Secciones
Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana
Insólito

TERROR: Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Barbora Skrlova es la protagonista de La Huérfana en la vida real, su macabro e insólito caso de terror se remonta a 2007, cuando con ayuda de otras dos mujeres torturaron a dos menores de edad.

por LaVerdad

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

En 2009 se estrenó La Huérfana, una película de terror que arrasó entre los amantes del género y aunque presentaba una trama conocida, su sorpresivo final compensó lo anterior. La cinta contaba la historia de un matrimonio que decide adoptar a una niña de ocho años llamada Esther.

Tras varios macabros episodios, se descubre que Esther no era una menor de edad sino que una mujer de 33 años con trastornos mentales. La cinta tuvo una gran repercusión, pero lo que pocos sabían es que el filme fue inspirado en el insólito y aterrador caso de Barbora Skrlová.

Skrlová nació en República Checa y al igual que Esther sufría se hipopituitarismo, lo que le permitía verse como una niña de 13 años. De sus padres e infancia no se sabe nada, excepto que fue encerrada en un centro psiquiátrico siendo una adolescente, pues mostraba claros rasgos de psicopáticos.

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana
Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Barbora se dio cuenta de la enfermedad que la afectaba siendo muy joven y no dudó en usarla a su favor. Durante casi toda su vida adulta se hizo pasar por una niña, engañó a decenas de personas para que la adoptaran y manipuló a las autoridades para evitar que fuera juzgada por sus engaños.

Como muchos psicópatas, la mujer era brillante y sabía cómo obligar a la gente para que hicieran lo que ella quería y la protegieran. Esto ocurrió con las hermanas Klara y Katherina Mauerová, quienes sin querer expusieron su verdadera identidad y crímenes al ser detenidas.

El macabro caso de Kuřim

Klara y Katherina Mauerová también nacieron en República Checa y en el seno de una familia de clase media. A pesar de los esfuerzos de sus padres, nunca tuvieron una niñez como la de los demás pues ambas sufrían de episodios esquizofrénicos, aunque intentaban llevar una vida lo más normal posible.

Klara conoció a Barbora mientras estudiaba pedagogía en la universidad. Durante días conversaron y se hicieron amigas, la supuesta “niña” le aseguró que había escapado de un centro de menores por los malos tratos y que no tenía dónde ir, por lo que Klara decidió llevarla a su casa en Kuřim, a 200 km al suroeste de Praga.

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana
Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Mauerová acababa de separarse del padre de sus dos hijos de -de 8 y 10 años- y le había pedido a su hermana Katherina irse a vivir con ella. Skrlová encantó tanto a las mujeres que la “adoptaron” extraoficialmente. Pese a su enfermedad, Klara era una buena madre y cuidaba bien de sus hijos.

Pero la llegada de la nueva integrante de la familia hizo que todo cambiara. Barbora comenzó a sentir celos por la atención que recibían los niños y los inculpaba de cualquier desastre que ocurría en la casa, que en su mayoría eran provocados por ella, la supuesta “niña”.

Las cosas empeoraron cuando la mujer incitó a Klara y Katherina a unirse a una secta religiosa a la que ella pertenecía y que denominada “El Movimiento Grial”. Esta era liderada por un ser conocido como “El Doctor”, quien se comunicaba con sus fieles por mensaje de texto y abogaba por el canibalismo, la promiscuidad sexual y el incesto.

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana
Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Barbora Skrlova y su gusto por el canibalismo

Desde pequeñas, las hermanas Mauerová aseguraban que sufrían de alucinaciones y que estaban a la espera de una misión divina, lo que facilitó el trabajo de Barbora para hacerlas participes de la secta. Haciendo caso a una de las ideas de la mujer, Klara mandó a construir una jaula de hierro.

Misma que escondió en el sótano de la casa para encerrar allí a sus hijos, completamente desnudos. Según relató uno de los menores de edad en el juicio, su madre, su tía y Barbora los golpeaban, apagaban cigarros en ellos y los mantenían viviendo como animales y entre sus propios desechos.

Cuando los niños estaban a punto de morir de inanición, Skrlová -quien estaba obsesionada con la historia de Hansel y Gretel- convenció a las hermanas de engordarlos para luego obligarlos a sacarse pedazos de carne, los que debían ser devorados por los infantes y por ellas.

Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana
Barbora Skrlova, la macabra mujer que inspiró La Huérfana

Barbora compró un equipo de vigilancia usado para bebés recién nacidos y lo instaló en el sótano. El problema es que sus vecinos compraron la misma tecnología y cuando intentaron usarla captó por error la señal de la casa de las Mauerová. Impactados ante semejante escena de terror dieron de inmediato aviso a las autoridades.

Al entrar al sótano quedaron congelados con la escena: Dos niños desnudos en una jaula acostados entre su propio excremento y una niña llorando desconsolada pidiendo ayuda. Por supuesto, aquella niña era Barbora, quien dijo a la policía que su nombre era Anika y que había sido adoptada por Klara.

Los oficiales arrestaron a las mujeres y se llevaron a los niños a un hospital, donde uno de ellos falleció producto de las lesiones y maltratos. En tanto, “Anika” se las arregló para escapar de la vigilancia policial y desapareció por completo (luego sería capturada por otro caso similar). Durante el insólito juicio, las mujeres reconocieron sus crímenes.

Te puede interesar: TERROR: La Hija de Satán, la macabra historia de Jolie Hargars

Sin embargo, aseguraron que fueron manipuladas por Barbora. Klara fue condenada por sus crímenes a 12 años de prisión, Katherina a 10 años y Barbora a cinco años por ser autora intelectual de los hechos. Sklorvá apeló en 2011 y quedó en libertad, hoy se desconoce su paradero.

Temas

Comentarios