Secciones
La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%
Mundo

El Ministerio de Economía en Argentina y la AFIP estudian subir Ganancias al 41%

Este incremento al 41% que recaudará la AFIP en las Ganancias, forma parte de las modificaciones que llevaría el proyecto de Presupuesto 2021 y las negociaciones con el FMI. Para los expertos, hay margen escaso para subir impuestos.

por La Verdad

La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%

La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%

El Gobierno trabaja en una reforma tributaria para que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recude el 41% sobre las Ganancias y este paquete planea enviar al Congreso de manera conjunta con el proyecto de Presupuesto 2021.

Con la intención de hacer más progresivo el esquema, evalúa dos cambios clave en el impuesto a las Ganancias:

  • Aumentar la alícuota que pagan las personas físicas en la escala más alta, y llevarla del 35% al 41%.
  • Eliminar algunos incentivos que poseen hoy las empresas que reinvierten.

El equipo económico trabaja en definir estos aspectos, proyecto que aún falta que obtengan el visto bueno desde el punto de vista político. Pero se da en momentos en el que el Gobierno necesita mostrar prudencia fiscal e ir hacia un esquema de equilibrar las cuentas públicas, tanto por convicción como por el acuerdo que empieza a negociar con el Fondo Monetario Internacional.

La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%

La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%
La AFIP estudian subir impuesto a las Ganancias del 35% al 41%

El impuesto a las ganancias, tanto el que pagan las personas como las empresas, es una de las principales fuente de ingresos para el Estado: con un 22% del total de la recaudación tributaria, implica casi un cuarto de los ingresos. Y también fue motivo de intentos de cambios tributarios en los últimos años: desde Axel Kicillof hasta Alfonso Prat-Gay, cuando pasaron por el Palacio de Hacienda, intentaron modificarlo ampliando el rango de la base imponible.

Pero para los analistas, dada la elevada presión tributaria, no ven margen a que se puedan implementar cambios en el esquema que incremente lo que pagan los contribuyentes, al menos que se haga una reforma integral.

Nadin Argañaraz, economista del Iaraf (Instituto Argentino de Análisis Fiscal), el resultado final dependerá de si el incremento en la alícuota hasta el 41% que se haría a ciertos sectores se termina dando con una reducción a lo que pagan los ingresos medios.

Además señaló que también habrá que evaluar en dónde se hace el corte, es decir, arriba de qué salarios lo terminan afrontando esa alícuota. “Todo esto termina definiendo en si se hace más progresivo el impuesto o no, y también cuánto se termina recaudando”, razonó.

Mencionó que en los últimos años Ganancias a las personas perdió progresividad. “Cuando se observa la escala de Chile, es claro que a mayores ingresos, más aporte impositivo”, dijo.

Es por eso que aseguró que “si se piensa una reforma, no puede hacerse desde punto de vista parcial; hay que pensarla de manera integral, entre Nación, provincias y municipios”.

Para César Litvin, CEO de Lisicki, Litvin & Asociados, “hoy no hay tolerancia a nuevos aumentos de impuestos, menos en situación de post pandemia donde se requiere darle masa muscular a la economía”.

Según relató, gran parte de los países, en plena pandemia, están reduciendo sus impuestos para darle oxígeno a las empresas que fueron afectadas por la pandemia. “Vamos en una orientación diferente. Y además cuando el sacrificio que se está pidiendo al sector privado no es acompañado por sacrifico del sector público”, añadió.

Consultado por los países en donde las alícuotas en ganancias a las personas son mayores al 35% que existe hoy en la Argentina, respondió: “Si bien hay algunos que tienen alícuotas que llegan al 50%, no existe la presión tributaria que hay en la Argentina; no tienen IVA tan altos o impuestos al consumo, por ejemplo”.

Remarcó que la Argentina tiene altísima presión fiscal teniendo en cuenta dos factores. Por un lado, que existe cerca de 50% de informalidad en el país, por lo que la carga efectiva es mayor.

“Además, si consideramos que la inflación es un impuesto, y la inflación alta es importante, aumenta aún más la presión fiscal. Existiendo una tan pesada carga fiscal, no me parece oportuno, más allá de que se necesiten ingresos”, agregó.

Bajo una concepción progresista del esquema tributario, en el que los que tienen mayores ingresos deberían pagar más impuestos, economistas especialistas en el tema evalúan que Ganancias recauda poco respecto a lo que podría precisamente por que la economía argentina tiene mucha informalidad, elusión y evasión.

Con un esquema móvil, el mínimo no imponible por debajo del cual las personas no pagan Ganancias se va actualizando: desde enero, lo deben afrontar trabajadores solteros cuyo salario neto mensual supera de los $ 55.261. En el caso de los casados, el umbral de pago es de $ 64.145 y para casados con dos hijos se eleva a $ 73.104.

TE PUEDE INTERESARPrórrogas del AFIP provocan caos financiero y fiscal en Argentina

Con respecto a la “pata empresaria” que evalúa modificar el Gobierno, Litvin explicó que hoy las firmas pagan el 30% de Ganancias, siempre y cuando reinvierta y no distribuyan dividendos. Pero si lo hacen, se suma un 7% sobre los dividendos. Es así que interpreta que lo que lo que intentarán hacer es llevar la alícuota general a un nivel en torno a 35%.

Temas

Comentarios