Secciones
Con protestas exigen a AMLO presidente no recortar presupuesto a estancias infantiles
México

Con protestas exigen a AMLO presidente no recortar presupuesto a estancias infantiles

AMLO presidente en medio de otra protesta, padres y maestros piden no recortar presupuesto a estancias infantiles.

por LaVerdad

Con protestas exigen a AMLO presidente no recortar presupuesto a estancias infantiles

Con protestas exigen a AMLO presidente no recortar presupuesto a estancias infantiles

Maestras y padres exigen a AMLO no castigar estancias infantiles; la corrupción está arriba, dicen

El desarrollo de 330 mil niños menores de 3 años está en riesgo, al igual que el empleo de las cuidadoras de las 9 mil 500 estancias infantiles y la brecha de desigualdad de género, luego de que el gobierno recortó casi la mitad el presupuesto anual del programa creado en 2007. El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que para evitar desvíos y accidentes como el de la guardería ABC se dará el apoyo directo a los padres, quienes se muestran preocupados por considerar insuficiente los 1,600 pesos bimestrales ofertados, contaron maestras que se manifestaron frente a Palacio Nacional.

El día uno de su Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró frente a miles de asistentes en el Zócalo de la Ciudad de México que se mantendrían las estancias infantiles. Dos meses después, en ese mismo corazón de la capital del país, cientos de encargadas y padres se manifestaron frente a Palacio Nacional contra el recorte de presupuesto al programa de casi la mitad (2 mil millones de pesos), ya que, acusaron, los mil 600 pesos bimestrales dados a los padres de manera directa no cubrirán sus salarios ni los insumos para dar alimentos y recreación a los menores.

Si existen sospechas de corrupción, pidieron que el Gobierno federal realice una revisión exhaustiva en vez de destruir el programa. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) sólo ha observado el 1.8 por ciento del presupuesto, y detectado fallas en casos específicos de estancias en Jalisco y Estado de México.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó que ese ajuste podría restringir el derecho a la educación y estimulación temprana, a vivir en condiciones de bienestar, y a un sano desarrollo integral. Además, obliga a los padres a caer en gastos imprevistos o dejar a sus hijos al cuidado de personas sin preparación, lo cual constituye un riesgo para su integridad y seguridad, y, al orillar a las mujeres trabajadoras a renunciar a su empleo, representa una medida que ahonda las brechas de desigualdad de género en el país.

El programa, iniciado en 2007 durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, cuenta con 9 mil 500 estancias infantiles. Cuidadoras capacitadas atienden a 330 mil niños de 1 a 3 años 11 meses durante 8 horas con dos comidas y una colación, y son supervisadas por la Secretaría de Bienestar, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Salubridad y Protección Civil. Hay una cuidadora por cada ocho niños y en el caso de los 4 mil niños discapacitados, son una por cada cuatro menores.

Su oferta supera a los 220 mil niños atendidos por guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para los padres con seguridad social, en un país donde la mitad de los trabajadores laboran en la informalidad sin acceso a ese derecho.

“Nuestro trabajo es atender a niños de escasos recursos, de padres y madres que no tienen ninguna prestación. El programa de estancias infantiles ha significado poder tener a estos niños y brindarles alimentación, desarrollo, cuidado, higiene”, dijo Elizabeth Angoa, una cuidadora de una estancia en Nezahualcóyotl, Estado de México, un municipio donde, describió, hay mucha violencia y una alta tasa de madres adolescentes solteras, “y en las estancias evitamos que los niños sufran de esta violencia en sus casas”.

“Existe un gran desconocimiento por parte del nuevo Gobierno de cómo han estado funcionando las estancias. [El Presidente] no nos ha ido a visitar, habla de malos manejos y nos culpa de haber tenido situaciones de corrupción, pero no se pone a pensar que esto viene desde arriba y nosotros estamos demostrando nuestro trabajo porque hay mecanismos en los que somos supervisados”, destacó. “Tenemos cédulas de evaluación de Sedesol y del DIF, y reglas de operación”.

“Muchos de nosotros votamos por él porque estamos cansados de la corrupción, pero yo creo que hay mecanismos que se pueden diseñar. Si él quisiera, puede invertir para mejorar este programa y evitar la corrupción”, añadió.

Para 2019, se aprobaron 2 mil 041 millones de pesos para el programa federal de la Secretaría de Bienestar frente a los 4 mil 070 millones de pesos de 2018, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Secretaría de Hacienda, cuyo titular Carlos Urzúa Macías dijo que esos mil 600 pesos bimestrales “se le puede dar a la abuela que va a cuidar mejor a los niños que las propias estancias infantiles”.

“Está afectando el desarrollo de los niños porque quien cuide a los niños, por ejemplo, la abuelita, no tiene la misma condición para enseñarle las actividades que tenemos en la estancia. A nosotras como maestras también nos afecta porque es nuestra fuente de empleo. Al darle el dinero a los papás muchos van a dejarlos en casa y se va a optar por cerrar las estancias”, lamentó Mónica Montalvo, encargada de Maternal II en la estancia “Estrellitas Tutú” en Chalco, Estado de México.

“Los papás están angustiados porque no saben dónde dejar a sus pequeños porque la mayoría trabaja. El subsidio del Gobierno no solventa todos los gastos”, agregó la Licenciada en Educación Preescolar.

Reina Hernández tiene a su nieta de 3 años en esa estancia de Chalco, que atiende a 55 niños, desde que ella tenía 1 año porque ahí la sentían segura y ha aprendido habilidades que en casa no las hubiera adquirido. “No hay quién la cuide porque mi hija y yo trabajamos. Le diría al Gobierno que siga dando el apoyo a las estancias para que los papás trabajen tranquilos. La idea de darles mil 600 pesos no es suficiente”, dijo la abuela.

Además, reiteró la maestra Mónica, “debió haber pensado en todas las fuentes de empleo que se perderían. Él está a favor del empleo y ahora lo está cortando. Cada persona que trabaja en una estancia tiene personas qué ver. La directora de la estancia está tratando de solventar nuestro sueldo, pero eso no nos asegura que este mes llegue completo y puntual. Estamos trabajando a sabiendas de que probablemente no recibamos pago esta quincena”.

En una estancia de Nezahualcóyotl no les han pagado desde enero, un mes después del recorte de presupuesto. La maestra Elizabeth Angoa también enfatizó el desempleo generado.

“Cada estancia tiene un promedio de siete a 12 asistentes laborando, qué va a hacer el Presidente con todas esas mujeres que se quedan sin empleo. Estamos hablando de violencia contra la mujer porque de un día a otro nos dijeron ‘ya no van a poner funcionar ni recibir apoyos’. No estamos en desacuerdo con que los padres reciban el apoyo, lo que queremos es que haya mecanismos que aseguren que efectivamente el padre de familia va a poder llevar ese recurso para la educación de sus hijos, de lo contrario no tendría sentido regalar el dinero”, afirmó.

 

(Por Dulce Olvera

Sin embargo)

Temas

  • estancia infantil
  • amlo
  • protestas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR