Mundo

COVID-19 está matando a los niños pequeños en Brasil

COVID-19 está matando a los niños pequeños en Brasil

Las muertes por COVID-19 en niños de 0 a 9 años ya superan las 2.000 en Brasil, de las cuales, más de 1.300 eran bebés, según una experta epidemióloga de la Universidad de San Pablo.

Por Raúl Luna

16/04/2021 08:30

Brasil está entre los países con mayor número de muertes por COVID-19, con el alarmante crecimiento de los fallecimientos en niños pequeños que desafía las múltiples evidencias de que el virus rara vez mata a esta población.

Reportes de las autoridades sanitarias brasileñas consultadas por La Verdad Noticias muestran que más de 850 niños menores de 9 años han muerto a causa del coronavirus en la nación sudamericana, cifra que podría aumentar en las próximas semanas, según estudios.

Del total de muertes infantiles, más de 500 fueron bebés menores de un año, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud de Brasil tomadas entre febrero y mediados de marzo de 2021, aunque expertos afirman que la cifra real podría ser mayor debido a la falta de pruebas y el subregistro de fallecimientos.

¿Cómo mueren tantos niños por COVID-19 en Brasil?

Un estudio en el que participaron 5.857 pacientes menores de 20 años con COVID-19, dirigido por Braian Sousa de la Facultad de Medicina de San Pablo, halló que el mayor factor de riesgo para los niños son las enfermedades subyacentes y las vulnerabilidades socioeconómicas.

Según expertos, el gran número de niños que mueren por COVID-19 en Brasil se debe a la gran cantidad de casos que aumentan la probabilidad de que los bebés y niños se contagien. A esto se suma el grave problema en la detección de los casos, pues el país no cuenta con suficientes testeos para la población adulta, y mucho menos para los pequeños.

“Un niño tiene mucha más diarrea, mucho más dolor abdominal y dolor en el pecho que la imagen clásica de COVID-19”, dijo Fatima Marinho, reconocida epidemióloga de la Universidad de San Pablo. “Debido a que hay un retraso en el diagnóstico, cuando el niño llega al hospital está en una condición grave y puede terminar complicándose y morir”.

Los niños también presentan síntomas de COVID-19 distintos a los de los adultos.

Marinho advierte que el coronavirus ha incrementado los casos de síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (PIMS, por sus siglas en inglés), que produce una respuesta inmune extrema que puede causar inflamación severa de órganos vitales de los niños.

Sumado a enfermedades como la obesidad, diabetes o problemas cardiovasculares,  la epidemióloga afirma que otro factor de riesgo es la pobreza: “Los más vulnerables son los niños negros y los de familias muy pobres, ya que tienen más dificultades para acceder a la ayuda. Esos son los niños con mayor riesgo de muerte”.

Esta semana, Brasil superó las 345.287 muertes por COVID-19. Según Marinho, se estima que el 0.58 % han sido en niños de 0 a 9 años, lo que representa más de 2.060 menores, aunque las cifras oficiales reconocen poco más de 800. 

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.