Secciones
México

Perros pitbull que mataron a niña eran liberados para comer

por La Verdad

Agencias/ Diario La Verdad CIUDAD DE MÉXICO, México.- Luego del terrible ataque de ayer a una menor de 3 años por parte de unos perros, hoy se han hecho declaraciones sobre lo que pudo haber motivado el ataque. De acuerdo a la trabajadora doméstica los perros pitbull que mataron a niña eran liberados para comer. De acuerdo con la empleada cada mañana recibía la misma orden: “suelten a los perros y denles de comer”. Siendo este uno de los pequeños momentos para que los canes estuvieran libres en la casa antes de ser enjaulados nuevamente. Y al parecer por un descuido nadie notó que la niña de tres años se encontraba sola en el jardín y sus abuelos eran los que estaban a cargo de ella en lo que los padres trabajaban. Sin embargo, por olvido o descuido, nadie advirtió que una niña de tres años estaba sola en el jardín. Sus abuelos eran los encargados de cuidarla mientras sus padres trabajaban. Ahí la familia tenía dos semanas rentando habitaciones. Fue otra inquilina la que se dio cuenta del brutal ataque de dos perros pitbull a Sara F., la menor de tres años, quien junto con los abuelos y la empleada doméstica intentaron evitar la tragedia sin conseguirlo. Como pudieron ahuyentaron a los animales.

"Se oía que ladraban muchos perros y la voz de una señora que gritaba desesperada: ‘¡suéltala, suéltala!’. Cuando salí de mi casa ya estaban las patrullas llegando”, relató la vecina Patricia de la Cruz.
Los policías recibieron una llamada para acudir a la vivienda. Al llegar se entrevistaron con un hombre de 69 años quien les indicó que un perro había mordido a su nieta, por lo que solicitaron una ambulancia.
“El ataque fue en la zona de la cara y la cabeza; la niña falleció por heridas mortales”, confirmó un paramédico.
De acuerdo con relatos de policías que estaban en el lugar de los hechos, la tragedia se desbordó cuando los padres de la niña llegaron a la casa después de ser avisados. Tras el impacto emocional de ver el cuerpo de su hija, Mónica E., de 37 años, quiso disparar contra los perros al intentar despojar de su arma a un agente que resguardaba la escena. Como no pudo conseguir el arma, vencida por la impotencia ella misma se golpeó el rostro con piedras. También llegó al lugar Eugenio E., de 39 años, propietario del domicilio y de los perros, pero fue detenido y trasladado a la Coordinación Territorial COY-1. Por la tarde, la Procuraduría local indicó el inicio de una indagatoria por el delito de homicidio. Los dos perros que atacaron a Sara F. y los otros dos, que permanecían enjaulados, fueron llevados por personal de la Brigada de Vigilancia Animal al Centro de Control Canino en Coyoacán. Al parecer los pitbull de la casa estaban ahí por seguridad.

Comentarios

Te puede interesar