Mundo

Concierto en Nueva Zelanda reúne a 50 mil fanáticos sin medidas sanitarias

Concierto en Nueva Zelanda reúne a 50 mil fanáticos sin medidas sanitarias.

Una banda de Nueva Zelanda dio un concierto que juntó a más de 50 mil personas; es el evento más grande desde que inició el COVID-19.

Por Eleazar Demesa

26/04/2021 04:23

Si bien gran parte del mundo permanece en alerta por el coronavirus, la banda Six60 se presentó ante una audiencia de 50,000 fanáticos en Nueva Zelanda la noche del 24 de abril, hecho que lo convierte en el concierto en vivo más grande desde que empezó la pandemia de COVID-19.

Tocando en el Eden Park Stadium de Auckland, el hogar de los campeones del mundo de rugby All Blacks, que nunca antes había organizado un concierto, la banda invitó a artistas maoríes a unirse a ellos en el escenario y rindió homenaje a los músicos militares.

Concierto masivo en Nueva Zelanda pese al COVID-19

Concierto en Nueva Zelanda reúne a 50 mil fanáticos.

“Sabemos lo que es estar encerrado. Apestaba. Y no sabíamos si podríamos volver a tocar en conciertos”, dijo el cantante principal Matiu Walters previo al enorme concierto. “Pero somos afortunados, por algunas razones, aquí en Nueva Zelanda”, agregó.

Los asistentes al evento, sin necesidad de cubrebocas ni distanciamiento social, volvieron a disfrutar de un espectáculo masivo mientras tanto, el resto del mundo sigue soñando con ese momento.

Concierto en Nueva Zelanda reúne a 50 mil fanáticos.

La Verdad Noticias informa que en los últimos meses el país se ha hecho conocido por ser capaz de albergar enormes eventos públicos sin distanciamiento social, en gran parte atribuido al enfoque rápido y estricto de la primera ministra Jacinda Adern a la política de cierre nacional en 2020.

Nueva Zelanda, junto con Australia, otra de las naciones que mejor ha gestionado la crisis sanitaria, ha reanudado este mismo lunes los viajes entre ambos países sin necesidad de hacer cuarentena. El primer vuelo procedente de Sídney aterrizó poco después del mediodía en la ciudad neozelandesa de Auckland, donde familias esperaban a sus seres queridos.

Es de señalar que ambos países han levantado prácticamente todas las medidas para luchar contra la pandemia de COVID-19, excepto cuando se han decretado confinamientos breves y limitados al detectar algún rebrote del SARS-CoV-2.

Sin embargo, Australia y Nueva Zelanda se muestran reacios a la reapertura de las fronteras internacionales ante la posibilidad de que entren sin ser detectados nuevos infectados con COVID-19 y propaguen el virus por sus territorios.

Síguenos en Google NewsFacebook y Twitter para mantenerte informado