Mundo

COVID-19: El spring break trae caos y desesperación a autoridades de Miami

COVID-19: El spring break trae caos y desesperación a autoridades de Miami

El spring break y el COVID-19 se han mezclado este año para que Miami experimente una ola de caos y desenfreno sin medidas sanitarias y con grandes retos de seguridad de vacacionistas agresivos.

Por Raúl Luna

18/03/2021 05:10

Los turistas del Spring Break son una preocupación para las autoridades de Miami Beach. La afluencia de jóvenes en busca de un poco diversión en medio de la pandemia de COVID-19 ha obligado al alcalde, Dan Gebler, a adoptar medidas que fuercen a los vacacionistas a respetar las medidas sanitarias.

Citado por 7 News, Gebler arremetió contra los spring breakers que llevan una semana llegando de forma masiva y que interactúan con poco decoro por todo Miami Beach.

“El problema es que viene demasiada gente. Viene demasiada gente que sólo quiere soltarse de formas inaceptables ”, dijo Gelber.

Hablando sobre las posibles consecuencias de este aumento en las visitas, el alcalde tocó el tema de las variantes del coronavirus que están causando estragos en Estados Unidos y en otras partes del mundo, por lo que según las recomendaciones de sus expertos en medicina, el spring break podría ser una pesadilla para la salud pública.

La afluencia masiva de turistas es una preocupación para el alcalde desde hace tres años.

“Nuestros asesores médicos dicen exactamente lo que dicen los asesores médicos nacionales de que todo esto es muy peligroso y que, de hecho, podría fácilmente ser algo que se propague a otros lugares, y no lo queremos porque, honestamente, no es saludable para nosotros”, explicó.

Y es que los funcionarios de salud han alertado a la población después de las imágenes de playas y bares abarrotados de jóvenes que festejan libremente, demasiado libremente, sin responder a ninguna de las medidas sanitarias ya conocidas, como el uso del cubrebocas y la sana distancia. 

A esta problemática se suma la ola de violencia y detenciones de al menos cien personas por posesión de armas y narcóticos en Miami. Según BBC, aunque estos crímenes son comunes durante las vacaciones de primavera, las autoridades enfrentan un doble reto para proporcionar seguridad debido a las medidas por COVID-19.

Vigilancia extrema en Miami

El Departamento de Policía de Miami Beach informó este jueves que debido al descontrol de algunos visitantes el pasado jueves por la noche, sus agentes han estado trabajando turnos de 12 horas para manejar a las multitudes involucradas.

La policía del puerto dijo que los disturbios alcanzaron tal magnitud que fue necesario recurrir a bolas de gas pimienta para dispersar a los miembros, quienes fueron descritos como “agentes desordenados y circundantes”, un desenfreno probablemente asociado a los meses y meses de aislamiento social.

Oficiales de policía patrullan los accesos a bares y clubes nocturnos.

Durante dicho incidente, la policía informó a través de su cuenta de Twitter que al menos dos uniformados resultaron heridos y tuvieron que ser hospitalizados.

El martes, las autoridades informaron que un hombre de 27 años había muerto en un tiroteo en medio del caos por el spring break en Miami, hecho que tiene al Departamento de Policía buscando opciones de implementación de la justicia que incluirán la incorporación de elementos de otras agencias de seguridad.

No quieren spring breakers violentos

Los medios locales consultados por La Verdad Noticias describen escenas con innumerables jóvenes rondando las calles con bebidas en la mano y bloqueando el tráfico y mujeres bailando twerk en el  de capote de un auto. Los disturbios han provocado el rechazo total del alcalde, quien en entrevista para WGOR recomendara a los incontrolables spring breakers evitar llegar a Miami a provocar desmanes.

El sábado, unas 30 personas fueron detenidas en Miami.

“Si vienes aquí porque crees que todo vale, lo vas a pasar fatal. Te vamos a arrestar. Hemos realizado cientos y cientos de arrestos ”, dijo Gelber. Durante su discurso sobre el estado de la ciudad del lunes, afirmó que hay lugares que pueden ser inseguros para los residentes.

