Secciones
Niños que viven en la cárcel ven a las reclusas teniendo relaciones sexuales
México

Niños que viven en la cárcel ven a las reclusas teniendo relaciones sexuales

Conoce un poco de la vida de los niños que viven tras las rejas. Cientos de pequeños viven junto a sus madres reclusas  

por LaVerdad

Niños que viven en la cárcel ven a las reclusas teniendo relaciones sexuales

Niños que viven en la cárcel ven a las reclusas teniendo relaciones sexuales

En México existen más de 700 niños viviendo dentro de alguna cárcel, debido a que sus madres pagan su condena tras las rejas.

Los niños estaban con ellas al momento de ser detenidas, o que fueron procreados tras las rejas, y hoy padecen las condiciones deplorables de las cárceles mexicanas.

Los niños que viven a la cárcel están expuestos a un clima de violencia, a  no recibir asistencia médica, alimentación o educación, sufrir accidentes e incluso a ser testigos de encuentros sexuales durante las visitas conyugales de sus madres.

 

Niños que viven en la cárcel ven a las reclusas teniendo relaciones sexuales

Los resultados de investigaciones gritan que la vida de cualquier menor al interior de una cárcel no es sana. Sin embargo, el hecho de estar juntos es un derecho universal que poseen las madres y ellos mismos.

Vivir en la cárcel deja en los niños diversos estragos emocionales, psicológicos y hasta físicos, que seguramente los acompañarán toda su vida.

La mayor parte de la manutención de los niños que viven en la cárcel corre a cargo de sus madres, quienes forzosamente deben trabajar dentro de las cárceles; otra proviene de donaciones de organizaciones civiles y —una mínima fracción—, del gobierno.

Las guarderías y escuelas existen en muy pocos reclusorios, por lo que el acceso infantil a la educación y al sano esparcimiento tampoco está garantizado. Muchos de estos niños pasan todo el día con sus madres, expuestos eventualmente a riñas, intentos de fugas y hasta motines, que ponen en riesgo su integridad.

Temas

Comentarios

Te puede interesar