México

Viven bajo un árbol de guamúchil, el viento les voló su casita que tenían

Viven bajo un árbol de guamúchil, el viento les voló su casita que tenían

Viven bajo un árbol de guamúchil, el viento les voló su casita que tenían

Un joven matrimonio está sufriendo penurias, ahora viven bajo un árbol de guamúchil desde hace una semana, cuando el viento les devastó su casita.

Por Yulsi Magaña

18/09/2021 02:45

La familia Corrales Vega, compuesta por un joven matrimonio con cuatro niños (dos niñas de 9 y 5 años, y dos niños de 3 y un año de edad) ahora viven bajo un árbol de guamúchil.

Hace una semana las inclemencias del tiempo hizo que el viento les tumbara su casa de madera por lo que perdieron todo. Ellos vivían por la calle Lola Beltrán e Ignacio Ibarra de la colonia Ferrusquilla, de la ciudad de Los Mochis.

Fue la joven Fernanda Soto Vega, de 25 años de edad, quien contó lo sucedido donde dijo que ella y sus niños estaban en la tienda cuando el viento los dejó sin su casita. Y es que Sinaloa ha sufrido desde el paso del huracán Nora.

Viven bajo un árbol de guamúchil

El esposo de Fernanda se lastimó cuando se le cayeron las tablas en su espalda. Ahora viven bajo un árbol de guamúchil.

En el momento en que el viento se llevó la casa, su esposo, Leonardo Corrales Valenzuela, de 26 años de edad, se encontraba en el interior de la vivienda, cuando el fuerte viento las tiró por lo que se le cayeron las tablas en la espalda.

Ahora la joven familia pasa por una difícil situación “Después de que se cayó la casa, aquí hemos estado debajo del árbol, hace una semana cuatro días. El lunes hizo una semana que se cayó la casa.”

  • Joven madre narra su pena

La mamá contó que ahora viven bajo un árbol de guamúchil, por lo que los niños vivian en la calle, pero ese día mientras llovía, su esposo guardaba la ropa en una bolsa negra porque el techo goteaba, por lo que ella aprovechó a ir a la tienda con los niños para hacer algo de comer.

“Y cuando se soltó la lluvia, me agarró el agua en la tienda. Ya que se paró la lluvia, le dije a la niña que nos viniéramos a la casa, y me dijo: mami, la casa se cayó, y le dije cómo se va a caer la casa.”

Comentó que rara vez se lleva a los niños a la tienda para evitar que pidan dulces, pues el dinero no alcanza, ya que la situación económica que viven es complicada.

“Yo voy y limpio casas, y él (su esposo) se va al campo y va y hace zanjas, todo eso, y también es ayudante de albañil. Yo voy a limpiar las casas cuando él no tiene trabajo y cuida a los niños”.

Los vecinos ayudan a la familia

Un joven matrimonio con cuatro hijos ahora viven bajo un árbol de guamúchil.

Ahora que viven bajo un árbol de guamúchil, los vecinos le prestaron un cuartito que tiene a unos metros de su casa, para que vayan a dormir, pero no tienen puertas ni ventanas por lo que le pusieron unas cobijas como cortinas.

Su situación ya era complicada antes de que se les cayera su casa, pues solo contaban con un ventilador, el cual quedó en añicos. Sin embargo, no era suficiente para todos y pasaban calor y sufrían las picaduras de los moscos.

“Se están moviendo en la noche porque les pican los moscos y les tengo que prender raidolitos. Dormíamos en un colchón de los más chiquitos y me trajeron uno ayer, una señora.”

La familia no cuenta ni con lo más básico, tampoco tienen refrigerador pero entusiasmada Fernanda dijo que le han regalado tarimas y podrán volver hacer su casita, y dejar de estar como hasta ahora, que viven bajo un árbol de guamúchil.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!