Según reportes policiales citados por NBC, la policía ha hecho 894 arrestos desde el 3 de febrero, de los cuales 332 han sido por delitos mayores. El cincuenta por ciento de los arrestos han sido de personas que no residen en Florida. Además han sido decomisadas 78 armas de fuego y se han emitido unas 5.000 multas de tráfico.

“El distrito del entretenimiento”

El alcalde dijo que el “distrito de entretenimiento de la ciudad debe desaparecer” y ser reemplazado por un verdadero “distrito cultural art decó”, aunque no ofreció detalles sobre cómo llevará a cabo su plan de reformar el distrito económicamente dependiente del turismo de los clubes, restaurantes y tiendas.

La idea del alcalde necesitaría “tener un plan detallado” que incluya “más policías en las calles, cerrar los malos negocios que están contribuyendo al problema” de los excesos que dañan la imagen de Miami, explicó  a CBS el vicealcalde, Micheal Gongora.

El escenario que ahora se vive en Miami es una fotocopia de lo ocurrido el año pasado.

Algunos residentes molestos por la mala imagen que los spring breakers están dando sobre su distrito están pidiendo que no solamente haya más patrullas en las calles, sino que haya medidas contra los negocios.

El vicealcalde coincidió con esta visión y consideró que otra parte del problema es que los hoteles y domicilios de Airbnb bajaron drásticamente sus precios durante la pandemia, por lo que se vuelve aún más sencillo para grupos de hasta siete personas hospedarse en Miami, por lo que se ha implorado a los hoteles no bajar precios, porque esto atrae a las hordas delirantes.

No funcionan las amenazas de arresto

Policías de Miami Beach entrevistados por KCRG pidieron a los vacacionistas del Spring Break que “vacacionen responsablemente o serán detenidos”, pero la política de cero tolerancia contra vacacionistas hostiles no está funcionando en el paraíso del sur estadounidense.

 El comentario sucede a un incidente en el que un grupo de policías fueron agredidos por una multitud cuando intentaban detener a un sujeto de 19 años por empujar a un agente cuando se le pidió que se retirara. 

Anuncios en las calles de Miami advierten a los turistas las medidas de seguridad y sanidad.

Otro hombre identificado como Kenneth  Adams, de 73 años, fue detenido el sábado y enviado a prisión después de que testigos dijeron haberlo visto golpeando con una silla a un anciano sin hogar de 73 años.

 El volumen de detenciones y hechos violentos parecen ser una clara señal de que Miami Beach está en alerta, no solamente por lo social sino con lo sanitario, aunque en tiempos de pandemia ambas partes resultan indisociables e igualmente preocupantes.

El gobernador de Florida no responde

Según algunas voces, el error que comete el mandatario estatal, Ron DeSantis, ha sido imponer una orden ejecutiva que prohíbe que ciudades, como Miami Beach, cobren multas relacionadas con COVID-19

Para el alcalde Gelber dijo que la ley les impide seguir las recomendaciones del CDC sobre usar cubrebocas y otras medidas esenciales para prevenir contagios. Afirma que DeSantis les ha hecho ver que no habrá modificaciones a esta decisión, por lo que están por su cuenta.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) continúan instando a los estadounidenses a no viajar, incluso durante las vacaciones de primavera. Aún así, muchas personas seguirán viajando a lugares como Florida. Para esas personas, los CDC han publicado consejos para ayudar a prevenir la propagación de COVID-19.

Aunque el gobernador DeSantis presume los números positivos de la economía de Florida a pesar de la pandemia, y que los casos en el estado sureño han bajado considerablemente, el hecho de que tanta gente esté reunida en la ciudad y sus distritos turísticos “aumenta la posibilidad de que el virus vuelva a expandirse y aumenten los casos”, dijo a BBC el especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Miami, José González.

Mientras tanto, los residentes de Miami Beach viven con el doble dolor de cabeza de los desmanes por el Spring Break y la posibilidad de una nueva ola de contagios por COVID-19 en las semanas posteriores a las vacaciones de primavera.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Google News para mantenerte informado.