oferta había sido la forma en que Carlos mostraba su gratitud por la hospitalidad que recibió cuando permaneció allí durante el interregno que siguió a la decapitación de su padre, el rey Carlos I, y a su propia restauración al trono, pero en la actualidad existe un Brexit.

La oferta del rey Carlos II se hizo en agradecimiento por haber sido alojado en Brujas durante el interregno entre la decapitación de su padre y su propia restauración al trono.
El acuerdo de Carlos II de hace 350 años decía que concedía “derechos eternos” sobre las aguas de pesca inglesas.

"No estaba muy seguro de qué estaba hablando, pero creo que estaba bromeando", dijo un diplomático confundido que había escuchado la intervención de Van de Voorde. "Pero, entonces, nunca se sabe".

Tensiones de Bruselas por acceso pesquero aumentan

Si bien la validez del reclamo belga es algo poco probable, las tensiones en Bruselas sobre el acceso pesquero para las flotas europeas a partir del 1 de enero son muy reales. El Reino Unido ha exigido un aumento radical de las capturas de pesca en su zona económica exclusiva al abandonar la política pesquera común de la UE.

Algunos en Bruselas reconocen la necesidad de satisfacer esta demanda, que fue uno de los argumentos clave para el Brexit durante el referéndum de 2016, ciertos países costeros, incluida Francia en particular, están insistiendo en el statu quo.

Durante la misma reunión de embajadores, el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, señaló que los ingresos de la UE por la pesca en aguas del Reino Unido rondaban los 650 millones de euros, en comparación con los 150 millones de euros de la pesca británica en aguas del Reino Unido.

"Creo que estaba sugiriendo que había un argumento para un cambio en el equilibrio", dijo una fuente de la UE. “Sin embargo, va a ser difícil; no hay señales de que Francia haya cambiado de opinión todavía ".

El jueves, el ministro de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, dijo que París no "vendería" sus comunidades pesqueras para llegar a un acuerdo.

Después de reunirse con su homólogo holandés, Stef Blok, en La Haya, Beaune dijo a los periodistas: "Nuestros pescadores no serán moneda de cambio para el Brexit, no tendrán que pagar el precio de las elecciones de Gran Bretaña".

Te puede interesar: Covid-19 deja alarmantes cifras tras repunte en Bélgica

Beaune dijo que aún era posible llegar a un acuerdo, pero "no sacrificando los intereses de nuestros pescadores" señalando que “Un mal trato sería el peor resultado. Así que estamos preparados para un escenario sin acuerdo y no aceptaremos un mal compromiso".

Temas

Comentarios