México

Poemas de La Noche Triste y a Hernán Cortés

Poemas de La Noche Triste y a Hernán Cortés

Poemas de La Noche Triste y a Hernán Cortés

Varios poemas de La Noche Triste fueron inspirados luego de la derrota de Hernán Cortes y la victoria de los mexicas.

Por Yulsi Magaña

05/06/2021 09:50

La hazaña de los mexicas que derivó en la derrota de Hernán Cortés mientras intentaba escapar fue la inspiración para poetas quienes escribieron varios poemas de La Noche Triste, que es como se le llama a la caída del ejército español la madrugada del 30 de junio de 1950.

Aunque se le conoce como La Noche Triste, la realidad es que la batalla no fue triste sólo para los españoles, sino también para sus aliados tlaxcaltecas, que sufrieron miles de muertos. Para los enemigos aztecas (o mexicas) tampoco fue una Noche Alegre, sino una Noche de Venganza.

Durante aquella noche los mexicas devolvieron todas las cosas que los españoles le habían hecho como la entrada sin permiso, el secuestro de Moctezuma, las recientes matanzas, las afrentas a los dioses, el robo del oro, que de hecho el INAH descubrió un lingote de oro considerado vestigio de La Noche Triste.

Pero como mencionamos en un inicio, el momento histórico en que los españoles, al mando de Hernan Cortes, estuvieron bajo ataque y se dieron cuenta que sus alimentos escaseaban deciden salir de la ciudad Tenochtitlan acción que escritores han plasmado en poemas de La Noche Triste, como son las siguiente.

Estos son algunos poemas de La Noche Triste

Poemas de La Noche Triste han sido escritos a raíz de la derrota de los españoles.
  • Poemas de La Noche Triste: El Árbol de La Noche Triste
  • Gonzalo Ramos Aranda: 2016

“Llanto, penas, tú . . . sufriste.”

Por el rumbo de Popotla,

registro de historia, docta,

persiguiendo castellanos,

en aquellos tristes llanos.

Enfrentando a los soldados,

los mexicas, sojuzgados,

les perdonaron la vida,

en ferviente, plena, huida.

Lancetas, dagas, rodelas,

van dejando sus secuelas,

imponiéndose al acero

del invasor trapacero.

Hernando Cortés, sangrando,

sangre, lágrimas, llorando,

por sus muertos, sus despojos,

postrose, ante ti, de hinojos.

Perdiendo, así, la entereza,

mojó tu tersa corteza,

con sal, de espanto, de miedo,

pidiendo la paz, . . . sosiego.

Por conquistas tan sufridas,

lamer, con saliva, heridas,

¿tesoros?, pa’ Los Remedios,

españoles, sus misterios.

Aliados de Tlaxcaltecas,

rivales de los Aztecas,

con enemistad a ultranza,

preparando la venganza.

“Amigo, de mi enemigo”,

¡Dios bendito, otro enemigo!,

aquel que perdona, pierde,

tu follaje era . . . muy verde.

  • Poemas de La Noche Triste: La Noche Triste
  • Janelle Host; Brittany Garbow; Kate Geskus, Chad Patton; Chris Morse.

Todos parecían perdidos,

con la muerte de Moctezuma.

Los hombres están contenidos

 por Quetzalcoatl y sus plumas.

Filtrándose, entre la llovizna y la sangre

yo puedo ver la noche triste.

Ocurre la gran batalla;

Claramente no es una chanza.

Yo veo entre lágrimas

como huyen los de Narváez,

pero sé que mis cuitas

se van con Cortés. 

  • Poemas de La Noche Triste: La Noche de la Victoria
  • Kaylin Heydenburg; Alise Murphy; Emily Dzieciolowski; Mike Rensi; Nelly Bogard

La noche de la victoria

fue espectacular.

La sangre que se derramó

causando el llanto de los españoles.

Después de tanto tiempo,

oprimidos por su codicia,

ya vivimos para la guerra;

mandemos los teules a sus reyes.

Los teules codiciaban el oro,

pero esos ilusos ladrones

cayeron por su malicia.

Los traidores Tlaxaltecas

vinieron de sus tierras

para matar nuestra gente,

pero no lograron robar 

su espíritu.

Lanzamos nuestras flechas

a los soldados que escapan,

las cabezas de sus caballos

nuestras rocas aplastan. 

  • Poemas de La Noche Triste: La Noche Victoriosa
  • Sarah Vicari; Sarah Sheber; R. Ceru; Sean Duffie; Angela Aeder

Vinieron del mar,

como si descendieran del cielo,

desembarcaron de sus canoas

gigantes que pendían de nubes.

Llevaban la luz del sol,

rayos emitiendo de sus cuerpos

de piel blanca.

Elevados por sus grandes perros,

caminaban por la tierra.

Su idioma divino que intentábamos aprender,

era producido por lenguas enganosas.

Rechazando la verdad,

nuestro rey Moctezuma tenía que ser,

destruido por sus falsos teules. 

Aquella noche, los Dioses nos regalaron

el poder de exterminar a

estos viles herejes.

Los puentes se quemaron.

La sangre corrió.

El oro llovió en nuestro lago.

Para la reconquista de nuestra tierra,

después de perseguirlos

nos paramos en las orillas

de Texcoco, nuestro lago:

Satisfechos

Aclamando

Orgullosos

la noche victoriosa.

Poemas de La Noche Triste y Hernán Cortés

La Conquista de México también ha sido plasmada en grandes obras literarias y no solo en poemas de La Noche Triste.

La Noche Triste y las consecuencias de la derrota española dejó marcado al antiguo pueblo de México, pero también esta etapa fue plasmada por grandes artistas literarios, los cuales no solo dejaron escritos poemas de La Noche Triste sino huellas en sus libros por ejemplo:

  • "El cortesísimo Cortés"

"¿Quién barrenó los navíos y dejó en seco y aislados los valerosos españoles guiados por el cortesísimo Cortés en el Nuevo Mundo?”

Agregando “Todas estas y otras grandes y diferentes hazañas son, fueron y serán obras de la fama, que los mortales desean como premios y parte de la inmortalidad que sus famosos hechos merecen." (Don Quijote en: Cervantes de Saavedra, Miguel de: Don Quijote de la Mancha, lib. II, cap. VIII).

  • "Era algo de poeta ..."

Aunque realmente no forma parte de los poemas de La Noche Triste, no podemos dejar pasar a Martínez, José Luis: Hernán Cortés. Madrid 1992, 338ff. donde se lee:

"En los encalados muros de la casa del conquistador en Coyoacán comenzaron a aparecer cada mañana, escritos con carbones o tintas [...]. Cortés tomó al principio aquello como un torneo de ingenio y, como ‘era algo de poeta ... respondía también por buenas consonantes y muy a propósito’.

El escritor agregó. “Es lástima que Bernal [Díaz del Castillo] no haya recordado estas respuestas, pues las únicas que consigna, cuando los motos comenzaron a desvergonzarse, son las del intercambio final: ‘Pared blanca, papel de necios’, escribió sentencioso Cortés; a lo que le contestaron: ‘Aun de sabios y verdades, y Su Majestad lo sabrá muy presto’”.

El relato también señala: “Y añade el cronista que se averiguó quiénes los escribían y que Cortés amenazó con castigo a los que pusieran más malicias”.

Como es evidente no solo fueron poemas de La Noche Triste lo que fue escrito respecto al momento en que se supone que Hernán Cortés lloró, en el que se dice fue un árbol de ahuehuete, ya que algunos escritores detallaron en sus obras la derrota del conquistador.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.

Lee también