Secciones
Cobalto 60: Esta es la historia del Chernobyl mexicano
México

Cobalto 60: Esta es la historia del Chernobyl mexicano

Unas 4 mil personas fueron afectadas con el Cobalto-60 en lo que fue considerado el Chernobyl mexicano, según los estudios que se realizaron.

por LaVerdad

Cobalto 60: Esta es la historia del Chernobyl mexicano

Cobalto 60: Esta es la historia del Chernobyl mexicano

En la década de los 80´s ocurrió un accidente nuclear en la zona norte del país, al cual se le ha llamado el ‘Chernobyl mexicano’ por el alcance de contaminación que se generó en México con el Cobalto-60. A continuación, te contamos la historia de este evento que dejó casas y vehículos radioactivos hasta la actualidad.

Así inició el Chernobyl mexicano

Hasta cuatro mil personas se habrían contaminado con el Cobalto-60.
Hasta cuatro mil personas se habrían contaminado con el Cobalto-60.

Una extensa investigación del Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) publicada en 1985 indica que el pasado 25 de noviembre de 1977, el Centro Médico de Especialidades de Ciudad Juárez, Chihuahua, adquirió una unidad de teleterapia fabricada en Estados Unidos, la cual utilizaba una fuente de Cobalto-60.

Aunque su importación requería un permiso, la CNSNS asegura que el organismo pertinente "nunca fue avisado" y por ende "jamás extendió la autorización".

Además, ningún médico contaba con los conocimientos necesarios para utilizar dicha maquinaria, por lo que la unidad de tratamientos quedó almacenada en una bodega.

Tras seis años de su compra, en diciembre de 1983, intendentes de limpieza finalmente decidieron desarmar la maquina y vender sus partes. Inadvertidamente inició el incidente.

En el proceso del desarmado extrajeron “un cilindro en cuyo interior se encontraba el Cobalto-60. La operación la realizó sin ninguna ayuda”, dice la investigación.

Agregan que durante estas labores se liberó la sustancia de aspecto brillante, casi enceguecedor, de tono azul, pero éste fue ignorado.

Las piezas desarmadas, incluida la fuente de Cobalto-60, fueron colocadas en una camioneta tipo pick-up, con la que sin saberlo esparcieron el material radioactivo por Ciudad Juárez hasta llegar al “Yonke Fénix” donde vendieron las piezas como chatarra.

Esparcen Cobalto-60

En Estados Unidos se detectó un camión con varilla contaminada con Cobalto-60.
En Estados Unidos se detectó un camión con varilla contaminada con Cobalto-60.

Las piezas radioactivas se destinaron para la elaboración de varillas para construcción de casas, soportes metálicos de muebles y muchas otras creaciones.

La radioactividad se seguía expandiendo y nadie se estaba dando cuenta hasta que uno de los camiones cargados con material para construcción y manufactura de muebles ingresó a Nuevo México, Estados Unidos en enero de 1984 para exportar el contenido. En aquel lugar finalmente fueron detectados los altos niveles de radiación y se inició un proceso para descubrir el origen de todo.

Después de una intensa investigación se confirmó que el material había salido del “Yonke Fénix” siendo rastreados por todos los recibos de compra emitidos en las fechas cercanas a la detección del material radioactivo en territorio estadounidense.

Posteriormente se notificó al Gobierno de México sobre lo que estaba ocurriendo en el norte del país.

En un informe de 65 páginas, el Gobierno de México detalla sobre las acciones que realizaron luego de que se detectara y confirmara la presencia del radioactivo elemento Cobalto-60. Se anexaron fotos en las que se aprecia como fue la limpieza a la que se invitó a los ciudadanos realizar tras el desastre nuclear.

A pesar de ello, se estima que el Cobalto-60 persista en el ambiente, en casas construidas con las varillas contaminadas, tuberías y muchos otros lugares, pues, aunque los gránulos del elemento sean pequeños representan una fuente de radioactividad decadente hasta por más de 30 años.

Miles de personas afectadas por el Cobalto-60

En diciembre de 1984 se esparció el Cobalto-60 por todo Ciudad Juárez.
En diciembre de 1984 se esparció el Cobalto-60 por todo Ciudad Juárez.

La investigación indica que unas 4 mil personas resultaron “expuestas a la radiación” de las cuales un 80% recibió dosis inferiores a 500 mrem, equivalente a lo que una persona puede recibir si está cerca de un paciente que recibió tratamiento de radiación.

Otro 18% recibió entre 0,5 y 25 rems, mientras que 2%, o unas 80 personas, estuvieron expuestas a más de 25 rems. De todas, cinco personas estuvieron expuestas a dosis de entre 300 y 700 rems en un periodo de dos meses, según la CNSNS.

“Para las cinco personas expuestas a las dosis entre 300 y 700 rem, fue más que suficiente para afectar a gónadas, glándulas tiroides y huesos superficiales por ejemplo en manos y pies, acortamiento de la calidad de vida”, explica el doctor Cruz.

“El efecto de esas dosis puede llevar a daños del material genético hereditario al menos a dos generaciones, causar esterilidad y falta de espermatozoides en la persona expuesta que puede recobrarse pasados al menos cinco años”, añade.

La investigación publicada en 1985 presenta un informe médico, pero es poco lo que se describe sobre problemas de salud detectados en las personas expuestas.

Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado

Temas

Comentarios