Secciones
El crimen de hace 29 años que una botella de Coca Cola ayudó a resolver en E.U
Mundo

El crimen de hace 29 años que una botella de Coca Cola ayudó a resolver en E.U

Una botella de Coca Cola ayudó a resolver un trágico crimen que ocurrió hace 29 años; Una joven de 18 años, fue asesinada. 

por LaVerdad

El crimen de hace 29 años que una botella de Coca Cola ayudó a resolver en E.U

El crimen de hace 29 años que una botella de Coca Cola ayudó a resolver en E.U

En 1989, una joven de 18 años llamada Amanda Teresa Stavik, desapareció en el área de Acme en Estados Unidos luego de que había salido a correr; Posteriormente, su cuerpo fue encontrado tres días después, estaba flotando en un río muy cerca a su casa, ubicada en el condado de Whatcom. Desde entonces, el homicidio parecía haber quedado impune, hasta el 2017.

La joven fue secuestrada, violada y asesinada; Las autoridades, iniciaron una exhaustiva investigación en Washintong, en donde hicieron un registro de los posibles responsables del crimen.

Lograron reconstruir el ADN del responsable gracias a los restos de semen que hallaron en el cuerpo de la víctima y tenían en lista a 50 sospechosos, a todos se les pidió una muestra de ADN, pero ninguno coincidía con el del responsable.

Curiosamente, uno de los responsables se negaba a dar muestras de su ADN, pese a que fue citado dos veces por oficiales de Policía, el hombre se negaba a asistir, desde entonces, la investigación se dirigió totalmente a Timothy Forrest Bass.

En 2013, las investigaciones de la Policía, arrojaron que el sujeto trabajaba como repartidor en una panadería en la ciudad de Bellingham, por lo que procedieron a solicitar la ruta de trabajo a la empresa, bajo una orden del juez para que no pudieran negarse, pero lo hicieron.

Cuatro años después, en 2017, un elemento de la policía regresó al establecimiento en donde trabajaba Forrest Bass y habló con una de las compañeras del sospechoso, la mujer accedió a entregar la ruta de trabajo, además de decir cuánto tiempo tardaba en cada lugar que la ruta indicaba.

Timothy Forrets Bass, había tomado una Coca-Cola y un vaso de plástico, posteriormente lo arrojó a la basura y la compañera de trabajo que había accedido a colaborar con las autoridades, entregó los desechos de Bass al policía,

Luego de realizarse una prueba de ADN, se comprobó que el vaso y el semen tenían una coincidencia de 1 en 11 millones de trillones, lo indicaba que Bass era el culpable de secuestro, violación y asesinato en primer grado; Fue arrestado el 12 de diciembre del 2017.

El juicio, empezará el 19 de abril de 2019, pues el abogado del presunto culpable, apeló la manera en que se recogieron las muestras de ADN.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR