Mundo

China enfrenta la variante Delta, incluso llegó a Wuhan el epicentro del COVID-19

China enfrenta la variante Delta, incluso llegó a Wuhan el epicentro del COVID-19

China enfrenta la variante Delta, incluso llegó a Wuhan el epicentro del COVID-19

Tremendo golpe. China enfrenta la variante Delta del COVID-19 pero ni las estrictas medidas logran someter al virus que incluso se ve en  Wuhan.

Por Yulsi Magaña

02/08/2021 01:39

China enfrenta la variante Delta del Sars-Cov-2, la cual ha provocado un rebrote de COVID-19, que es considerado como el más amplio desde que el coronavirus apareció por primera vez allí a fines de 2019.

Lugares en China, como el que fuera el epicentro de la pandemia, Wuhan, han comenzado a ver un gran incremento de contagios, pese a que las defensas contra el virus de China son consideradas de las más estrictas del mundo.

Y es que el nuevo brote de COVID-19 en China causado por la variante Delta ha provocado que en casi la mitad de las 32 provincias de China se disperse el Sars-Cov-2 en solo dos semanas lo que indica que la variante se está moviendo rápidamente.

China enfrenta la variante Delta y replantea medidas

Desde que China logró controlar el COVID-19 en 2020, no se había dado una propagación tan amplia como con la variante Delta.

China enfrenta la variante Delta y aplicó estrictas medidas antivirus, las que incluyen pruebas masivas tan pronto como aparece un caso, rastreo agresivo de contactos, uso generalizado de cuarentenas y cierres selectivos.

Con estas medidas China “aplastó” más de 30 brotes, pero con la variante Delta que es más infecciosa no están funcionando del todo, más aún con el aumento de los viajes para las vacaciones de verano, creó un entorno en el que Delta podría afianzarse.

El 2 de agosto, China reportó 99 infecciones de las cuales 44 no presentan síntomas y el mismo día por la tarde se descubrió que siete personas estaban infectadas en Wuhan, más otra en Beijing. China enfrenta la variante Delta y por el número de casos, es el brote más grande desde un brote en la provincia de Hebei, en el norte de China, en enero, cuando 2 mil personas se infectaron.

La amplia propagación es aún más preocupante ya que estos siete nuevos casos en Wuhan son los primeros desde que China puso bajo control su ola original al bloquear la ciudad de unos 11 millones y la provincia circundante de Hubei.

El subdirector del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Beijing, Pang Xinghuo, suplicó a quienes hayan viajado desde áreas de alto riesgo dentro de China o sospechan que podrían haber estado en contacto cercano con alguien infectado informar a las autoridades

Pang señaló que China enfrenta la variante Delta pero se han producido brotes en racimo uno tras otro en todo el país y se han reportado múltiples casos en Beijing, lo que ha llevado a una fase crítica en la respuesta a la epidemia

En China, la variante delta llegó a mediados de julio a través de un vuelo desde Moscú a la ciudad de Nanjing, en el este de China, y se extendió a un grupo de personal de limpieza del aeropuerto. Pero también han aparecido casos tan lejanos como la isla de Hainan en el sur de China, a mil 900 kilómetros (1.180 millas) de Nanjing.

Hace tan solo unos meses China dijo que tendrá política monetaria flexible para mejorar su economía afectada en 2020 por el COVID-19, ahora un nuevo brote está amenazando todos los planes para salir adelante, sobre todo cuando China enfrenta la variante Delta.

China enfrenta la variante Delta, las vacunas no dan resultado

China enfrenta la variante Delta y se ha reportado que la mayoría de los infectados en Nanjing fueron inmunizados.

China enfrenta la variante Delta aun con una de las tasa de vacunación más altas del mundo, de hecho China sorprendió al rebasar las mil millones de dosis, ahora tiene el 60 por ciento de su población vacunada, pero hace falta ver si las vacunas desarrolladas localmente en el país pueden frenar la propagación de Delta.

Lo anterior porque la mayoría de los infectados en Nanjing fueron inmunizados, y las vacunas, que se han encontrado menos efectivas que las inyecciones de ARN Messenger en ensayos clínicos, parecen brindar protección, con solo el 4 por ciento de los infectados en esta ola actual luchando contra una enfermedad grave hasta ahora.

Muchos de ellos tienen afecciones preexistentes como asma, diabetes o presión arterial alta, dijo Guo Yanhong, un funcionario de la Comisión Nacional de Salud, en una reunión informativa en Beijing el sábado.

La estatal Sinopharm dijo que su inyección inactivada de COVID-19, administrada ampliamente en China, es un 68 por ciento efectiva contra delta, citando un estudio en Sri Lanka. Sinovac Biotech Ltd., el otro proveedor chino importante, dijo que los anticuerpos inducidos por su vacuna Covid inactivada aún pueden neutralizar la cepa delta en estudios de laboratorio.

La variante Delta una problemática de salud

China enfrenta la variante Delta y los CDC pidieron que todos, incluso los vacunados usen mascarillas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU (CDC) revirtieron la semana pasada su posición y pidieron a las personas completamente vacunadas seguir usando las máscaras en lugares cerrados donde las infecciones están aumentando.

Australia, que al igual que China enfrenta la variante Delta, había logrado acabar con las enfermedades del COVID-19 con estrictas restricciones fronterizas, pero ahora tiene un resurgimiento impulsado por el delta.

Wang Huaqing, experto en inmunización en jefe de los CDC chinos, dijo que “Delta representa el 80 por ciento de los casos en los Estados Unidos y restablecieron el requisito de máscaras”.

La realidad que expresó el experto, es que “Eso significa que la propagación del delta es grave y la protección personal no se puede reducir ni siquiera con la vacunación”.

China enfrenta la variante Delta por lo que los residentes de Nanjing, donde comenzó el reciente brote, fueron bloqueados y al mismo tiempo se ven afectados los que viven en Zhangjiajie, un área escénica famosa por sus verdes cordilleras.

Por su parte, funcionarios en Beijing detectaron seis infecciones hasta ahora pero prometieron cortar la transmisión del virus con “el ritmo más rápido, las medidas más estrictas y las acciones más decisivas”.

La vigilancia ya ha aumentado en muchos lugares, sobre todo ahora que China enfrenta la variante Delta con incluso guardias de seguridad revisando los códigos verdes en los centros comerciales y edificios de oficinas.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!