Secciones
Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania
Mundo

Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania

Benedicto XVI realizó esta declaración en una carta publicada tras la divulgación de un informe sobre abusos sexuales a menores en Alemania.

por Pacomarin

Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania

Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania

El papa emérito Benedicto XVI pidió hoy perdón y expresó su dolor por los abusos y errores ocurridos durante sus mandatos en los distintos cargos que ha tenido.

Y es que después de las más recientes acusaciones sobre casos de abusos sexuales a menores durante el periodo de la jerarquía del papa emérito en Alemania, el Vaticano expresó su vergüenza y remordimiento al respecto. 

Aunque por otro lado, el mismo Vaticano se ha encargado de defender a Benedicto XVI de dichos señalamientos, puesto que aseguran que fue el primero en reunirse con las víctimas de abuso sexual.

Carta de disculpa de Benedicto XVI

Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania
El papa emérito hizo pública una carta en la que extendió su arrepentimiento por los "descuidos"

El papa emérito ha realizado esta declaración en una carta publicada tras la divulgación de un informe sobre los abusos sexuales a menores en Alemania, en el que se afirmaba que estuvo al corriente de cuatro casos de curas pederastas cuando era arzobispo de Múnich.

"Sólo puedo expresar a todas las víctimas de abusos sexuales mi profunda vergüenza, mi gran dolor y mi sincera petición de perdón", escribe el Papa emérito en una carta publicada esta mañana por el Vaticano.

"He tenido una gran responsabilidad en la Iglesia católica. Tanto más grande es mi dolor por los abusos y errores que se han producido durante el tiempo de mi mandato en los respectivos lugares", añade Benedicto XVI, de 94 años, recordando sus 5 años como arzobispo de Múnich, 23 como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y casi 8 como Papa.

Aunque la carta va acompañada de una respuesta a las acusaciones en las que se aclara su inocencia, Benedicto XVI firma un texto breve, pero sincero, franco y duro en el que asume su propia responsabilidad.

"En todos mis encuentros, especialmente durante mis numerosos Viajes Apostólicos, con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, he mirado a los ojos las consecuencias de una culpa muy grande y he aprendido a comprender que nosotros mismos somos arrastrados a esta culpa tan grande cuando la descuidamos o cuando no la afrontamos con la decisión y la responsabilidad necesarias, como ha sucedido y sucede con demasiada frecuencia", escribe.

"Cada caso de abuso sexual es terrible e irreparable. A las víctimas de abusos sexuales va mi más profunda simpatía y lamento cada uno de los casos", insiste el Papa emérito.

El Papa identifica ese "descuido" y ese no afrontar la cuestión con decisión y responsabilidad, con los apóstoles que se duermen y dejan a Jesús solo a pocos minutos de la Pasión.

"Cada vez comprendo más la repugnancia y el miedo que Cristo experimentó en el Monte de los Olivos cuando vio todo lo terrible que tendría que superar interiormente. El hecho de que los discípulos estuvieran dormidos en ese momento es, por desgracia, una situación que también se repite hoy y por la que también me siento interpelado. Así que sólo puedo rezar al Señor e implorar a todos los ángeles y santos y a vosotros, queridos hermanos y hermanas, que recéis al Señor, nuestro Dios, por mí".

El primer papa tuitero

Benedicto XVI pide perdón por los abusos que encubrió en Alemania
Su apertura a la red social, aportó modernidad a la iglesia católica

Joseph Aloisius Ratzinger, o también conocido como el papa Benedicto XVI, se convirtió en el primer papa tuitero, aportando modernidad a la Iglesia.

Desde antes que se presentara oficialmente la cuenta de Ratzinger, este ya había dado su bendición a Twitter, la red social que permite mandar mensajes con un máximo de 140 caracteres.

Además de abrirse a las redes, el papa emérito Benedicto XVI escribió tres encíclicas y continuó el camino de su predecesor Juan Pablo II y visitó 24 países de cuatro continentes en 100 días de los 2,800 de su Pontificado. Viajó tres veces a España y Asia fue el único continente al que no llegó a ir.

Además, de sus encíclicas, escribió numerosos libros, de entre los más destacados, la trilogía sobre Jesús de Nazaret, en la que aportó datos destacados sobre la vida de Cristo, o el texto autobiográfico 'Mi vida'. Siempre compaginó la escritura con la docencia, sobre todo en el ámbito de la filosofía y la teología.

No olvides seguirnos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy.

Temas

Comentarios