Secciones
Buscan prohibir a los gatos en pueblo de Nueva Zelanda
Mundo

Buscan prohibir a gatos en pueblo de Nueva Zelanda

Los dueños de gatos en un pueblo de Nueva Zelanda tendrán que registrarlos, ponerles un chip para conocer a cada minuto su ubicación y castrarlos

por LaVerdad

Buscan prohibir a los gatos en pueblo de Nueva Zelanda

Buscan prohibir a los gatos en pueblo de Nueva Zelanda

Autoridades de Omaui, ubicado al sur de Nueva Zelanda, buscan prohibir con propuestas legales a los gatos domésticos afirmando que estas mascotas son un peligro para la fauna salvaje de la pequeña y pintoresca aldea costera.

En la ley se estipula que los dueños tendrán que registrar a sus mascotas, ponerles un chip para conocer a cada minuto su ubicación y castrarlas; de fallecer dicha mascota, no podrán comparar o adoptar una nueva.

El proyecto de ley prevé sanciones y avisos para aquellos que no respeten la prohibición y, según las autoridades, como "último recurso absoluto" la mascota será separada del propietario.

Los proponentes coinciden en que los gatos “matan todo lo que se mueve” e insisten en que no es la primera propuesta sobre el tema que se ha realizado buscando mitigar el impacto de los gatos domésticos sobre la fauna nativa.

"No odiamos a los gatos, pero queremos que nuestro entorno sea rico en fauna silvestre", afirma John Collins, presidente de la organización ambientalista local Omaui Landcare Charitable Trust y defensor de la propuesta.

Collins afirmó que ha visto en su jardín a gatos matando aves nativas que son de gran importancia para la conservación de la fauna en Omaui.

EN CONTRA

Sin embargo, la propuesta ha generado polémica entre habitantes amantes de los gatos pues consideran que mantienen a raya la población de roedores.

Nico Jarvis, una activista que está del lado de los felinos, cree que los gatos son la única forma de combatir el problema de los roedores. "Si no puedo tener un gato, para mí vivir en mi casa es casi insalubre", ha remarcado.

"Es como un estado policial", protesta Jarvis, que se queja de que la iniciativa "ni siquiera regula la capacidad para tener un gato". "Te está diciendo que no puedes tener un gato", lamenta.

Temas

Comentarios