Mundo

Bolivia: Corte solicita la detención de Jeanine Áñez, expresidenta interina

Bolivia: Corte solicita la detención de Jeanine Áñez, expresidenta interina

Bolivia: Corte solicita la detención de Jeanine Áñez, expresidenta interina

Funcionarios del gobierno interino de Áñez en Bolivia son acusados de sedición, terrorismo y conspiración vinculados al golpe de estado de 2019 y la represión contra manifestantes.

Por Raúl Luna

12/03/2021 05:05

La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció este viernes que fue emitida una orden de arresto contra ella y parte de su gabinete por parte de fiscales federales.

La ex mandataria de facto acusó a través de su cuenta de Twitter que “la persecución política ha comenzado” por parte del Movimiento por el Socialismo (MAS), partido del presidente en turno, Luis Arce y del expresidente derrocado, Evo Morales.

"El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una vergüenza porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, dijo Añez.

Según su comunicado en Twitter, en el que se muestra la orden de aprehensión en su contra, tanto ella como los integrantes de su gabinete están siendo acusados por su probable participación en los delitos de terrorismo, sedición y conspiración.

La denuncia contra la exmandataria fue compartida por el medio Kawsachun News.

Como reportó La Verdad Noticias, en 2019 Áñez se autoproclamó presidenta interina de Bolivia después del golpe de estado que derrocó a Evo Morales, quien perdió el apoyo del ejército. Tras tomar el poder, fue contendiente a la presidencia en las elecciones de octubre, pero se retiró poco después.

El expediente judicial compartido por Áñez también ordena el arresto de cinco ministros del gobierno y cuatro jefes militares. A todos ellos una corte los llama a responder por supuestamente haber dado a las fuerzas de seguridad una “licencia para matar” a los manifestantes que rechazaron su gobierno que duró entre 2019 y 2020.

A principios de noviembre, las elecciones generales en Bolivia se retrasaron tres veces por el gobierno de facto de Áñez, que, sin embargo, vio a Luis Arce, del Movimiento por el Socialismo (MAS), tomar posesión del cargo cuando ganó en las elecciones aplastantes del 18 de octubre.

¿Quién es Yanine Áñez?

Antes de tomar el poder, Áñez era senadora en la región del Beni en Bolivia por el partido de ultraderecha Frente de Unidad Nacional. De confesión religiosa evangelista ultraortodoxa, inició su mandato interino asumiendo la presidencia con una enorme Biblia en el palacio de gobierno.

Llegó al poder en medio del caos en noviembre de 2019, cuando una campaña combinada por fuerzas del ejército nacional con apoyo internacional intentó anular la reelección del líder de MAS, Evo Morales, acusando un fraude electoral.

Así celebró Áñez el regreso de la Biblia a la presidencia de Bolivia.

El gobierno de facto, que también asumió la responsabilidad de celebrar nuevas elecciones en 2020, recibió el apoyo de la administración de Donald Trump en los Estados Unidos, así como de la mayoría de los medios de comunicación conservadores en aquel país.

Sus acciones como presidenta interina

Tras asumir la presidencia el 12 de noviembre, llenando el vacío de poder de la renuncia de Evo Morales, fue fuertemente cuestionada por ordenar el control de las protestas de los seguidores del expresidente, lo que derivó en 30 muertos.

El entonces presidente Donald Trump y aliados como el presidente brasileño Jair Bolsonaro extendieron rápidamente su reconocimiento al gobierno interino autoproclamado de Áñez

Sin embargo, después de meses de decisiones cuestionables por parte de su gobierno, los medios de comunicación de Estados Unidos, como el Washington Post, tuvieron que reconocer que el informe de la Organización de Estados Americanos sobre las elecciones tenía "fallas profundas".

Pueblos indígenas protestaron contra la toma del poder y exigían el regreso de Evo Morales.

"No hay ninguna evidencia estadística de fraude que podamos encontrar: las tendencias en el conteo preliminar, la falta de un gran salto en el apoyo a Morales después del alto y el tamaño del margen de Morales parecen legítimos", escribió el Post en Febrero de 2020.

