Secciones
Padre e hija pasan la peor pesadilla en la Laguna del Náinari
Insólito

Padre e hija pasan la peor pesadilla en la Laguna del Náinari

No se imaginaban lo que una lluvia causaría, fueron separados y aun no saben si se volverán a ver... 

por LaVerdad

Padre e hija pasan la peor pesadilla en la Laguna del Náinari

Padre e hija pasan la peor pesadilla en la Laguna del Náinari

Hace unas cuantas semanas un joven padre soltero de este puerto decidió llevar de paseo a su hija; viajó con ella hasta Ciudad Obregón, a fin de recorrer a pie el andador que circunda la hermosa Laguna del Náinari, consumir algo de los tantos puestos del lugar y darle de comer a los patos que habitan en el paraje, sin imaginar que la vida de ambos sufriría un brusco revés.

Los nombres de esta historia real se mantienen bajo reserva por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), cuya intervención ha sido determinante para dar legalidad al asunto.

La historia nace con una pareja de guaymenses que tuvo una niña hace cuatro años y que la relación entre ambos los llevó a la separación; ella se fue de Guaymas y la niña quedó a cargo de los abuelos paternos, pero nadie reparó en que había que llevar a la pequeña al Registro Civil con el aviso de su nacimiento.

Así la niña llegó a los cuatro años de edad y semanas atrás su padre acudió a la casa de sus progenitores por su hija para ambos viajar de paseo a Ciudad Obregón y pasar un día agradable en la Laguna del Náinari, pero el clima se puso en su contra y empezó a llover.

Buscando precisamente proteger a su hija de las condiciones climáticas, acude al albergue que el IMSS tiene en esa ciudad y ahí se guarecen, pero el guardia del lugar lo cuestiona sobre su parentesco con la menor y al no poder comprobarlo de momento, se solicita la intervención de la Policía Municipal y del Sistema DIF-Cajeme.

Ahí se inició la odisea, pues el padre de la niña tuvo que regresarse a Guaymas sin su hija, para luego regresar con el aviso de nacimiento, lo que no bastó para el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de aquel municipio, así como tampoco la presencia de los abuelos paternos y testigos de la relación familiar.

Los trámites siguieron para poder recuperar a la niña, pero de pronto se topan con que la menor estaba a punto de ser entregada en adopción a una pareja cajemense, con quien inclusive ya tenían relación de convivencia.

En una acción desesperada, los abuelos de la pequeña acuden ante el visitador regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Héctor Hernández, quien al enterarse de la situación, de inmediato solicita la intervención del Sistema DIF Sonora y notifica a sus superiores, para que de esta manera se suspenda el trámite de adopción de la niña y sea trasladada a una casa-hogar en Guaymas, donde permanece hasta ahora.

El caso ya se encuentra en manos de un juez de lo familiar para el reconocimiento de la paternidad mediante pruebas genéticas (ADN).

 

 

Todo esto pudo evitarse de haberse llevado a la niña a la Oficialía del Registro Civil y asentado oficialmente su registro de nacimiento en tiempo y forma.

Pero lo que sí se torna apresurado es el actuar del Sistema DIF Cajeme para entregar a la niña en adopción a una pareja de solicitantes en lista de espera y permitir la relación de convivencia, como sucedió en Ciudad Obregón e inclusive en Guaymas.

Temas

  • insolito
  • documentos
  • guaymas
  • acta

Comentarios

Te puede interesar