Secciones
Violó a una bebe hispana y culpó a su perro por el abuso
Insólito

Violó a una bebe hispana y culpó a su perro por el abuso

El acusado dijo haber encontrado a la bebé afuera de la casa y que probablemente uno de los perros fue quién la violó

por LaVerdad

Violó a una bebe hispana y culpó a su perro por el abuso

Violó a una bebe hispana y culpó a su perro por el abuso

Se realizó la tercera audiencia en el juicio en contra del primero de dos sospechosos vinculados a un horrible caso de abuso sexual contra una bebé de 21 meses de nacida.

Isaac Andrew, fue arrestado cuando tenía 23 años de edad en enero del 2017, enfrenta dos cargos de abuso sexual súper agravado de una menor.

Durante el tercer día en la corte, el joven Andrew presentó ante el jurado su versión de lo que había ocurrido en la mañana del 31 de diciembre del 2016, cuando la bebé fue encontrada con graves heridas en sus genitales.

El sospechoso testificó que invitó a la madre de la menor a su casa para pasar la noche y tener relaciones, pero la mujer le dijo que tendría que llevar a su hija, ya que no había nadie con quien dejarla.

Según la versión de Andrew, él se despertó durante la noche, descubrió que la niña estaba afuera de la casa desnuda y utilizó su camisa para envolverla y entregársela a la madre.

Aseguró que en un principio no vio las heridas de la bebé, sin embargo cuando la madre se percató de ellas, él le aconsejó bañar a la niña.

Al ser cuestionado por la fiscalía si él había apuñalado a la menor en todo su cuerpo, incluyendo sus partes íntimas, Cárdenas aseguró que no. Él mantuvo su testimonio inicial y dijo que los perros de su abuela posiblemente habían atacado a la bebé y uno de ellos probablemente la penetró.

La Fiscalía argumentó que la misma abuela pidió a los investigadores que revisaran a su nieto, pues creía que él había tenido algo que ver con las heridas de la niña.

Las autoridades determinaron que la bebé sufrió “lesiones extremadamente serias y que pusieron en riesgo su vida, consistentes con un brutal abuso sexual y múltiples puñaladas”, según el reporte.

Andrew agregó que no llamó al 9-1-1 de inmediato porque tenía hambre y no quería despertar a su abuela, mientras que la madre dijo que temía que los Servicios de Protección Infantil le quitaran a su hija si se enteraban de lo ocurrido.

La madre está acusada bajo un cargo por lesión corporal de un menor por omisión. Su juicio no ha sido programado. De ser encontrado culpable, Andrew enfrentaría una sentencia de entre 25 años en prisión y cadena perpetua, y una multa de hasta $10,000.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR