Secciones
CBD y THC, ¿cuáles son las diferencias?
Mundo

CBD y THC, ¿cuáles son las diferencias?

La tendencia por la utilización de productos provenientes de la planta del cannabis y sus distintas variedades ha venido en constante crecimiento en años recientes, a pesar de que el uso de esta planta se remonta a hace varias décadas.

por LaVerdad

CBD y THC, ¿cuáles son las diferencias?

CBD y THC, ¿cuáles son las diferencias?

La tendencia por la utilización de productos provenientes de la planta del cannabis y sus distintas variedades ha venido en constante crecimiento en años recientes, a pesar de que el uso de esta planta se remonta a hace varias décadas. Sin embargo, contrario a lo que muchos pudieran llegar a pensar, esta planta y sus componentes, aplicados de la manera adecuada, pueden resultar completamente benéficos

Con el avance de la ciencia y la tecnología poco a poco se ha logrado rescatar los componentes positivos del cannabis para ser utilizados en productos de medicina natural, con el fin de aliviar diversas dolencias y enfermedades que pueden ser tratadas con esta planta, pudiendo hacer uso de solo aquellos componentes requeridos según sea el caso y obtener, por ejemplo, productos de marihuana sin THC, ¿pero qué componentes son los utilizados? 

La marihuana está formada por sustancias denominadas cannabinoides, de las cuales existen aproximadamente 85 de las que se tiene conocimiento, con efectos distintos que varían de cannabinoide a cannabinoide. Los dos que se encuentran más presentes son el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) que dependiendo de lo que se pretenda lograr con el consumo de productos derivados del cannabis se determinará la conveniencia de uno o de otro.

La ventaja del cannabidiol (CBD) en la medicina natural es que se trata de un componente cuyos que no produce efectos psicoactivos para el que la consume, dando paso únicamente al alivio de dolores crónicos e inflamación, además de ser un excelente antioxidante.

El CBD ha tenido especial éxito en el tratamiento de ciertas enfermedades y condiciones como el cáncer, la epilepsia, la artritis reumatoide, dolores musculares e incluso, se ha demostrado su capacidad para mejorar la memoria a través del restablecimiento de conexiones neuronales.

Por otro lado, las funciones del THC pueden ser muy contrarias a las producidas por el CBD. El THC es un componente con resultados psicoactivos en el cuerpo, es decir, que ocasiona alteraciones en el sistema nervioso central, desembocando en ese famoso “viaje” que en algunas ocasiones se puede llegar a experimentar.

Pero a pesar de que existe la creencia popular de que esta sustancia trae consigo únicamente resultados negativos para aquel que la consume, pero gracias a las diversas investigaciones realizadas hasta el momento, se ha descubierto que, con las aplicaciones correctas y situaciones específicas, el THC puede ser beneficioso.

Debido a la relajación que los músculos experimentan, así como a la inhibición de cierta sensibilidad que se produce al ingerir este cannabinoide, sus aplicaciones han sido mayoritariamente enfocadas al tratamiento de enfermedades como el Parkinson o la Esclerosis Múltiple, las cuales se caracterizan por la rigidez y dolor muscular.

Sea cual sea la dolencia que se presente en nuestro cuerpo, lo más probable es que con la medicina natural derivada de la planta de marihuana esta pueda ser aliviada, aunque de acuerdo con las actuales regulaciones que rigen a España hoy en día, solo están disponibles aquellos productos basados en el cannabidiol (CBD), mientras que el tetrahidrocannabinol (THC) aún no puede ser incluido completamente en estas alternativas medicinales.

Comentarios