Secciones
Mundo

Bomberos en Las Vegas llegaron de casualidad al tiroteo

por La Verdad

Un equipo de bomberos que fue el primeros en atender a las víctimas; regresaba a su estación cuando se encontraron con cientos de personas huyendo

LAS VEGAS.-  El conductor de bomberos Brian Emery estaba manejando el camión de su estación de regreso de un  accidente menor cuando centenares de personas histéricas rodearon su vehículo cerca de un concierto al aire libre en Las Vegas. "De repente, escuchamos disparos", dijo el jueves Emery, cuyo equipo fue uno de los primeros en responder al mayor tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos. Fue pura coincidencia que los miembros de su unidad del Departamento de Bomberos del condado Clark -Emery, el capitán O'Shaughnessy y dos bomberos, incluso un novato- fueron los primeros trabajadores de emergencia en llegar al sitio el domingo por la noche. Emery dijo que la avalancha de personas le obligó a frenar el camión a unas pocas cuadras del sitio hacia el que  Paddock desató ráfagas de disparos desde el nivel 32 del hotel Mandalay Bay poco después de las 10 pm. "Había tanta gente alrededor de nosotros inicialmente que no podíamos salir", afirmó. Los miembros del equipo comenzaron a atender a víctimas traídas por asistentes al concierto, que incluían trabajadores de emergencias fuera de servicio.
Luego de 15 años como paramédico, fue automático", dijo. "Tú simplemente te pones a trabajar y sabes qué hacer".
En las horas siguientes, el equipo atendió a unas 30 personas con una serie de heridas, incluso algunas que habían sido provocadas por la avalancha humana, pero mayormente víctimas de balas. Pusieron a los heridos en cualquier vehículo que pasaba, desde autos patrulla de la policía hasta coches particulares. Mientras tanto, el departamento de bomberos comenzó a recibir la primera de 32 llamadas de diversas localidades sobre personas heridas de bala de diferentes hoteles del área, hospitales y un restaurante.
Al personal de la policía le tomo un tiempo entender que todas las llamadas estaban vinculadas con el mismo incidente, "así que eso complicó nuestra respuesta".
Unos 160 miembros del departamento arribaron el sitio en poco tiempo, llegaron desde sus casas, despertados por textos de emergencias del departamento y en el caso de él una llamada de un chofer de ambulancia.

Comentarios

Te puede interesar