Mundo

Egipto alista la mudanza a su nueva capital construida en el desierto

Egipto alista la mudanza a su nueva capital construida en el desierto

La nueva capital administrativa de Egipto reemplazará a la ruidosa y contaminada El Cairo. Se espera que su inauguración, que ha sido retrasada varias veces, se celebre a fines de 2021.

Por Raúl Luna

18/03/2021 08:29

Egipto ya alista la mudanza a una nueva capital ubicada en medio del desierto al este de El Cairo, anticipando que los primeros funcionarios del gobierno federal comenzarán a mudarse a partir de este verano, informó el presidente Abdel Fattah al-Sisi.

La nueva ciudad, que ha sido nombrada simplemente Nueva Capital Administrativa, funcionará con tecnología inteligente. Su construcción, al menos en una primera fase, costó 25.000 millones de dólares y también recibió fondos de los Emiratos Árabes Unidos.

La inauguración está programada para antes de que termine el 2021. 

Cientos de trabajadores dan los últimos toques a una avenida que albergará a los ministerios federales con edificios que evocan la arquitectura faraónica del antiguo Egipto, con un complejo islámico elevado, edificios del parlamento abovedados y un extenso recinto presidencial.

Así será la nueva capital de Egipto

Según reportes obtenidos por La Verdad Noticias, en la nueva capital administrativa de Egipto habrá un monorriel que pasará por un distrito comercial donde una torre central de 385 metros está a punto de completarse. Más allá, los contornos de un parque de 10 km que se extiende hasta una mezquita gigante están tomando forma.

También contará con la más grande ciudad de deportes olímpicos del mundo.

Los centros de control monitorearán la infraestructura y la seguridad de manera electrónica, los techos estarán cubiertos con paneles solares, los pagos no serán en efectivo y se asignarán 15 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, dijeron las autoridades.

Se espera que la ciudad terminada albergue al menos a 6 millones de residentes, su segunda y tercera fases en gran parte residencial.

Eso tardará décadas en completarse, aunque el gobierno podrá funcionar normalmente mientras continúa la construcción, dijo Amr Khattab, portavoz del Ministerio de Vivienda, que es responsable de ejecutar partes de la ciudad.

Su construcción no ha estado exenta de retrasos, comenzando con la insuficiencia de los fondos de los Emiratos Árabes Unidos en 2015, que pudo superarse gracias a la inyección de capital fuera del presupuesto. 

La pandemia de coronavirus también ralentizó el progreso, y la primera de las tres fases planificadas, que cubren 168 kilómetros cuadrados, no se completará cuando el gobierno comience a actuar.

Los primeros 50.000 funcionarios del gobierno egipcio que se trasladen a la nueva capital tendrán acceso a autobuses que los llevarán a las sedes correspondientes de sus ministerios, y recibirán incentivos por 96 millones de dólares para mudarse ahí.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Google News para mantenerte informado.