Secciones
Economía, principal problema de la familia mexicana
México

Economía, principal problema de la familia mexicana

La política de austeridad fiscal, reduce en términos reales el gasto público en 2019 respecto a 2018, lo que contraerá demanda, y por ende el mercado interno. 

por LaVerdad

Economía, principal problema de la familia mexicana

Economía, principal problema de la familia mexicana

La encuesta nacional México Elige, realizada por la empresa Investigaciones Digitales, revela que el 49.9 por ciento de la población señala que la economía es el principal problema de las familias, seguida por la seguridad con un 35.7% y los problemas sociales con el 6.2 % dejando en última instancia problemas de otro tipo con solo el 8.7 por ciento. 

Expertos en la materia afirman que la austeridad fiscal y las altas tasas de interés no se justifican cuando se está desacelerando la actividad económica, lo cual contrae el ingreso de empresas e individuos, incrementará las carteras vencidas, desestabilizará al sector bancario y se manifestará la crisis, lo que no puede contrarrestarse con la política social que se anuncia semana a semana por el gobierno, pues el gasto público neto en 2019 será menor que en 2018.

En el marco del 9o. Foro IMEF 2019, el Presidente Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Fernando López Macari, realizado a principios de este mes dijo que el escenario económico mundial está dando señales claras y preocupantes de desaceleración, de que hay una nueva dinámica, por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. 

Explicó que para imaginarnos lo que representa la guerra comercial entre los dos países hay que considerar que Estados Unidos representa el 25% del Producto Interno Bruto mundial y China, el 13%, de manera que juntos equivalen  alrededor del 40% y con eso dominan las economías del mundo.

En México también hay señales de desaceleración derivadas principalmente de factores internos, por las decisiones que ha tomado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en estos primeros seis meses.

El primer año de un gobierno es complicado, por la curva de aprendizaje asociada a la integración de un nuevo gabinete, pero no contábamos con una serie de fenómenos que han ocurrido en el interior de nuestra economía y que la han afectado de manera importante, indicó el líder nacional del IMEF. Hay medidas que han generado un ambiente de inestabilidad e incertidumbre, la inversión fija ha caído…

Las economías emergentes en el mundo tienen crecimientos promedio de 5%, pero en México eso no ocurre. ¿Por qué México no puede crecer así?. Nuestros estudios y análisis han arrojado que eso se debe a que en México hay 5 grandes inhibidores del crecimiento:

La falta de una reforma fiscal que promueva las inversiones, que estimule la deducción de las prestaciones de previsión social, que tribute sobre un esquema de consumo y no sobre un esquema de renta y utilidad.

La necesidad de mejor tecnificación de la mano de obra mexicana.

La incorporación de tecnología de vanguardia en las empresas mexicanas, como ocurre en Estados Unidos.

El combate a la corrupción, pero sin paralizar al país, que permita no solamente señalar al corrupto en el gobierno sino también en las empresas, en las familias y en la sociedad.

Y La falta de un estado de derecho que propicia la continua y creciente impunidad, que a su vez amenaza a la seguridad física, legal y de salud.

Especialistas en economía indican que los altos niveles de deuda existentes, tanto del sector público, como privado, no se resuelven restringiendo el gasto público, debido a que ello contrae la actividad económica y por ende el ingreso del sector privado y del sector público, y prosiguen los déficit financieros de éstos, lo que les impide reducir el monto de su deuda. A ello se suman las altas tasas de interés, que crecen por arriba del ingreso nacional, lo que ahonda los problemas financieros e incrementa más el monto de la deuda.

Mientras el ingreso del sector privado y del sector público no crezca por arriba de la tasa de interés, no se configurarán condiciones de pago, ni se reducirá el monto de la deuda.

La política de austeridad fiscal, reduce en términos reales el gasto público en 2019 respecto a 2018, lo que contraerá demanda, y por ende el mercado interno. La política fiscal de 2019 solo contempla reestructuración del gasto público, pero no su aumento. 

El consumo de las familias no se incrementará significativamente a pesar del aumento del salario mínimo, ni por las pensiones a los de la tercera edad, pues no habrá aumento significativo del empleo formal, dada la política de recorte presupuestal, como el no crecimiento de la inversión privada.

La política de estímulos fiscales establecida en la frontera norte, no incrementará la inversión privada nacional. Lo que ésta necesita, no son estímulos fiscales, sino crecimiento de demanda, lo cual no se dará, dada la política fiscal restrictiva, como por el bajo poder adquisitivo de la población.

Los estímulos fiscales en la frontera norte, van más encaminados a estimular la entrada de inversión extranjera, pero esa historia ya la conocemos. Ellos trabajan con alto componente importado y su dinámica no irradia al conjunto de la economía. Ganan tales empresas por los bajos salarios y los menores impuestos, más no el país. Por su parte, el sector externo no actuará en forma positiva. 

El precio internacional del petróleo está bajando. Después de haber alcanzado la mezcla mexicana de petróleo niveles de 77.73 dólares el barril el 3 de octubre de 2018, pasó a estar en 51.83 el 14 de diciembre. 

A ello se suma el menor crecimiento de exportaciones totales que se dará ante el menor crecimiento que se espera en la economía estadounidense en 2019, como por las cláusulas impuestas por dicho gobierno en el nuevo tratado comercial (T-MAC) donde México verá reducidas sus exportaciones a dicho país y le comprará a EUA más productos.

Esto junto a la entrada en operación del Tratado Trans-Pacífico (TPP-11), aumentará el déficit de comercio exterior, dada nuestra menor competitividad y fuertes rezagos productivos existentes, lo que frenará más la actividad económica.

Temas

Comentarios