Secciones
El monumento a un corrupto expresidente
Mundo

El monumento a un corrupto expresidente

Cuatro años después de la revolución naranja que provocó la huida del expresidente Víktor Yanukóvich de Ucrania, su lujosa mansión en Kiev se ha convertido en un gran “museo de la corrupción”, símbolo de la cleptocracia que se instaló en el país.

por Khrystyna Kinson

El monumento a un corrupto expresidente

El monumento a un corrupto expresidente

La residencia privada del exmandatario de Ucrania, Víktor Yanukóvich, tiene una extensión de 140 hectáreas y fue construida presuntamente con dinero público, además forma parte de un extenso territorio ubicado a orillas del río Dniéper, renombrado como "Parque Nacional Mezhygirya" y transferido recientemente a la propiedad del Estado.

 La casa está situada en el pueblo de Novi Petrivtsi (a 25 kilómetros al norte de la capital de Ucrania, Kiev) y fue descubierta a finales de febrero de 2014, después de que el expresidente fuera destituido, tras las sangrientas protestas de la plaza del Maidán, y se exiliara en Rusia acusado de traición.

 En aquel entonces la inimaginable opulencia oculta en esta mansión recubierta de mármol, que tiene un valor estimado de 75 millones de dólares, causó furor e indignación entre los ucranianos, en un país que estaba al borde de la bancarrota y en el que el sueldo medio aún ronda los 260 dólares mensuales.

Vista de uno de los salones de la mansión de Yanukóvich.

SUELOS DE MÁRMOL E ICONOS DE ORO.

 "Queremos que todo esto se quede aquí como recordatorio y prueba del sistema oligárquico que hay en el país, y contra todos los miembros del Gobierno que siguen manteniendo la corrupción", explica a Efe Petro Oliynyk, un "voluntario" que guía a los visitantes en un tour por la vivienda por un precio aproximado de 8 dólares.

 La suntuosidad de su estilo de vida está plasmada en cada rincón de este inmueble de cuatro plantas, con relucientes suelos de mármol cubiertos con diseños florales y decenas de habitaciones decoradas con iconos de oro y delicados jarrones de cerámica romana.

 Después de atravesar un amplio vestíbulo, los visitantes se encuentran con un pequeño jardín cubierto que, a modo de pasillo, lleva hacia uno de los ascensores.

 El ruidoso trino de pájaros exóticos, las distintas especies de plantas y un imponente león disecado, a tamaño real, atraen la mirada de los presentes, que se apresuran a captar el espacio con las cámaras de sus teléfonos móviles.

 Según explica el guía, son los "voluntarios" que residen en los alrededores de la propiedad los que se hacen cargo de las aves y del resto de animales abandonados por su antiguo dueño en Mezhygirya.

 Una larga mesa con un mantel de cuero de cocodrilo preside uno de los salones, en los que siguen intactas enormes televisiones de plasma, cuadros al óleo y esculturas de todo tipo.

 Los curiosos pueden incluso sentarse en el que fuera el despacho de Yanukóvich, o en los sillones de piel de un auténtico "cine en casa", que cuentan con un botón en el reposabrazos con el que se apaga la luz y se cierran las persianas automáticas.

LÁMPARA DE UN MILLÓN DE DÓLARES.

 Las facturas y documentos personales encontrados en esa mansión revelaron los precios disparatados de sus objetos y muebles, como los paneles de madera libanesa que decoran las escaleras centrales, que costaron alrededor de 200.000 dólares, o una enorme lámpara decorada con diamantes por valor de un millón de dólares.

 Asimismo, llama la atención el excesivo lujo de los cuartos de baño, en especial el dorado de las griferías, las manillas de las puertas y los lavabos, y los sofisticados mosaicos en las paredes.

Lámparas de un millón de dólares

 "Está todo recubierto de oro", confirma el guía a los turistas, que observan asombrados la magnitud del derroche.

 El palacio del defenestrado presidente, que incorpora imitaciones de columnas clásicas griegas, alberga también una sala de billar, una capilla privada con mosaicos religiosos, sauna, e incluso una "cueva de sal" utilizada para tratamientos de haloterapia.

 Además, conserva valiosas antigüedades, como una réplica del piano blanco Steinway que John Lennon regaló a su esposa Yoko Ono -cuyo valor estimado es de unos 100.000 dólares-, así como armaduras medievales, entre otras excentricidades.

 Y es que su descubrimiento por un grupo de manifestantes del Maidán que tomaron la mansión en 2014, confirmó las sospechas sobre el lavado de dinero y el lujo que rodeaba a Yanukóvich, que tenía a su disposición un campo de golf, un zoológico, un enorme spa con gimnasio y un embarcadero con yate privado en forma de galeón.

 "Esto es un ejemplo del motivo por el que se inició una guerra en el país (...) El principal enemigo de Ucrania es la gente como Yanukóvich, Poroshenko (actual presidente) y otros oligarcas", opina Oliynyk, quien participó en las protestas del Maidán y desde entonces reside en uno de los edificios del complejo de Mezhygirya.

1.500 MILLONES DE DÓLARES DE LAS ARCAS PÚBLICAS.

 Se calcula que el ex mandatario prorruso gastó más de 9 millones de dólares en un periodo de 18 meses en la compra de objetos y accesorios importados para su antiguo hogar, mientras que solo el mantenimiento de la propiedad le suponía un gasto de, al menos, medio millón de dólares al mes.

 A pesar de que ningún ministerio ha tomado el control de la propiedad, que ahora está abierta al público, miembros de la Guardia Nacional de Ucrania protegen a diario la verja de entrada y patrullan las inmediaciones para asegurar la preservación del lugar.

Uno de los salones de la mansión

El actual Gobierno ucraniano estima que Yanukóvich, quien durante la mayor parte de su carrera política no ganó más de 100.000 dólares anuales, llegó a robar de las arcas públicas de Ucrania más de 1.500 millones de dólares.

 No obstante, varios años después de su destitución, numerosos activistas creen que el objetivo inicial del Maidán no se ha cumplido, al considerar que la corrupción continúa siendo una lacra profundamente arraigada y la elección de un nuevo presidente, Petró Poroshenko, no llevó a una renovación de la élite política.

 "Una de las demandas era limitar la influencia de los oligarcas en la política. Sin embargo, después de las protestas del Maidán algunas de las personas más ricas de Ucrania fueron nombradas en puestos públicos clave", afirmó Oliynyk al respecto.

 "Yanukóvich no es el único (...) Hay más casas como ésta construidas con fondos de nuestro presupuesto público por gente como él. Ellos son los que han saqueado nuestro país", concluye. 

 

Temas

  • mundo
  • expresidente
  • Víktor Yanukóvich

Comentarios

Te puede interesar