México

Especialistas del IMSS atienden secuelas pulmonares del COVID-19

Especialistas del IMSS atienden secuelas pulmonares del COVID-19

Especialistas del IMSS atienden secuelas pulmonares del COVID-19

El IMSS ha brindado 177,974 consultas de rehabilitación por secuelas de COVID-19, principalmente por daño en los pulmones.

Por La Verdad

18/09/2021 10:15

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atienden las secuelas que ocasiona el COVID-19 en los pulmones, como las que dejan las de vidrio esmerilado, que en etapas avanzadas se consolidan y se pueden traducir en una reacción inflamatoria en los alvéolos que afecta el funcionamiento de estos órganos y que provoca dificultad respiratoria; hasta ahora han brindado 177 mil 974 consultas de rehabilitación.

Víctor Mora Santiago, médico experto en Imagenología Diagnóstica y Terapéutica, explicó que esta condición ocurre cuando el virus del COVID-19 ingresa a los pulmones, causa una infección e inflama los alvéolos, en donde se produce el intercambio gaseoso con la entrega del oxígeno para el organismo.

El especialista destacó que, para atender estos cuadros inflamatorios con opacidad en vidrio esmerilado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) otorga atención por medio de estudios de radiodiagnóstico, tratamientos con fármacos y la intervención de un equipo multidisciplinario dedicado al tratamiento permanente de Covid-19, lo que permite actualizar esquemas terapéuticos de acuerdo con la etapa de la enfermedad en la que se encuentra el paciente.

Atiende IMSS secuelas de COVID-19

Especialistas del IMSS atienden a pacientes con secuelas de COVID-19.

Explicó que los tratamientos pueden ser vía oral o intravenosa y que si el paciente se agrava, es hospitalizado para atender las complicaciones, como las infecciones bacterianas agregadas que son manejadas con antibióticos, medicamentos antiinflamatorios, así como antiagregantes plaquetarios o tromboprofilaxis con anticoagulantes para prevenir el desarrollo de trombos venosos, los cuales pueden obstruir las arterias pulmonares, además de diversos medicamentos que pueden evitar otras complicaciones.

El doctor Mora Santiago señaló que las secuelas pulmonares leves tardan máximo cuatro semanas en curarse; las pulmonares severas, de dos semanas a seis meses como la miopatía o la neuropatía agregada.

Agregó que los pacientes con daño neurológico severo pueden tardar hasta un año en recuperarse.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado