Secciones
México

Alcalde de Oaxaca se casa con un caimán

por La Verdad

Redacción Web/ Diario la Verdad

OAXACA.- Los pueblos chontal y huave estuvieron durante muchos años en guerra hasta que los hijos de los reyes de cada pueblo se enamoraron. Según la tradición, los huaves tenían el poder de convertirse en animales, y acordaron que la princesa llegaría a tierras chontales convertida en lagarto. Desde entonces, los alcaldes de Oaxaca recrean la tradición.

"En aquel tiempo trataban de medir su poder. Entonces vivían siempre en pugna, constantes guerras, hasta que llegó el momento en que la hija del rey huave y el hijo del rey chontal se enamoran, y pues eso no fue del agrado de estos dos jefes", narró Juan Espinosa, regidor de Usos y Costumbres de Huamelula.

De acuerdo con la tradición, los huaves tenían el poder de convertirse en diversos animales, y acordaron que la princesa llegaría a tierras chontales desde el mar a través del río Huamelula y convertida en lagarto, como se conoce en la zona al caimán. "El rey chontal aceptó las condiciones y la boda se llevó a cabo donde nace el río, donde está el ojo de agua que se llama Arcoíris.

El bautizo se llevó a cabo el jueves, y este viernes la "niña princesa" o "princesa lagarto" llegó a la ceremonia vestida ya de novia, con un listón apropiadamente blanco atado en torno al morro, para evitar cualquier accidente. La escenificación, que forma parte de las fiestas patronales anuales de Huamelula, se realiza desde que se construyó la Iglesia de San Pedro Apóstol hace alrededor de 500 años, e incorpora ya elementos cristianos pese a los orígenes prehispánicos de la tradición.

"Ahora es solamente representación pero en otros tiempos tuvo que tener algo de realidad. Ahorita es más la convivencia, toda la algarabía, mucha risa. Ese es el chiste (mérito) de la fiesta", dijo Espinosa. "Y conservar nuestras costumbres, demostrar que hay armonía, que hay unidad", puntualizó.

Comentarios

Te puede interesar