Secciones
Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?
México

Tsunamis, ¿cómo y por qué se forman?

Los tsunamis pueden causar devastación y cientos de miles de muertes, pero ¿sabés como se forman?

por LaVerdad

Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?

Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?

Este martes 28 de enero 2020, un sismo de magnitud 7.7 se registró en la isla de Jamaica cuyo movimiento se reportó en la isla de Cuba y los estados mexicanos de Quintana Roo, Campeche, Yucatán. Ante este movimiento, autoridades han informado la posibilidad de que se forme un tsunami.

“Tsunami” viene de los caracteres japoneses para puerto (“tsu”) y ola (“name”).

Pero, ¿qué es, cómo y porqué se forma?

Un tsunami es una onda (ola) que se propaga en el mar y que es originada por un terremoto submarino, un corrimiento de tierras, una erupción volcánica o la caída de un meteorito. Los tsunamis pueden viajar a más de 800 kilómetros por hora en el punto más profundo del agua.

Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?
Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?

La principal causa de los tsunamis son los terremotos. La gran mayoría de terremotos se producen en fallas, que son fracturas en la corteza terrestre que acumulan tensión, que es liberada en el terremoto. Lo que sucede es que las dos porciones de corteza terrestre separadas por la falla se deslizan una respecto a otra. Ese deslizamiento puede ser completamente vertical, lo que supone literalmente la caída de uno de los lados de la falla, totalmente horizontal o algo intermedio.

El movimiento de la falla es tan rápido que el “escalón” que se produce en el fondo oceánico se refleja instantáneamente en la superficie del mar, que se deforma exactamente igual que el fondo. El agua más alta desciende y viceversa, lo que da origen a una serie de ondas que se propagan en todas direcciones desde el lugar del terremoto: el tsunami.

Cuando el tsunami se acerca a la costa su velocidad disminuye, pues la profundidad decrece, pero siguen siendo peligrosos, pues allí pueden llegar con una velocidad de entre 32 a 48 kilómetros por hora.

La ola puede romper si la pendiente supera un límite. Si la costa tiene una pendiente muy suave el tsunami se manifiesta como una “marea rápida”, en la que el nivel del mar sube muy rápidamente: menos de 10 minutos. En ocasiones, si la pendiente de la ola es muy grande, el tsunami se comporta como una “pared de agua” que avanza formando un ángulo de unos 45º con el suelo. Es el caso más destructivo pero menos frecuente.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) señala que aunque no se puede prevenir un tsunami, “el impacto de un tsunami se puede mitigar a través de la preparación de la comunidad, las advertencias oportunas y la respuesta efectiva”.

Los tsunamis pueden causar devastación y cientos de miles de muertes si se producen en zonas altamente pobladas.

Te puede interesar: Estos son los Tsunamis que han azotado a México

Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?
Tsunamis, ¿cómo y porqué se forman?

“Los tsunamis se encuentran entre los peligros más infrecuentes de la Tierra”, afirma NOAA.

“Pero aunque los tsunamis no ocurren muy a menudo, y la mayoría son pequeños y no destructivos, representan una gran amenaza para las comunidades costeras, particularmente en el Pacífico”, agregó.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios