México

Policía arresta a 30 turistas en Oaxaca por no usar cubrebocas

Policía arresta a 30 turistas en Oaxaca por no usar cubrebocasEspecial

Oaxaca anunció la apertura de sus destinos turísticos desde el pasado junio, con lo cual el número de contagios de coronavirus aumentó

Por La Verdad

19/08/2020 06:05

La policía de Huatulco arrestó a 30 turistas por no usar cubrebocas, obligando a visitantes de la Ciudad de México y del exterior a trabajar limpiando espacios públicos o imponiéndoles multas por violar las normas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. 

Los arrestos se produjeron justo cuando un aumento en los casos de Covid-19 provocó una orden de cierre de bares en el popular destino de playa en Oaxaca. Los dueños de bares que no cumplan pueden ser multados o encarcelados por 36 horas.

El 27 de julio Huatulco fue uno de los destinos turísticos más seguros de México con solo 47 casos acumulados del coronavirus y solo un caso activo.

Policía arresta a 30 turistas en Oaxaca por no usar cubrebocas

Huatulco reabrió al turismo el 15 de junio, pero al 14 de agosto había 85 casos confirmados de los cuales 10 estaban activos, según datos federales.

Huatulco reabrió al turismo el 15 de junio, pero las empresas debieron operar entre un 35% y un 85% de su capacidad.

Coronavirus en Oaxaca

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, el estado de Oaxaca concentra un total de 12 mil 557 casos confirmados de coronavirus, de los cuales mil 170 han muerto a causa de la enfermedad. Además, la entidad también concentra 757 casos sospechosos.

Respecto a la ocupación hospitalaria, el estado de Oaxaca tiene el 69% de sus camas para pacientes con coronavirus disponibles, mientras que el 39% se mantienen ocupadas por los enfermos diagnosticados desde el inicio de la pandemia.

Te puede interesar: Muere de Covid-19 alcalde de Matías Romero, Oaxaca

Sobre la ocupación hospitalaria de camas con ventiladores, la Secretaría de Salud refiere que Oaxaca tiene también el 69% de sus camas libres y el 31% restante continúan ocupados por enfermos graves.