Mundo

COVID prolongado: la nueva preocupación de la OMS hacia el fin de la pandemia

COVID prolongado: la nueva preocupación de la OMS hacia el fin de la pandemia

COVID prolongado: la nueva preocupación de la OMS hacia el fin de la pandemia

El llamado COVID prolongado o post-COVID designa una “constelación de síntomas” de COVID-19 que persisten o pueden presentarse semanas o meses después a la infección, alertó la OMS.

Por Raúl Luna

25/02/2021 11:45

Los síntomas posteriores a la infección de COVID-19 podrían ser el próximo dolor de cabeza de los sistemas de salud en todo el mundo, ahora que un funcionario de la Organización Mundial de la Salud ha expresado su preocupación por lo que llamó “COVID prolongado” o “post-COVID”.

A medida que las campañas de vacunación y las medidas de prevención están ayudando a reducir los contagios de COVID-19 en el mundo, el Director Regional de la OMS para Europa, Hans Kluge, habló en una conferencia este jueves sobre las “graves consecuencias sociales, económicas, de salud y ocupacionales” de la persistencia de los síntomas de la enfermedad.

A más de un año de que un nuevo coronavirus haya iniciado la peor pandemia que ha visto la humanidad en el último siglo, el mundo parece estar en un momento esperanzador para la erradicación de la enfermedad, con varias vacunas ya aprobadas y decenas más aún en fase de prueba.

Países como Reino Unido, Israel, Estados Unidos y Chile llevan un avance considerable en sus campañas.

Además, múltiples tratamientos y fármacos están ayudando a millones de personas a recuperarse de la enfermedad. También hay tratamientos experimentales contra COVID-19 tan inesperados como los que utilizan mariguana, pero ¿cuál podría ser el plan si decenas de millones de personas no pueden superar los síntomas del coronavirus?

Ese es el enfoque de las actuales preocupaciones del funcionario europeo de la ONU, a quien le preocupa sobremanera que de los 38 millones de casos de COVID-19 en el viejo continente desde el inicio de la pandemia, un 10 % sigue presentando síntomas hasta 12 semanas después o incluso más tiempo. Pero esto no está ni remotamente cerca de lo que el verdadero post COVID puede hacerle a las personas.

El COVID prolongado es una realidad

Kluge asumió que es una realidad que hay personas que realmente nunca se recuperan por completo de la enfermedad, hablando específicamente de los “síntomas debilitantes” que produce el coronavirus, problema que se vio afectado por la “incredulidad” y la falta de “comprensión” hacia la persistencia del virus en el cuerpo humano.

Los síntomas post COVID pueden variar, ir y venir o empeorar en cualquier momento incluso meses o semanas después de la infección.

El profesor Martin Mckee, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, quien estuvo presente en la conferencia con Kluge, detalló que los síntomas de COVID prolongado pueden ser una combinación variable de síntomas superpuestos, que incluyen dolor en el pecho y los músculos, fatiga, dificultad para respirar y lo que los pacientes describen como confusión mental".

"Aunque muchas infecciones virales son autolimitadas, lo que hace que las personas se sientan mal durante solo unos días antes de desaparecer, otras causan problemas a largo plazo. Al principio, nos dimos cuenta de que este nuevo coronavirus no solo estaba causando neumonía. En algunos pacientes atacando muchos sistemas corporales diferentes, como el corazón y los vasos sanguíneos, el cerebro y los riñones ", dijo McKee.

El problema, que ya está siendo considerado como una prioridad para la OMS, llevará a la oficina del organismo de la ONU a convocar una reunión con los directores médicos de los 53 países de Europa para establecer medidas para darle atención.

Kluge afirmó que la OMS ya ha realizado una consulta “sobre las condiciones posteriores a COVID-19, centrándose en el reconocimiento, la investigación y la rehabilitación”, y considerando que mientras más sepamos de estos síntomas será posible dar seguimiento a los pacientes,  en una etapa en la que los servicios de salud primaria tendrán “un papel particularmente importante”.

Pacientes con COVID prolongado

CNN publicó un artículo recientemente en el que detalla las experiencias de algunos pacientes que fueron infectados por el virus en el pasado y que hoy día siguen presentando dificultades en su vida diaria a causa de los síntomas inagotables que, en algunos casos, se volvieron peores con el tiempo incluso cuando la enfermedad fue leve.

