México

La Noche Triste y las consecuencias de la derrota española

La Noche Triste y las consecuencias de la derrota española

La Noche Triste y las consecuencias de la derrota española

La Noche Triste es un momento significativo en la historia de la Conquista española en México, pero también fue el inicio de grandes consecuencias.

Por Yulsi Magaña

29/05/2021 10:18

Un grupo de mexicas entraron en batalla contra el ejército español de Hernán Cortés, la batalla fue tal que más de 600 hombres de Cortés, incluidos indios aliados a los españoles, fallecieron, lo que llevó a que Hernán Cortés llorara, momento que se conoció como La Noche Triste.

Es cierto que la batalla se convirtió en un hecho que marcó la historia de México, sin embargo, también quedó claro que a partir de ahí, la lucha con los mexicas sería a muerte.

Recientemente hemos aprendido ¿Qué fue la batalla de la noche triste? pero ahora en La Verdad Noticias hablaremos sobre cuáles fueron las consecuencias de aquella brutal batalla.

Consecuencias de La Noche Triste

Los españoles aprendieron que la pelea de los mexicas es a muerte.

Aunque es verdad que aquel 30 de junio de 1520, las tropas españolas y Hernán Cortés fueron atacados por indios aztecas cuando pretendían huir secretamente al momento que los mexicas celebraban la fiesta Tecuilhuitl, derrota que se conoció como la Noche Triste, también hubieron terribles consecuencias.

El fracaso de la diplomacia entre mexicas y españoles, dejó como única alternativa la guerra, esta guerra iniciada entre el pueblo azteca y los españoles acabó con la gran batalla por México-Tenochtitlán que se dio en 1521, llevando a la caída del imperio azteca.

Después de la derrota, en la que se dice que Hernán Cortés lloró en un árbol de ahuehuete, la capital del imperio Azteca, Tenochtitlan (1521), vivió un periodo de sitio en el que hubieron intentos de negociación entre los clanes locales y las divisiones anti-mexicas existentes y el conquistador español Hernán Cortés.

Las batallas ocurrieron principalmente en ciudades de Cempoala, Texcoco y Tlaxcala pero el momento que terminó con todo ocurrió en Tenochtitlan, donde el Imperio Azteca cayó a manos españolas y marcó el final de la primera etapa de la unión del mundo europeo y el mesoamericano.

Lo que pasó después de la Noche Triste

Entre las consecuencias de la batalla en el Templo Mayor los españoles secaron las aguas de Tenochtitlan.

Un año después de la famosa Noche Triste, Hernán Cortés, reorganizado y con sus tropas acrecentadas por guerreros de las poblaciones indígenas sometidas por los aztecas y regresó para poner en sitio a Tenochtitlan.

Para lograr un sitio perfecto, el conquistador Hernán Cortés mandó cortar el agua y el ingreso de alimentos a Tenochtitlan, que en ese entonces tenía alrededor de 180 y 200 mil habitantes, además construyó bergantines para enfrentar las canoas aztecas en la laguna.

En ese momento Cuauhtémoc, el último tlatoani azteca, reorganizó al ejército mexica y establecido estrategias para defender la ciudad, no soportó el asedio de de casi 90 días por lo que las personas ya con hambre, enfermedades y una gran mortandad de guerreros hicieron imposible sostener la defensa de la ciudad y las tropas de Cortés lograron ocupar Tenochtitlan.

Como se puede ver, la Noche Triste sí trajo bastantes consecuencias las cuales terminaron con la conquista española al pueblo indiquena de México, el cual se conocería como la Nueva España. Recordemos que en la actualidad el INAH confirmó un lingote de oro como vestigio de “la Noche Triste”.

Pero las consecuencias no acabaron allí, ya que no solo se venció definitivamente al Imperio azteca sino que se concretó la instalación del poder español en México.

Se exterminó a gran parte de la población de Tenochtitlán mientras que los indígenas sobrevivientes fueron obligados a convertirse al cristianismo y sometidos a la autoridad española, destruyendo su cultura.

Por último podemos decir que una de las mayores consecuencias de demostrar que se los mexicas peleaban a muerte, en La Noche Triste, es cuando los conquistadores españoles destruyeron la ciudad y se desecaron los lagos que la rodeaban. Eso provocó un desequilibrio ecológico que tiene consecuencias hasta la actualidad.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado.