Mundo

Apuñala a la pareja de su ex que estaba embarazada

Foto del periodista

Por La Verdad

11/10/2017 04:01
Agencias/Diario La Verdad Maracaibo, Venezuela.- Apuñala a la pareja de su ex que estaba embarazada, luego de ser la esposa se convirtió en la amante y no pudo resistir que su ex-esposo fuera a tener otro hijo con su actual pareja. Giordia Sikiú Castillo Rueda de 31 años de edad y estudiante de medicina no pudo aguantar que luego de tener un par de hijos con Luis Leal, fuera sustituida por una mujer más joven; Maira Alejandra Lugo Olivares de 27 años de edad y quien contaba con siete meses de embarazo.
El hecho de saber que en el lugar donde paso tantos años con su Luis en Maracaibo y que al final pasara de ser la esposa a ser la amante no le hizo mucha gracia y tomó la decisión de ir a matar a puñaladas a Maira.
“Fuentes policiales revelaron que pese al rompimiento de la pareja Leal-Castillo, al parecer, el hombre seguía frecuentando a  Giorgia, pero no dejaba a su actual amor, Maira, quien pronto le daría otro hijo”,
Giorgia guardaba la llave de su antiguo hogar y fue que pudo entrar a su antiguo hogar para acabar con la vida de la joven, quien estaba saliendo de la ducha y que luchó por su vida por unos 20 minutos. Los gritos y la caída de objetos fueron escuchados por vecinos; pero nadie hizo nada por intervenir. En ese momento de lucha Giorgia intentó ahogar a Maira en una bañera, pues, según las pesquisas, el cadáver fue hallado en el baño. “La mayoría de las heridas fueron hechas en la espalda, el cuerpo estaba boca abajo y había mucha sangre”, reveló una fuente. Dicha asesina salió impunemente por la misma puerta donde entró a acabar con la vida la víctima y del bebé que esperaba.
“La vimos salir por la reja con suéter con capucha y en su mano llevaba un trapo manchado de sangre”, dijo uno de los que vive en el edificio.
Al lugar acudieron los familiares de Maira, quienes no halaban consuelo. No podían creer que una muchacha tan joven y llena de vida murió por un crimen pasional. La asesina ahora es posible que purgue una pena de 30 años en prisión por el delito cometido.