“Me di cuenta de que tengo mucho daño por COVID y ha cambiado mi vida completamente”, dijo a CNN Michael Reagan, un hombre de 50 años que padeció síntomas graves tras infectarse en marzo de 2020. Su enfermedad incluyó fiebre intensa, dolor en el cuerpo y dificultades para respirar.

La fiebre y la dificultad para respirar podrían solo ser el principio de meses y meses de inestabilidad.

Sin embargo, sus síntomas actuales van desde constantes dolores en el pecho, dolor nervioso en las manos y piernas, convulsiones, temblores y pérdida de la visión en un ojo, además de nuevos síntomas que van y vienen al mismo tiempo que visita innumerables doctores, se realiza incontables pruebas y toma medicamentos.

Otro caso, el de una mujer de 34 años llamada Stephanie Condra, quien contrajo COVID-19 en verano,  sorprende por el hecho de que ella ni siquiera tuvo que ser hospitalizada cuando se infectó, pues solo presentó síntomas leves que, sin embargo, se volvieron literalmente un dolor de cabeza en las semanas posteriores a su “recuperación”.

"Mis síntomas evolucionan constantemente. Tengo los mismos síntomas una y otra vez, y es como si uno desapareciera y luego aparecieran otros", explicó la mujer a CNN.

Lo que sabe la OMS sobre el post COVID

A mediados de febrero, la OMS publicó en un boletín de salud, consultado por La Verdad Noticias, en el que ofrece algunas de las primeras perspectivas sobre la gravedad del problema del COVID prolongado, como también se ha denominado a este grupo heterogéneo de síntomas posteriores a la enfermedad aguda.

La doctora Janet Díaz, quien lidera el grupo de preparación para atención médica de la OMS, dijo que estas complicaciones “pueden ocurrir potencialmente un mes después, tres meses después o incluso seis meses después, y a medida que aprendemos más, estamos tratando de comprender la duración real de esta afección".

Díaz añadió que las secuelas físicas y mentales de haber padecido COVID-19 también son “reales” al igual que otros síntomas neurológicos y físicos, que han impedido a un número indeterminado de pacientes volver al trabajo tras recuperarse de coronavirus.

"Obviamente, estamos preocupados por la cantidad de pacientes infectados con el virus del SARS-CoV-2 que la cantidad ... solo por la magnitud de la pandemia, afectará los sistemas de salud"., dijo Díaz.

Aunque no citó fuentes, Díaz enlistó una “constelación de síntomas” que también confirman como “real” el alargamiento de COVID-19, incluyendo fatiga, agotamiento y malestar post-esfuerzo y disfunción cognitiva, junto con lo que algunos pacientes llamaron “niebla mental”.

Piden poner atención al post-COVID

Las declaraciones de la doctora Díaz coinciden con lo expresado por el jefe de la OMS en Europa, Hans Kluge, en que aún es necesario que se avance en las investigaciones sobre los casos de COVID-19 que mantienen la intermitencia de los malestares. Kluge enfatizó la necesidad de que las autoridades médicas “escuchen y comprendan” seriamente a las personas que presentan alguna de las condiciones enlistadas en los tiempos posteriores a la infección, esto si la comunidad médica y científica quiere abordar el problema adyacente a la pandemia con éxito.

"Les pido a ustedes, países e instituciones de la Región de Europa, que se unan como parte de una agenda de investigación integrada, utilizando herramientas de recopilación de datos y protocolos de estudio armonizados. Esto será clave para maximizar el impacto del tratamiento y mejorar a largo plazo resultados para los pacientes ", dijo Kluge.

La doctora Díaz, por su parte, lanzó un llamado a los expertos en salud para que pongan atención especialmente a los pacientes que fueron hospitalizados y presentan secuelas permanentes o intermitentes, sin dejar de lado a quienes no fueron atendidos en hospitales y presentan síntomas persistentes o síntomas nuevos de COVID-19.

Para promover una mejor comprensión de la enfermedad post-COVID y apoyar la atención del paciente y las intervenciones de salud pública, la OMS ha pedido a los médicos y pacientes que informen datos sobre los síntomas a la Plataforma Clínica de la Organización.

Clonan al primer hurón de patas negras en Estados Unidos, ¿salvarán a la especie de la extinción? Síguenos en Instagram para mantenerte informado.