Secciones
En la Cámara Alta se aprobó la defensa de la Cultura Indígena,
México

Hasta 10 años de cárcel y fuertes multas a quien plagie diseños indígenas

En la Cámara Alta se aprobó que comunidades indígenas puedan demandar a grandes firmas que se roban los diseños que realizan en su vestimenta las comunidades indígenas de nuestro país.

por La Verdad

En la Cámara Alta se aprobó la defensa de la Cultura Indígena.

En la Cámara Alta se aprobó la defensa de la Cultura Indígena.

Luego de que en junio la Secretaría de Cultura de México envió una carta a la diseñadora venezolana Carolina Herrera por usar diseños de los pueblos y comunidades indígenas en su colección Resort 2020,  además de que otras firmas también han plagiado diseños indígenas, el Senado se puso a trabajar para tener los elementos jurídicos para evitarlo.

 

En específico, el documento suscrito por la Secretaria de Cultura,  solicitó que Carolina Herrera y el diseñador Wes Gordon expliquen públicamente “con qué fundamentos decidieron hacer uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado”, donde aparecen bordados de la comunidad de Tenango de Doria del estado de Hidalgo.

“En los bordados se encuentra la historia misma de la comunidad y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario”, resume el documento, donde además se incorpora el “sarape Saltillo”, en cuya historia se encuentra “el recorrido del pueblo de Tlaxcala para la fundación del norte del país.

Respaldo para demandar

De esta forma, por unanimidad, con 105 votos, el Senado de la República aprobó el dictamen que expide la Ley General de Salvaguardia de los Elementos de la Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas, Afromexicanas y Equiparables.

Este nuevo ordenamiento garantiza y reconoce el derecho a la titularidad de los pueblos y comunidades sobre los elementos de su cultura e identidad.

Las sanciones que se consideran por cometer ese tipo de delitos podrán ir de tres a 10 años de prisión, y multa de 2 mil a 50 mil unidades de medida y actualización.

A nombre de la Comisión de Cultura, su presidenta, Susana Harp Iturribarría, destacó que con esta ley se brinda el reconocimiento a quienes por generaciones han conservado el patrimonio cultural de México. Démosles a ellos, a los pueblos y comunidades, los instrumentos para que puedan recibir los beneficios que siempre se merecieron, subrayó la también promotora de esta iniciativa.

El senador de Morena, Martí Batres Guadarrama, acusó que las empresas internacionales realizan un gigantesco despojo a pueblos y comunidades originarias. Con unos pesos las empresas se vuelven multimillonarias porque comercializan las ideas y no compensan nada a sus autores, explicó.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, María Leonor Noyola Cervantes, celebró que por fin se dé certeza y seguridad jurídica a pueblos y comunidades sobre sus elementos culturales y de identidad, a fin de evitar que sean plagiados por terceros. Consideró que en caso de que decidan permitir su uso podrán obtener mayores ingresos por la celebración de contratos, lo que se traducirá en mejores condiciones de vida.

 

Comentarios