Secciones
economía mundial después del COVID-19
Mundo

Cambios estructurales de la economía mundial después del COVID-19

Aunque en los últimos meses se ha visto una tentativa mejoría, lo cierto es que la economía mundial sigue pisando terreno frágil.

por La Verdad

economía mundial después del COVID-19

economía mundial después del COVID-19

Y es que luego de la llegada de la pandemia del coronavirus, nos hemos tenido que someter a cambios estructurales que afectan nuestra percepción de los hechos y del futuro por venir. Veamos que se espera que ocurra en los siguientes meses sobre el manejo del dinero y las políticas económicas para brindar solución eficaz a la población mundial.

¿Qué pasará con la economía luego de la pandemia?

En un conversatorio económico, la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva indicó que la economía luego de la pandemia será muy diferente a lo que era antes de que se propagara el virus por todo el mundo. Por lo que indicó que no tiene sentido invertir en proyectos planificados en lo que ella llama la economía de ayer.

El impacto de la pandemia ha sido de tal gravedad y magnitud que más de un millón de personas han perdido la vida. Tal situación ha llevado a una recesión terrible, jamás antes vista. Por lo que someterse a cambios que pueden contribuir a un mejoramiento es necesario.

Uno de los más habituales es la forma en cómo trabajamos. Al igual que casi todo el mundo, la institución económica ha centrado sus reuniones a la mejoría del mercado orientado a la digitalización. Esto a su vez, ha hecho que sea más frecuente el lenguaje técnico y obtuso lleno de frases dramáticas y ortodoxas, como por ejemplo, hablar de equilibrio presupuestario.

Lo extraordinario ahora es normal

Una de las frases más repetidas en el mundo actual es que ante tiempos extraordinarios, se requieren soluciones extraordinarias. Y el campo donde más se utiliza es en estímulo fiscal y monetario que han aplicado economías avanzadas. No obstante, esto parece que no es tan efectivo en todos los casos.

De acuerdo a la directora del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, lo más importante es mantener un apoyo entre las económicas y evitar un retiro precipitado. Además, insistió en la aplicación de una dimensión integral a mediano plazo.

La misma directora asegura que es necesario crear medidas diseñadas en la reubicación de recursos hacia sectores viables, de manera que se minimiza el daño a la economía. Y es que no podemos asegurar que ya estamos llegando al final de la pandemia porque algunos países han dado buenos informes.

Recordemos que algunos países que ya se sentían tranquilos, hoy están presentando un segundo rebrote que se espera llegue a su pico a finales de año o principios del 2021. Mientras tanto, el mercado laboral se encuentra polarizado, los trabajadores reciben muy bajos ingresos y mujeres y jóvenes sin experiencia no reciben ayuda de ningún tipo.

Autoridades de importancia financiera proponen un diseño de planes que faciliten la recolocación de empleados de sectores vulnerables a aquellos que tengan un alto nivel de probabilidades de crecimiento. Es así como se da un gran peso al comercio electrónico y el teletrabajo.

Impacto del COVID-19 en la pobreza

Para nadie es un secreto que la pobreza ha ido en incremento con el paso del tiempo. No obstante, ha sido este año el peor, pues más de 100 millones de empleos desaparecieron en menos de 10 meses. Sin mencionar que no hemos llegado al final de esta historia.

Como ya se mencionó, ha habido unos cuantos rebrotes, y es totalmente natural en una situación como esta. Por supuesto, esto seguirá teniendo repercusiones económicas. De hecho, para que una persona media pueda recuperarse y tener los mismos ingresos que percibía antes de la pandemia, se calcula que le tomará unos cinco años, mínimo.

Todo esto nos lleva a concluir que el golpe de la crisis será mucho más evidente en ciudadanos vulnerables, debido al efecto de desigualdad. Por lo tanto, se espera que la pobreza extrema mundial aumente mucho más que en los últimos 20 años, llegando más de 150 millones de personas a esta condición en poco tiempo.

Lamentablemente, se calcula que esta cantidad de ciudadanos puede llegar a percibir tan solo 1,90 dólares al día. Por lo que las consecuencias de la peor pandemia que se ha vivido en la historia no solo tendrá resultados en el gran número de muertos, que de por sí es escandaloso, sino también en la condición de vida de otros tantos millones de personas.

Temas

Comentarios