Los primeros meses de su gobierno estuvieron marcados por la violencia callejera entre la policía y las fuerzas militares de Áñez y las protestas dirigidas por indígenas en su contra, pero Áñez había solidificado su gobierno. 

Fin al “culto a la personalidad” de Evo Morales

Uno de los objetivos visibles de su mandato fue el de descentralizar parte de la economía de Bolivia que había permanecido en manos del gobierno de Morales, de corte socialista y con un acercamiento sin precedentes al mundo indígena, al tomar medidas a favor de los empresarios.

El período de Áñez, que se extendió gracias a una modificación a la Constitución en enero de 2020, pretendía poner fin al “culto a la personalidad” de Evo Morales a través de un decreto con el que fue prohibido el uso de su nombre en instituciones, dependencias, escuelas y todo tipo de dependencias del estado.

Desde su primer día en la presidencia, la política conservadora decidió que su gobierno se mudaría al Palacio de Quemado y descartó instalarse en la Casa Grande del Pueblo, un edificio de 26 pisos que Evo Morales hizo construir como sede de su presidencia, que duró 14 años desde que fue electo por primera vez en 2006.

Busto de Evo Morales destruido a martillazos por orden del gobierno de Áñez.

La llamada “renovación de símbolos” incluyó el retiro de rótulos con el nombre y rostro de Morales en las cabinas del teleférico de La Paz, así como la destrucción a martillazos  de un busto con la imagen del líder socialista en Cochabamba, su región cocalera de origen.

El gobierno interino de Áñez buscaba reintroducir los valores cristianos en el gobierno con la Biblia como elemento central de la vida pública del país, reviviendo viejas discusiones sobre el racismo y el clasismo en la sociedad boliviana, predominantemente indígena.

El camino a la presidencia de Luis Arce

Tras el golpe de estado de noviembre de 2019, Evo Morales se autoexilió en México y después en Argentina, donde permaneció bajo resguardo del presidente Alberto Fernández. El líder indígena comenzó a gestar desde Buenos Aires el regreso al poder de su partido, MAS.

En un principio Morales expresó sus intenciones de regresar como candidato presidencial en 2020, pero poco después se retractó y en su lugar nombró a su ex ministro de economía, Luis Arce, para contender por la presidencia contra Áñez.

Las políticas económicas de Arce y Morales permitieron un histórico crecimiento económico en Bolivia.

Arce es el principal responsable de establecer los fundamentos teóricos del llamado “Modelo económico social, comunitario y productivo” que buscaba modificar la forma en la que se generaba y distribuía la riqueza generada por la sociedad boliviana.

La llegada de Arce y la caída de Áñez

A la candidatura de Luis Arce se añadía al ex canciller de Bolivia, David Choquehuanca, quien contendió a la vicepresidencia del país sudamericano. Los “herederos de Evo Morales” ganaron las elecciones con más del 55 % de los votos totales. Áñez reconoció la victoria de Arce.

En entrevista para la BBC, el todavía no confirmado presidente electo dijo que si bien el expresidente Morales era bienvenido a aportar su experiencia en la nueva administración, este no volvería a formar parte del gobierno. Refrendó su modelo económico socialista y se comprometió a reunificar a la sociedad boliviana.

En la misma entrevista, Arce afirmó que no había habido fraude electoral en las elecciones de 2020 y acusó que el gobierno de Áñez había ejecutado un golpe de estado en conspiración con los partidos de derecha: “la única manera en la que pueden alcanzar el poder es por un golpe de estado”, dijo.

Si bien Jeanine Áñez llegó a aparecer como una candidata fuerte que podría contender contra Evo Morales y sus aliados, la pandemia de COVID-19 hizo evidente la desorganización de su gobierno y salieron a la luz escándalos de corrupción, entre los que destaca la compra a sobreprecio de 170 respiradores de una empresa española que terminó con el arresto domiciliario del ministro de Salud.

¿Variante brasileña de Coronavirus podría afectar a toda Latinoamérica? Síguenos en Google News para mantenerte informado.