Secciones
En Los Pinos se
México

Costosas e históricas obras de arte de "Los Pinos" se esfumaron

A 19 días de que abrió sus puertas a todo el público la otrora Residencia Oficial en el Bosque de Chapultepec, resulta que nadie sabe donde están por lo menos 284 de obras de arte que se acumularon duranrte décadas durante el paso de los mandatarios en turno y que pertenecen al pueblo de México

por La Verdad

En Los Pinos se

En Los Pinos se "desaparecieron sus obras de arte y ahora nadie sabe su paradero.

Por si no fuera suficiente el escarnio popular en contra de la otrora familia presidencial de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, donde incluso las hijas de la ex primera dama invitaron a Jon Boy a que les hiciera unos tatuajes en Los Pinos, resulta que a 19 días de que se abrió al público la  ex residencia oficial, nadie sabe donde se encuentran las obras de arte que por décadas adornaron las salas y estancias de esta residencia oficial.

Este escándalo llegó al mismo Senado de la República, donde la legisladora Susana Harp Iturribarraría y señala que se compraron piezas para contar con una galería. Hay cuadros de Siqueiros, Orozco, Cuevas y Toledo, entre otros y ahora nadie sabe dónde están.

El exhortó se realizó a la Oficina de Presidencia y a la Secretaría de Cultura, Federal que dirige Alejandra Frausto, para que entreguen un inventario de los bienes materiales e inmateriales que había antes del 1 de diciembre en Los Pinos, además se entregue un informe sobre la ubicación y estado de obra pictórica que fue donada a los ex presidentes desde 1940, ya que todo indica que sus ex ocupantes o quienes estaban al cuidado de ese lugar deben saber de su paredero.

 

 

 

Nadie sabe dónde están las obras

Este punto de acuerdo elaborado por Susana Harp Iturribarría, presidenta de la Comisión  de Cultura del Senado de la República, quien destacó que se hizo la “compra a diferentes artistas para constituir la galería de la que fue, hasta noviembre de 2018, la casa presidencial, recinto oficial que desde la década de los años cuarenta, reunió bienes históricos y artísticos para el decorado de sus estancias y muros”.

En la propuesta de la senadora del Grupo Parlamentario de Morena expuso que únicamente se tiene información de ese acervo formado desde hace 50 años gracias a los medios de comunicación.

 

"Este acervo se constituyó, hasta el año de 2013, por alrededor de 284 piezas de acuerdo con investigaciones”.

La colección añadió, , está integrada por piezas ornamentales, muebles de distintas épocas y por obra pictórica de autores tan relevantes como David Alfaro Siqueiros o José Clemente Orozco”.

La colección estaba distribuida en los diferentes recintos que integraban la institucional presidencial y no únicamente en el inmueble denominado Los Pinos.

“Es de señalarse que, durante décadas, al crecer las instalaciones de la casa presidencial, la demanda de esta institución de un mayor número de piezas artísticas para decorar sus instalaciones, fue creciendo con el tiempo.

Salas vacías

En este sentido, la fuente de muchas de estas demandas fue obra del acervo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, la cual proporcionó, mediante contratos de préstamo o comodato, diversos bienes artísticos que, usualmente, eran cambiados con motivo del cambio de autoridades de la casa presidencial”, se precisó.

Esa obra, aclara, es diferente al acervo de obra plástica que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público adquiere y difunde a través del mecanismo Pago en Especie.

La proposición con punto de acuerdo detalla que durante el sexenio del presidente Carlos Salinas de Gortari se llevó a cabo la adquisición de obra destinada a una sala de exhibición de la casa presidencial.

“El 5 de noviembre de 1993, se dio a conocer la Colección de pintura de la residencia presidencial Los Pinos, integrada por la obra de 33 artistas nacionales, con la finalidad de crear una colección permanente y propia, que sustituyera las obras que se exhibían de manera temporal en dichas oficinas y que pertenecen al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA)”, indicó.

El acervo de esa colección, agrega, se integró con 33 cuadros de los siguientes artistas: Francisco Toledo, Sergio Hernández, Irma Palacios, Gustavo Aceves, Enrique Canales, Miguel Castro Leñero, Rafael Cauduro, Alejandro Colunga, Rafael Coronel,

Además de Roberto Cortázar, José Luis Cuevas, José Chávez Morado, Beatriz Ezban, Manuel Felguérez, Julio Galán, Vicente Gandía, Luis García Guerrero, Gunther Gerzso, Lauro López, Luis López Loza, Rodolfo Morales, Luis Nishizawa, Sylvia Ordóñez, Vicente Rojo, José Luis Romo, Ignacio Salazar, Susana Sierra, Juan Soriano, Eduardo Tamariz, Humberto Urbán, Cordelia Urueta, Ismael Vargas y Germán Venegas.

Urge localizarlas

El documento finalizó con un único punto de acuerdo donde se exhorta a Alejandra Frausto a generar un informe sobre la ubicación de las obras pictóricas que integraron la Colección de pintura de la Residencia presidencial Los Pinos.

Solo un cuadro

En este sentido la Presidencia de la República informó que solo encontró un cuadro de Venustiano Carranza de David Alfaro Siqueiros.

Precisó que no recibió un listado del catálogo de arte que se encontraba en Los Pinos por parte de la anterior administración federal y así como encontraron las instalaciones fueron reabiertas a la ciudadanía el primero de diciembre.

La Secretaría de la Función Pública (SFP), realiza las pesquisas, para conocer el destino de las obras de arte, el acervo histórico y la colección de la Presidencia de la República, según trascendió.

 

Colchones, almohadas y hasta enseres domésticos y hasta un juego de cubiertos de la época de Porfirio Díaz.

 

En Los Pinos, pues quedó todo vacío como pueden observar los visitantes que desde el 1 de diciembre asisten.

 

 

 

 

 

Pintores enojados

Asimismo los pintores Francisco Toledo, Sergio Hernández e Irma Palacios, se preguntan donde están las 33 obras que el ex Presidente Carlos  Salinas de Gortari encargó en noviembre de 1993 a un grupo de artistas para decorar Los Pinos, cuestionaron su estado a la Secretaría de Cultura a través de una carta. El acuerdo de entrega-recepción indica que la Presidencia de la República tiene 30 días, desde el 1 de diciembre, para verificar lo recibido por la administración pasada, según se precisó.

Comentarios

Te puede interesar