Mundo

Bebé prematuro de 6 meses es salvado por plástico de burbujas y bolsa de sándwich

Bebé prematuro de 6 meses es salvado por plástico de burbujas y bolsa de sándwich

Bebé prematuro de 6 meses es salvado por plástico de burbujas y bolsa de sándwich

Larenz Carr, el bebé prematuro de 6 meses de gestación, era tan vulnerable al frío que los médicos lucharon por mantenerlo caliente, por lo que recrearon el útero de su madre con una solución hecha a mano

Por Elizabeth Trujillo

20/06/2021 07:07

Larenz Carr pesaba menos de un kilo cuando tuvo que luchar por su vida. El bebé prematuro de 6 meses tenía el mismo peso que una lata de sopa, cuando nació 15 semanas antes de tiempo. Te relatamos toda la historia en La Verdad Noticias.

Su pequeño cuerpo estaba tan pálido que sus padres podían ver sus órganos a través de su piel. Y era tan vulnerable al frío que los médicos tuvieron que luchar para mantenerlo cálido y ayudarlo a mantenerse con vida.

Después de darse cuenta de que ni las mantas ni una incubadora funcionarían, los médicos del Hospital St Michael's, en Bristol, idearon una solución para recrear el útero de su madre: una bolsa para sándwiches y un poco de plástico de burbujas. El bebé prematuro demostró sus ganas de vivir.

Bebé prematuro de 6 meses sobrevive

Larenz, el bebé prematuro de 6 meses que sobrevivió

La solución "hecha a mano" para el frágil bebé prematuro de 6 meses resulto ser acertada. Ahora, 19 meses después de su complicado nacimiento, Larenz está lejos de ser ese delicado niño que nació 15 semanas antes de lo previsto.

Los médicos les han dicho a sus padres, Vickie y Rohan Carr, que gracias al plástico de burbujas, él está feliz y saludable sin retrasos en el desarrollo. Mamá Vickie, una instructora de manejo de 29 años, dijo: “Larenz parecía bastante aterrador cuando lo vi por primera vez.

“Era como un pequeño alienígena con la piel brillante y transparente. Es increíble que los médicos lo hayan salvado metiéndolo en una bolsa para sándwiches y plástico de burbujas para mantenerlo caliente", explicó.

El embarazo de Vickie fue idílico hasta que los médicos notaron que su bebé no estaba creciendo durante un examen de rutina de 20 semanas. Cuando la bristoliana volvió a ver a los médicos una semana después, con dolor de cabeza, la hospitalizaron y le advirtieron que su bebé podría nacer antes de tiempo.

“Me dijeron que querían tener a mi bebé en mi barriga el mayor tiempo posible. Fue aterrador. No tenía ni idea de si mi bebé lo lograría".

Bebé prematuro de 6 meses sobrevive

Vickie aguantó hasta 25 semanas y cuatro días hasta el 29 de octubre de 2019, cuando los médicos notaron que su placenta estaba fallando y la llevaron rápidamente para una cesárea de emergencia. Su bebé fue trasladado de inmediato a la unidad neonatal.

El esposo Rohan, un asesor de servicio al cliente de 32 años, dijo de su hijo: “Nunca había visto algo tan pequeño en mi vida. Fue traumático". La situación fue difícil, ya que los bebés prematuros tienen 7 veces más riesgo de padecer problemas respiratorios.

Vickie dijo: “Era del mismo tamaño que mi mano y muy transparente. Se veía brillante, como si estuviera cubierto de aceite. [Entonces] al verlo con el plástico de burbujas, nunca había visto algo así. Milagrosamente, a pesar de ser tan pequeño, Larenz respondió bien".

Pero tuvo que permanecer en la UCI hasta enero de 2020. Luego fue trasladado al Hospital Southmead de la ciudad, donde permaneció hasta el 6 de febrero. Era marzo de 2020 cuando estaba listo para irse a casa, sin soporte de oxígeno y aún pesando solo 2.2 kilos.

Larenz ahora tiene un año y está caminando

¿Qué secuelas puede tener un bebé prematuro?

Bebés prematuros son más vulnerables a enfermedades crónicas

Riesgos de un nacimiento prematuro son variados y pueden llegar a tener secuelas tanto a corto como largo plazo dependiendo de las circunstancias del nacimiento y el punto de gestación en que se encontraba un bebé.

Un parto prematuro puede llevar a problemas respiratorios, del corazón y sanguíneos, cerebrales, gastrointestinales, dificultar la capacidad del bebé para controlar su temperatura, problemas de metabolismo y un sistema inmunitario debilitado.

En los casos más graves, el nacimiento de un bebé prematuro de 6 meses o menos puede aumentar el riesgo de parálisis cerebral, ceguera, sordera o retrasos del desarrollo neurológico, e incluso autismo, síndromes metabólicos como obesidad y diabetes entre otros.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.