Mundo

El último espectáculo del volcán Etna tras su erupción sorprende al mundo

El último espectáculo del volcán Etna tras su erupción sorprende al mundo

El último espectáculo del volcán Etna tras su erupción sorprende al mundo

Una vez más el volcán Etna sorprendió al mundo, no por lo peligroso que puede ser, sino por un espectáculo que iluminó el cielo nocturno.

Por Naye Valdez

25/02/2021 03:18

Etna, el volcán que domina el este de Sicilia, Italia, es el volcán más activo de Europa y también el más grande del continente. Su ardiente y ruidosa demostración de poder que realiza durante días es siempre súper espectacular. Afortunadamente, la última erupción del Etna que cautivó al mundo no ha causado heridos ni evacuaciones.

Pero cada vez que vuelve a la acción cautiva a los espectadores y a los geólogos que pasan sus carreras monitoreando cada temblor, estruendo y eructo.

¿Qué está pasando con el volcán Etna?

Como hemos informado en La Verdad Noticias el 16 de febrero,  Etna entró en erupción, enviando altas fuentes de lava, que rodaban por la ladera oriental de la montaña hacia el deshabitado Valle de Bove, que tiene cinco kilómetros (tres millas) de ancho y ocho kilómetros (cinco millas) de largo. El volcán ha arrojado cenizas y piedras de lava que cayeron sobre el lado sur.

La actividad ha continuado desde entonces, en ráfagas más o menos intensas pero espectaculares para la vista. La lava llameante ilumina el cielo nocturno con impactantes tonalidades de naranja y rojo. No se sabe cuánto durará esta ronda de actividad emocionante, dicen los vulcanólogos que trabajan en el Observatorio del Etna, dirigido por el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología.

La lava del volcán Etna ilumina el cielo nocturno con tonalidades de naranjas y rojas

Si bien la fascinación del público comenzó con las primeras imágenes dramáticas de este mes, la explosiva actividad comenzó en septiembre de 2019 y se hizo mucho más fuerte hace dos meses. La actividad actual involucra principalmente el cráter sureste, que fue creado en 1971 a partir de una serie de fracturas.

Volcán Etna presenta un espectáculo impresionante para la vista

El volcán Etna se eleva a 3.350 metros (alrededor de 11.050 pies) sobre el nivel del mar y tiene 35 kilómetros (22 millas) de diámetro, aunque la actividad volcánica ha cambiado la altura de la montaña con el tiempo.

Ocasionalmente, el aeropuerto de Catania, la ciudad más grande del este de Sicilia, tiene que cerrar durante horas o días, cuando la ceniza en el aire hace que volar por la zona sea peligroso. Al comienzo de este reciente período de actividad eruptiva, el aeropuerto cerró brevemente.

Pero para los pilotos y pasajeros que vuelan hacia y desde Catania por la noche cuando el volcán está más tranquilo, un destello de rojo fuego en el cielo oscuro lo convierte en una vista emocionante.

Con los flujos de lava del Etna contenidos en gran parte en sus laderas deshabitadas, la vida transcurre en las ciudades y pueblos de otras partes de la montaña. A veces, como en los últimos días, las piedras de lava llueven en las calles, rebotan en los autos y traquetean en los techos.

Pero muchos residentes generalmente encuentran que es un pequeño inconveniente cuando se comparan con los beneficios que trae el volcán. Los flujos de lava han dejado tierras de cultivo fértiles. Florecen los manzanos y los cítricos. Los tintos y blancos del Etna son algunos de los vinos más populares de Sicilia, de uvas cultivadas en las laderas volcánicas.

El turismo genera ingresos. Los excursionistas y mochileros disfrutan de las vistas de la montaña que sopla a menudo y del brillante mar Jónico a continuación. Para los esquiadores que quieren pistas con poca gente, Etna es una de las favoritas.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Instagram para mantenerte informado.