Secciones
Donald Trump enfurece contra famoso programa tras una parodia
Mundo

Donald Trump enfurece contra famoso programa tras una parodia

Saturday Night Live parodió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump hecho que hizo enfurecer al magnate, al simular como sería el mundo sin Trump. 

por LaVerdad

Donald Trump enfurece contra famoso programa tras una parodia

Donald Trump enfurece contra famoso programa tras una parodia

Después de que en el programa de comedia Saturday Night Live se presentó un sketch en el que hacían una recreación acerca de un mundo donde Donald Trump no había sido elegido presidente en 2016, el presidente de Estados Unidos dijo desde su cuenta de Twitter que el programa se debería haber ''llevado a los tribunales''.

Donald Trump enfurece contra famoso programa tras una parodia.

“Un escándalo real la cobertura parcial, hora tras hora, de redes como NBC y sus máquinas de centrifugado demócratas como Saturday Night Live. No son más que una cobertura injusta de las noticias y anuncios demócratas. Debería ser probado en los tribunales, ¡no puede ser legal! ¡Solo difaman y minimizan!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

De nuevo el actor Alec Baldwin realizó su interpretación en el programa antes de navidad, como el ya conocido Donald Trump, todo para armar una parodia llamada Un maravilloso Trump.

La parodia inicia con el Trump de Baldwin sintiéndose abatido por la manera en que se va desarrollando su presidencia, y llega un momento en el desea jamás haber sido presidente, pero en el camino es guiado por Clarence, interpretado por Kenan Thompson, el comediante habitual del programa de cada sábado.

En dicha parodia hubieron estrellas invitadas, tales como Robert De Niro que da vida al fiscal especial que investiga la intromisión rusa en las elecciones, Robert Mueller; Ben Stiller es el abogado personal de Trump, Michael Cohen y el anfitrión Matt Damon que hace al juez del Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh.

El sketch llega a plantearse en que la vida de todos sería mejor si Donald Trump jamás hubiera sido presidente:

“Todos lucen diferentes, ¿qué es esa cosa en sus caras?”, pregunta Donald Trump, y el espíritu que lo guía le responde “la gente le llama sonrisas”.

"después de que perdimos la campaña, el diablo me devolvió mi alma".

Kellyanne Conway (quien se desempeñaba como jefa de campaña de Donald Trump) le dice que "después de que perdimos la campaña, el diablo me devolvió mi alma".

Esta parodia, incluso llega a burlarse de los hijos del mandatario. Una de las escenas señala a Eric Trump, quien entra justo cuando resuelve un Cubo de Rubik. Ya que no tiene que dirigir la organización Trump, ha tomado cursos de educación para adultos y ahora es inteligente.

Melania, supuestamente es interpretada por Cecily Strong, quien ahora habla un inglés perfecto debido a que ella y Trump se habían divorciado, pues decía que estar casada con Donald estaba frenando sus habilidades lingüísticas.

 

"el mundo necesita que yo sea presidente después de todo".

Dentro de la parodia, ponen a Trump como que también se había beneficiado, pues ahora tenía una cabeza con cabello normal, gracias a una inmigrante siria a la que no se le negó la entrada a Estados Unidos y descubrió un tratamiento contra la calvicie.

La lección que Trump aprende al ver que la vida de todos sería mejor si no fuera presidente es que "el mundo necesita que yo sea presidente después de todo".

Temas

Comentarios

Te puede interesar