Secciones
Compras de pánico provocan caos en Jalisco; gasolineras siguen cerradas
México

Compras de pánico provocan caos en Guadalajara; gasolineras siguen cerradas

Reabren ducto Salamanca-Guadalajara, pero compras de pánico provocas caos en Guadalajara y un 85% de las gasolineras continúan cerradas.

por LaVerdad

Compras de pánico provocan caos en Jalisco; gasolineras siguen cerradas

Compras de pánico provocan caos en Jalisco; gasolineras siguen cerradas

Las compras de pánico, que ha pedido el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no caiga la gente, es la principal razón para que un 85% de las gasolineras en Guadalajara sigan cerradas.

El coordinador del gabinete económico del gobierno estatal, Alejandro Guzmán Larralde, dio a conocer que desde que se reabrió el ducto Salamanca-Guadalajara el domingo 20 de enero ha habido mucha intermitencia para confirmar que no tenga fugas dicho ducto.

A Guadalajara solo ha llegado un 50% de la gasolina que Petróleos Mexicanos (Pemex) acordó enviar por esa vía.

“La gasolina que llega a las estaciones de servicio (de la metrópoli) se agota por una sobredemanda y prácticamente en cuatro horas tiene que cerrar”. El funcionario informó que, si Pemex mantiene su promesa de abasto, y sobre todo, si mantiene el flujo, la proyección es que en cuatro o cinco días se pueda considerar una normalización del abastecimiento.

Pemex informó que el sábado reabriría el ducto para hacer pruebas y enviar 45 mil barriles de combustible a Jalisco, donde circulan poco más de 3.6 millones de vehículos; eso se sumaría a otros 45 mil barriles que se enviarían por pipas y así se estimaba que el lunes la situación estuviera normalizada.

Sin embargo, tras la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, se aplazó la reapertura hasta el domingo por la mañana y debió interrumpirse en al menos tres ocasiones por que se detectaron tomas clandestinas; este lunes por la mañana Pemex informó que el ducto se mantuvo abierto hasta las 7 de la mañana, logrando enviar 22 mil barriles de los 45 mil pactados, y se cerró por falta de gasolina en Salamanca.

Esta situación provocó molestia en el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien durante una gira de trabajo por Puerto Vallarta señaló que el gobierno federal está lejos de solucionar el problema porque ya no se trataba de un tema de logística, sino de falta de gasolina.

Temas

Comentarios